Actitudes que cambian- Como llegar a los padres y la comunidad

Investigadores (niños) de Bhima Sangha visitaron a los padres de los miembros y les preguntaron qué pensaban sobre la participación de sus niños…

Cambio para un chico

Ullur Manju había recibido capacitación de Bhima Sangha y había viajado al congreso de Oslo sobre Trabajo de Niños en octubre de 1997. Su padre habló sobre los cambios que había visto en Manju. De niño, su familia le había exigido que se dejara el pelo largo como una ofrenda a un dios. Por esto se mofaron mucho de él en la escuela. No tenía interés de estudiar en la escuela porque ‘nos enseñaban a varillazos’. Encontró trabajo primero como obrero agrícola y luego en los ferrocarriles.

Después se adhirió a Bhima Sangha y su confianza aumentó. A través de ellos recibió capacitación profesional en talabartería y actualmente trabaja por su cuenta con la esperanza de capacitar a otros y crear trabajo. Cuando era pequeño nunca profería palabra y se escondía toda vez que se le hiciera una pregunta. Ahora ha pronunciado discursos y presentaciones a ONGs y a grupos de niños en la India así como en Oslo. Su padre dijo: ‘Manju es un chico mucho más seguro de sí mismo. Ahora tiene oportunidades. Ha visto cosas que yo no podría imaginar ver jamás en mi vida. Mi apoyo para él es incondicional. Es algo muy bueno.’

Cambio para una chica

Vanaja también fue al congreso de Oslo y es ahora una constructora especializada. Su madre tiene una lesión que le impide trabajar. Su padre está por lo general ausente y pasa la mayor parte de su tiempo bebiendo y jugando. En su ausencia, el hermano mayor de Vanaja toma las decisiones por la familia.

La madre de Vanaja comentó, ‘Los niños pueden decidir lo que quieren hacer. Es su decisión. Yo apoyo el trabajo de Vanaja. Estaba sorprendida al principio, pero ahora puedo ver que esto la hace feliz.’ Era difícil para ella imaginar que estas oportunidades estarían al alcance de su hija. ’Todavía no se convencen los parientes, pero su hermano está de acuerdo en que ella continúe.’

Se preguntó a los miembros si su respeto para sus padres había disminuido a medida que crecían en confianza y experiencia. De hecho sentían que en lugar de disminuir, su respeto había aumentado. Cuanto más los niños entienden las razones sociales y políticas de la pobreza de sus familias, más respetan a sus padres por su dignidad y habilidad para arreglárselas. Los niños en el centro de capacitación reciben la misma comida que en casa y no están avergonzados de sus padres cuando llegan al centro vestidos con la ropa tradicional de las castas más bajas. Estos son símbolos de su cultura y tradiciones, de las que están orgullosos.

Cómo cambiar los roles tradicionales

Generalmente, no se permiten a las chicas salir de sus casas – su papel es recoger combustible y agua y ayudar en los quehaceres domésticos. Se supone que chicas y chicos deben realizar tareas diferentes. Las intenciones de los padres son buenas pero están influenciados por la sociedad a su alrededor y encuentran difícil efectuar cambios.

Bhima Sangha cree que debe haber igualdad entre chicos y chicas en todos los aspectos, incluyendo el lugar de trabajo. Pero los niños no pueden concientizar solos. Los padres y miembros de la comunidad necesitan convencerse de la necesidad de tales cambios. Los movimientos de niños que trabajan, de mujeres y juveniles deben todos la tomar la responsabilidad de concientizar al público.

Actitudes de la comunidad

Un miembro de Bhima Sangha comenta, ‘Inicialmente, en nuestro pueblo, la comunidad no tenía fe en Bhima Sangha. Pero Bhima Sangha y Makkala Panchayat efectuaron una campaña para que se construyera un puente peatonal que ha sido de gran valor para las personas que necesitan cruzar el río y para que los niños asistan a la capacitación. También hemos solicitado un cartero basado en nuestro pueblo. Ahora la gente de la comunidad está convencida de las buenas intenciones de Makkala Panchayat y Bhima Sangha. ¡Ahora nos creen!’

Las actitudes de los niños

Manju comenta, ‘He aprendido a ser autosuficiente. Ahora estoy consciente de que nosotros los niños tenemos nuestros derechos. Me pongo furioso si veo a alguien golpeando a los niños. También estoy profundamente preocupado por nuestro ambiente.’

‘Sé que a través de nuestro propio Sangha podemos luchar juntos si hay problemas para los niños. He aprendido cómo participar activamente en los procesos y cómo animar a otros a hacer lo mismo. Si hubieran más colectivos y sindicatos sería posible poner mucha presión sobre el gobierno para llevar a cabo cambios y mejoramientos.’

Seis representantes de Bhima Sangha contribuyeron a este ejercicio y compartieron sus comentarios. Ellos son Saraswathi, Nagaraja, Vanaja, Manju, Chandrawathi y Gangadhara. Todos son (o han sido) líderes en Bhima Sangha y trabajaron juntos para producir su historia visual junto con otros miembros de Bhima Sangha. Su dirección es a/c de CWC (página 7).