Proyectos eficaces de saneamiento

por Isobel Blackett.

¿En qué consiste un programa de saneamiento a bajo costo para decir que se ha obtenido éxito?

  • ¿Es suficiente la prueba de contar con bastantes letrinas en la zona?
  • ¿Importa que no siempre se usen las letrinas?
  • ¿Usa la gente todas las letrinas?
  • ¿Se mantienen limpias?

Veamos que es lo que hace que un programa tenga éxito y cómo se planifica un proyecto eficaz.

¿Le parece todo esto muy complicado?

En realidad, no lo es. Tome el tiempo necesario para planear y tratar todos los puntos antes de empezar el programa. De esta forma logrará que el proyecto de saneamiento e higiene tenga éxito.

Seis puntos para que un programa de saneamiento sea eficaz

1 Que la gente de la zona realmente desee una letrina mejorada y que se encuentre dispuesta a pagar por ella o a construirla ellas mismas.

2 Que las letrinas se utilicen correctamente por todos y que se mantengan limpias y bien mantenidas.

3 Que el programa esté subvencionado y que dé asistencia técnica a largo plazo.

4 Que el trabajo de saneamiento esté integrado con los trabajos de mejora de suministro de agua y con otras formas de saneamiento.

5 Que se fomente la enseñanza de las reglas básicas de higiene sobre todo en el lavado de la manos y el deshecho de las heces de los niños; esto no se deberá tratar como parte opcional del programa, sino como parte activa del mismo.

6 Que se vea que la actitud hacia el saneamiento y la higiene cambie y mejore en el pueblo.

Once pautas para planear y mejorar un programa de saneamiento

1 Diseñe un buen programa sanitario con proyectos y mejoras a largo plazo. Este no se realizará en seguida (puede tomar años el conseguirlo).

2 Busque el modelo apropiado de letrina para su comunidad. Técnicamente el modelo deberá proveer un saneamiento adecuado, deberá estar al alcance económico de la mayoría de la gente y deberá ser aceptado social y culturalmente.

3 Discuta todo lo que se está planeando y haciendo con la gente que se va a beneficiar del proyecto - sobre todo con las mujeres y los representantes o líderes de la comunidad. Trabaje con la gente. No trate de hacer el trabajo por ellas.

4 No ofrezca darle o subvencionar letrinas a la gente. El deseo de lograr resultados rápidos trae consigo problemas a veces serios. Un plan de crédito o un préstamo podrá ayudar a la gente a construir una letrina haciéndola responsable por ella.

5 Promocione las letrinas para despertar en la gente el deseo de tener una - no amenace a la gente con ‘o tiene una letrina o...’.

6 Válgase de todos los medios posibles para promocionar la mejora del saneamiento. Convenza a los líderes de la comunidad, oficiales locales, profesores, trabajadores de salud; anímelos a que ayuden en la promoción de esta tarea.

7 Anime a la gente a construir sus letrinas ellos mismos o privatice la construcción de letrinas capacitando albañiles locales.

8 Asegúrese que cualquier construcción de letrinas esté respaldada con la enseñanza de las reglas de higiene y de salud y con instrucciones sobre cómo usarla y cómo mantenerla limpia.

9 Coordine este trabajo con la gente que está involucrada en las mejoras de suministro de agua o en otra forma de mejoras de saneamiento.

10 Mantenga el costo del proyecto lo más bajo posible así como el número de personas empleadas. Esto ayudará a que el programa funcione por un mayor espacio de tiempo.

11 Anime y ayude a mejorar el saneamiento en colegios, escuelas, iglesias, clínicas y otras instituciones. Los resultados prácticos siempre estimulan a la gente.