“Piense como un pollo”

Los pollos que lucen mejor no siempre ponen los mejores huevos ni proporcionan la mejor carne. Foto: Will Boase/Tearfund
Los pollos que lucen mejor no siempre ponen los mejores huevos ni proporcionan la mejor carne. Foto: Will Boase/Tearfund

Consejos de un experto en avicultura 

Keiron Forbes se ha ganado el sobrenombre de “Gallinólogo” debido a sus viajes alrededor del mundo en los que ayuda a las personas a iniciar proyectos avícolas, solucionando problemas con sus aves y ofreciéndoles consejos sobre cómo comprender el comportamiento de los pollos. Él cree que la clave para una mejor crianza de aves es comprender cómo Dios creó a los pollos y trabajar con sus instintos y comportamientos naturales para sacar lo mejor de ellos. 

Cruce 

Cruzar a las aves es muy complicado y es mejor dejárselo a los especialistas. Cuando se cruzan pollos, se deben tener en cuenta las características de una familia completa de aves, en el transcurso de su ciclo de vida completo, no sólo escoger sobre la base de un ave individual. Por ejemplo, si un ave tiene buena vista y usted escoge cruzarla con sus gallinas, los pollos producidos igual podrían tener mala visión. Los expertos en cruce examinan familias completas de pollos y podrían saber que la hermana de esta ave en realidad tiene mala visión. Nuestro pollo estrella podría ser portador de características malas aunque él mismo no las exhiba.  

Podría escoger una gallina que sea muy productiva poniendo huevos y asumir que será una buena candidata para un programa de cruce. Más tarde en su vida, esa gallina podría poner huevos con cáscaras defectuosas, pero es posible que usted no haya esperado lo suficiente para descubrirlo. 

Buscar el gallo joven con el mejor plumaje no es siempre el mejor plan. Ese gallito podría pasar mucho tiempo asegurándose de que sus plumas estén suaves, pero poco tiempo apareándose con las gallinas. Es mejor buscar, en cambio, un buen comportamiento de apareamiento y quizás ese gallo joven no tenga las mejores plumas. 

“Pensé que había dejado unos huevos aquí… Bueno, tendré que poner otro.” Ilustración: Amy Levene
“Pensé que había dejado unos huevos aquí… Bueno, tendré que poner otro.” Ilustración: Amy Levene

Sacar los huevos 

De las razas tradicionales que deambulan y no viven en gallineros puede esperar aproximadamente 150 huevos durante la vida de una gallina. Para las gallinas que están albergadas, esa cantidad aumenta a 250-300 huevos. Esto se debe a que al recolectar los huevos se engaña a la gallina a pensar que no ha puesto un huevo, por lo que pone otro. A esta técnica se la denomina “sacar los huevos”. Si no retira los huevos, la gallina simplemente empezará a sentarse sobre ellos esperando que salgan del cascarón los pollitos. Esto hará que disminuya su producción de huevos. 

NOTA DE LA EDITORA: Para obtener más detalles sobre cómo construir un gallinero y proporcionar nidales a sus pollos, consulte las páginas 8-9. 

Pollitos que se convierten en “gallinas ponedoras” 

Las gallinas que no son nativas de los trópicos de manera natural empiezan a poner huevos en la primavera, porque saben que en esa época habrá alimento para sus pollitos. Pero a las personas les gusta comer huevos todo el año. Para hacer que las gallinas pongan huevos en otras épocas del año, los criadores profesionales embaucan a los pollitos. Los criadores hacen que parezca que es invierno bloqueando la luz o utilizando luz adicional (dependiendo de la estación del año) y dándoles a los pollitos diez horas de luz al día. Luego, pasadas 16 semanas, agregan tres horas adicionales de luz y las gallinas piensan que es primavera. Veintiún días después empiezan a poner huevos. 

Pollos como regalo 

Si llega alguien de visita, con frecuencia trae un pollo de regalo. Pero este acto de bondad esconde muchos riesgos. Con frecuencia, las personas no regalan su mejor pollo saludable; en cambio, escogen uno que esté viejo o enfermo. Viajar con pollos enfermos pone en riesgo de enfermarse a la persona que regala y a la que recibe el regalo también. Si recibe un pollo como regalo y está confiado de que viene de una bandada saludable, entonces lo mejor que puede hacer es comérselo de inmediato y compartirlo con sus invitados. Si planea quedarse con el pollo, no lo mantenga con sus otras aves o animales. En cambio, colóquelo solo en un gallinero por tres semanas para ver si está saludable. Luego puede dejarlo entrar en contacto con otras aves. 

Keiron Forbes es un nutricionista avícola basado en Irlanda del Norte con 35 años de experiencia en avicultura a nivel mundial.