Reforestación comunitaria

Las plántulas son regadas y protegidas en un vivero en el sur de Kivu, República Democrática del Congo. Sadiki Byombuka/Tearfund
Las plántulas son regadas y protegidas en un vivero en el sur de Kivu, República Democrática del Congo. Sadiki Byombuka/Tearfund

por Hamisi Mushamuka.

Los árboles representan la vida. Tienen muchos usos prácticos y forman parte de nuestras vidas, ya sea que vivamos en una zona con muchos árboles o con sólo unos cuantos. Los árboles juegan un papel importante en nuestro medio ambiente, salud, economía, cultura y sociedad.

  • Los árboles proporcionan leña y carbón, que a menudo son fuentes principales de energía.
  • Forman parte del ciclo hidrológico local. Si se eliminan los árboles, se pierde el agua.
  • Proporcionan materiales para la construcción, muebles, papel, instrumentos musicales y para la producción de obras de arte.
  • Las hojas y la corteza de algunos árboles pueden utilizarse como alimento y medicina para personas y animales.
  • Los árboles fertilizan el suelo y lo protegen de la erosión, los desprendimientos de tierra y corrimientos rocosos.
  • Brindan sombra y purifican el aire.
  • En algunas culturas son valorados por su importancia en las tradiciones.
  • Absorben el dióxido de carbono que contribuye con el cambio climático.
  • Constituyen una parte importante del entorno urbano. Ejercen un efecto sobre los patrones meteorológicos y el clima.
  • Protegen y fomentan la biodiversidad, lo cual es esencial para el sustento de la vida humana y animal como parte de los ecosistemas locales.

Desmonte

En varias partes del mundo se está llevando a cabo un desmonte masivo y devastador. A menudo, esto es la responsabilidad de grandes empresas multinacionales, pero pueden haber varias razones para llevar a cabo el desmonte.

  • Las empresas de explotación forestal y otras industrias, como la minera y la de agricultura comercial, adquieren tierras forestales y las despejan para lucrarse.
  • Las poblaciones en crecimiento aumentan la demanda de madera.
  • Los grandes desplazamientos de poblaciones, a consecuencia de guerras o desastres naturales colocan gran demanda sobre los árboles y los bosques en zonas específicas.
  • No hay disponibles, o no son asequibles, otras formas de energía como la solar, eólica y eléctrica.
  • Cuando hay pobreza existe la necesidad inmediata de ganar dinero vendiendo madera. 

 

Podría darse respuesta a casi todas estas causas aplicando mejor las políticas que protejen y salvaguardan el medio ambiente.

Algunos de los resultados de un desmonte incontrolado son: la escasez de madera para leña, la erosión del suelo, deslizamientos de tierra y corrimientos rocosos, lo cual reduce significativamente la producción agrícola, principal actividad económica de millones de personas; y la deforestación, que tiene consecuencias negativas para el cambio climático y la cual, a largo plazo, conduce a la desertificación.

Con el fin de abordar estos problemas a un nivel local, es vital ayudar a las comunidades por medio de la acción y concienciación. La responsabilidad de esto recae sobre todos nosotros – personas de buena voluntad, ONG, iglesias y gobiernos. 

A continuación algunas ideas y recomendaciones para tomar acción, basadas en nuestra experiencia.


Cómo iniciar y dirigir un proyecto de reforestación comunitaria


PLANIFICACIÓN

  • Primeramente se identifica el problema y las necesidades y se proponen maneras para responder.

 

La comunidad y otras personas y grupos beneficiarios del proyecto deberán tomar parte en cada etapa. De ello dependerá el sentido de apropiación y la participación activa de los mismos. Puede utilizarse la herramienta de Tearfund, La evaluación ambiental, para ayudar a las personas a comprender el medio ambiente local y a garantizar que el proyecto conduzca a beneficios y no perjudique el medio ambiente local. 

CÓMO EMPEZAR EL PROYECTO – CAPACITACIÓN

  • Se organiza una sesión de capacitación para los líderes del proyecto.

 

Esta deberá tener una duración de dos o tres días. Los líderes del proyecto deberán aprender las técnicas involucradas en la producción de árboles. Estas incluyen la germinación, el cuidado de las plántulas, cómo crear y administrar un vivero, cuestiones respecto a la cantidad y la calidad, cómo sembrar y cuidar de los árboles en diferentes ubicaciones y cómo mantener registros escritos. La capacitación deberá tener en cuenta las necesidades de la comunidad y las realidades de su medio ambiente. También puede ofrecerse una visión general de la gestión de proyectos.

DECIDIR CUÁLES ÁRBOLES SEMBRAR

  • Cuando se hayan realizado la planificación y la capacitación, es responsabilidad de la comunidad escoger sabiamente las especies de árboles a sembrarse.

 

Tome en cuenta los tipos de árboles que se siembran regularmente y aquellos que las personas locales opinan que serán más beneficiosos para su medio ambiente. No obstante, el líder del proyecto podría proponer que se introduzcan otras especies de árboles agrosilvícolas o frutales con el fin de satisfacer las necesidades identificadas al inicio del proyecto y fomentar la diversidad de especies. Por ejemplo, algunos árboles protegen a otros árboles o brindan las condiciones para que estos prosperen. El líder del proyecto también debe explicar por qué algunos árboles son inapropiados. Los árboles sembrados en el lugar equivocado pueden dañar otros árboles. Un conífero sembrado cerca de un árbol frutal lo mata porque vuelve el suelo ácido.

EDUCACIÓN COMUNITARIA 

  • Una buena forma de empezar a educar en la comunidad es preparar un volante o folleto.

 

En este deben mencionarse los beneficios de los árboles y la agrosilvicultura, los daños socioeconómicos y ambientales que provoca el desmonte, y el papel y deber de los ciudadanos de proteger el medio ambiente. Dependiendo de la comunidad, quizás desee agregar lo que dice la Biblia sobre la protección del medio ambiente. Se presenta la información en forma de imágenes tanto como sea posible y las explicaciones se mantienen breves. Antes de imprimirlo, evalúe el folleto y verifique que sea comprensible. Al hacer disponible dicha información todos se motivarán a continuar con el proyecto.

Cómo popularizar las cocinas de bajo consumo de leña Las cocinas de bajo consumo de leña contribuyen a la reducción en el consumo de madera para leña, de modo que son útiles para las personas que viven en pueblos y ciudades, así como para las personas de las zonas rurales. Cuénteles a las personas sobre su importancia y sus beneficios, y los modos de fabricarlas usando materiales locales fácilmente asequibles. Se les pueden mostrar a las personas modelos de cocinas mejoradas, con adaptaciones, si es posible. También es buena idea realizar varias sesiones experimentales para comparar los resultados de las cocinas tradicionales con los de las cocinas mejoradas. Pueden encontrarse ejemplos de cocinas de bajo consumo en Paso a Paso 82 y Paso a Paso 21.

Mejorando el proyecto  Desde el inicio del proyecto, debe disponerse de un buen sistema de seguimiento y evaluación para asegurar que las mejoras puedan ser realizadas y que el proyecto sea exitoso.

Hamisi Mushamuka es el Coordinador de Desarrollo de la Provincia de la Iglesia Anglicana del Congo (Province de l’Église Anglicane du Congo), con sede en Bukavu, provincia del sur de Kivu, República Democrática del Congo.