Cultivo en corredores

Compilado por Isabel Carter

Foto: ICRAF ©
Foto: ICRAF ©

El cultivo en corredores es una técnica muy útil para mejorar los suelos pobres y ofrecer forraje para el ganado y proteger el suelo de las lluvias fuertes.

El cultivo en corredores es una manera simple de combinar la siembra de árboles con los cultivos. Se siembran filas de árboles apropiados a aproximadamente 5 metros de distancia, por lo general por medio de siembra directa en el suelo al inicio de la estación de lluvia. Entre las filas de árboles, se siembran cosechas o vegetales como siempre. En terrenos en declive, las filas deben sembrarse a lo largo del contorno, de un extremo al otro de la pendiente. El cultivo en corredores también puede ofrecer alguna protección durante las lluvias irregulares pues las filas de árboles ayudan a atrapar el agua de lluvia en el suelo.

Las semillas de los árboles se siembran cerca una de otra en las filas de manera que los árboles jóvenes formen un seto. Si es posible, intente mezclar varias especies diferentes para formar un seto. Una vez que los árboles llegan a la altura de los hombros (1–2 metros de altura) se talan de nuevo a 20–30 cm de altura. Pueden dejarse las hojas sobre el suelo como un abrigo vegetal que se podrirá y añadirá nutrientes a la tierra. Como alternativa, pueden recolectarse y utilizarse para proveer forraje animal. Los tocones restantes vuelven a crecer rápidamente y la tala puede repetirse durante varios años.

El cultivo en corredores añade elementos nutritivos de las plantas, mejora la estructura de la tierra y la protege de fuertes lluvias. Es de bajo costo y fácil de hacer, a pesar de que podar árboles exige mucho trabajo. Si no son talados con regularidad crecerán altos, desarrollarán troncos gruesos y competirán con los cultivos.

El cultivo en corredores no debe ser utilizado en zonas muy secas. Será más difícil establecer los árboles. Una vez que se han establecido, las filas de árboles utilizarán la poca agua que haya disponible en la tierra y dificultarán más el crecimiento de los cultivos.

El cultivo en corredores requiere un buen suministro de semillas del tipo correcto de árboles. Es importante que solamente se siembren árboles leguminosos, pues sus raíces añaden elementos nutrientes a la tierra. En muchas zonas ya hay árboles leguminosos en crecimiento y a menudo producen un suministro abundante de semillas. Los árboles leguminosos pro ducen semillas en vainas y, por lo general, tienen hojas pequeñas y divididas. También tienen la tendencia de tener raíces profundas que no compiten mucho por agua con los cultivos. Si es posible, consiga consejo local sobre las mejores especies para sembrar.


Especies de árboles recomendadas 

NOMBRE EN LATIN ALGUNOS NOMBRES COMUNES
Acacia albida acacia, kad, haraz, acacia espinosa
Calliandra calothyrsus calliandra, cabello de ángel, barba de gato, barbillo, barbe jolote, clavellino
Cassia siamea cassia, sélé, amarillo, kassod
Gliricidia sepium gliricid, cacahuananche, madre de cacao, madriado
Leuceana leucocephala leuceana, guage lamtoro, ipil ipil, subabul
Moringa oleifera moringa, arzantiga, mbum
Sesbania grandiflora sesbania, agati, bagphal, pan hatiya, tuwi, sesban, murunga, zapatón blanco