Cómo impermeabilizar estanques

A pesar de que la aquacultura podría tener gran potencial en América Latina, son pocos los agricultores que se dedican a esta actividad. Una de las razones por la cual esto sucede, es que a menudo los suelos son demasiado porosos y no retienen el agua. Se pueden hacer revestimientos artificiales, usando polietileno o láminas de goma o cemento, pero estos métodos son caros.

Revestimiento con estiércol

Existe una manera de sellar estanques que no cuesta nada. No es un método nuevo. Fue usado originalmente en Rusia pero ha sido redescubierto y adaptado.

  • Excavar el estanque y comprimir bien el suelo.
  • Quitar las piedras y las rocas del estanque.
  • Cubrir el fondo y los costados con una capa gruesa de estiércol fresco (2–3cm); el estiércol de cerdos es el mejor.
  • Cubrir el estiércol con una capa de pasto recién cortado u hojas finamente picadas (bananas, por ejemplo).
  • Agregar una capa de tierra y comprimir bien por todas partes. Esto se puede hacer con los pies. La tierra no deja que entre aire y permite que se lleve a cabo un proceso biológico conocido como gleying.
  • Dejar que se seque durante unas 2–3 semanas, cuidando de no tocar las capas. Esto no se debe construir durante la temporada lluviosa.

Después de 2–3 semanas, llenar el estanque con agua. Se han realizado pruebas con gran éxito usando este método en Costa Rica y en suelos arenosos en ECHO, Florida, Estados Unidos.

Se debe tener cuidado de no agitar demasiado el fondo del estanque sacando el lodo con una pala, caminando en el fondo o revolviendo con una vara. Probar este método primero en un estanque pequeño.

Revestimiento de arcilla

Otro método tradicional para impermeabilizar un estanque es el que se usaba hace centenares de años en Inglaterra. Se construían estanques para recoger la condensación atmosférica en las colinas de creta, las cuales no suelen retener nada de agua.

  • Preparar el lugar del estanque como ya hemos mencionado.
  • Agregar una capa gruesa de cal (2–4 cm) para prevenir que las lombrices puedan causar algún daño.
  • Se extrae arcilla densa de otra parte y se apisona bien con los pies, comenzando desde el centro hacia afuera. La capa de arcilla debe ser de por lo menos unos 5–6cm de espesor y es necesario mantenerla mojada todo el tiempo.
  • A medida que se va añadiendo más arcilla, hay que ir llenando el centro del estanque con agua. Si se deja secar la arcilla, se resquebrajará y perderá agua.

Centenares de años más tarde, muchos de estos estanques de condensación aún se usan para el ganado.

La información sobre el revestimiento con estiércol la proporcionaron ECHO de los Estados Unidos y William McLarney y J Robert Hunter. La información sobre los estanques de condensación la proporcionó Mike Withers, Bishop Burton College, Beverley, North Humberside, Inglaterra.