Estudio bíblico: Nuestra mayordomía del medio ambiente

por Suleiman Jakonda de RURCON, Nigeria.

Lea Génesis 1:26-31. Dios creó todas las cosas y hubo armonía perfecta entre todo lo creado por Dios. Pero como se lee en Génesis 3:14-19, la caída trajo consigo el pecado y la separación de Dios tanto del hombre como de la creación - rompiendo la perfecta armonía que había existido.

Sin embargo, Dios tan misericordioso y bueno comenzó un proceso de restauración. En las escrituras, el tema que sobre sale es el de Dios trabajando a través de su pueblo - sacerdotes, profetas y reyes - para que la creación regrese a su estado original. Aún hoy llama a su pueblo para que sean los mayordomos de su creación.

En el Antiguo Testamento, Dios dio leyes que nos permitían vivir en armonía el uno con el otro y con el medio ambiente.

Lea Levítico 25:2-7 y Éxodo 23:10. Discuta el significado de esta ley. ¿Cómo podría ésta proteger el medio ambiente?

Lea Levítico 19:9-10. ¿Cuáles podrían ser los resultados de esta ley? ¿Se practica en su comunidad? ¿Qué efecto tendría sobre la ganancia que los agricultores obtienen de sus tierras?

Lea Deuteronomio 8:7-9. ¿Cuál fue la intención de Dios hacia Israel y hacia nosotros?

Cuando desobedecemos a Dios, muchas cosas (incluyendo el medio ambiente) se dañan. Esto lo resume Pablo en Romanos 8:20-23. ¿Según usted, cuál es el problema principal en relación al medio ambiente - tanto en el mundo como en su área? Tal vez quiera incluir la deforestación, contaminación, la capa de ozono, cultivos comerciales, alto crecimiento de la población, erosión del suelo, etc.

Nuestra respuesta

La Biblia no habla sobre los factores actuales que han puesto al medio ambiente bajo presión. Sin embargo, la Biblia establece los principios para guiarnos en todo lo que hagamos. Estos principios están basados en el amor de Dios. No podemos ignorar esto - ‘Desde la creación del mundo, el eterno poder de Dios y la naturaleza divina, aunque invisibles, han sido entendidos y vistos a través de las cosas que él ha hecho’ (Romanos 1:20 NRS). Jesús es la demostración fundamental del amor de Dios hacia nosotros. Como cristianos, somos los mayordomos de Dios. Como la sal y la luz del mundo, debemos tratar de salvar el medio ambiente. Jesús tenía muchas cosas para decirles a sus discípulos pero no las dijo porque ‘el Espíritu de la Verdad guiará...’ dentro de toda la verdad. Este espíritu nos está guiando hoy en día para que hagamos algo sobre el daño de nuestro medio ambiente.