Buscando agua (dowsing)

La rabdomancia o el arte de localizar agua subterranea (también conocido como la búsqueda de agua con la varilla de zahorí) puede significar distintas cosas para diferentes personas. Para la comunidad científica es una tontería supersticiosa; para muchos agricultores en Inglaterra y otras partes del mundo es un método muy útil para buscar agua para el ganado; para otros es algo misterioso. Por último, algunos cristianos creen que es algo peligroso y vinculado con poderes satánicos.Sin embargo, debido a su uso extenso en varias partes del mundo, vale la pena investigar este fenómeno.

En la zona de Escocia de donde yo soy, la rabdomancia es parte de nuestra cultura. Conozco a dos personas profesionales que se traen para buscar agua cada vez que se necesita un nuevo pozo. Se pueden usar varios métodos para buscar agua: un palo de avellana en forma de Y, dos varillas de cobre dobladas, dos perchas de metal o una botella de agua llena por la mitad. Se pueden buscar: viejos pozos de minas, cables eléctricos y tubería de gas. Si se acepta que se produce un efecto que vale la pena estudiar, la rabdomancia puede llegar a ser una herramienta muy útil en la búsqueda de agua. Muchos geólogos que no están para nada interesados en temas espirituales quedan satisfechos con la idea de que la rabdomancia es un efecto creado por rocas subterráneas, las cuales proveen al estudiante con detalles del agua local subterránea. Quizás debido a que los geólogos pasan bastante tiempo en zonas rurales solitarias, están más dispuestos a creer en un efecto del cual tienen poca comprensión – una costumbre rara en la comunidad científica.

He visto usar la rabdomancia en Inglaterra y en Sud Africa para suplementar las investigaciones geológicas donde las condiciones del agua subterránea presentan varios lugares buenos para el agua. Según mi experiencia, este método requiere no tanto fe sino que mucho trabajo y práctica para poder determinar la profundidad, cantidad y calidad de la fuente de agua. El efecto parece ser útil pero de ningún modo definitivo en la búsqueda de agua. Definitivamente, no habría que descartar la capacitación formal en su lugar. Sin embargo, en un mundo donde la búsqueda de agua es siempre más importante, ¿es justo descartar cualquier indicador de la presencia de agua?

En Chicualacuala, Mozambique, hubo una necesidad urgente de mejorar las fuentes de agua debido a la llegada de grandes números de refugiados. Había personas que tenían que caminar unos 15 km hasta llegar a la fuente de agua más cercana. Después de haber realizado estudios geológicos minuciosos, usamos otros métodos para intentar de localizar cuáles serían las zonas más convenientes para perforar un pozo. Se realizó un mapa basado en los termiteros para ver si se formaba alguna línea. Se usó el arte del rabdomante en un cuadrado. El encuentro de las líneas de los termiteros, las lecturas tomadas usando la rabdomancia, y los patrones geológicos nos ayudaron a identificar cuáles serían los mejores lugares para perforar. Más de la mitad de las perforaciones realizadas servían para extraer agua con una bomba de mano. Nuestro equipo de perforación constantemente obtenía un nivel de éxito (más del 70%) más alto que los otros equipos operando en la zona.

De mi experiencia personal como geólogo e ingeniero de agua, creo que la rabdomancia es una de las tantas cosas que no sabemos sobre la creación de Dios. Dios nos creó a nosotros y al ambiente de una manera muy complicada. Siendo personas caídas y pecadoras, somos ignorantes de la naturaleza de una manera que Adán y Eva no lo eran. Es por eso que hay muchas cosas de las que ahora apenas nos damos cuenta. Hay fuerzas y efectos que no son ni buenas ni malas en sí mismas que simplemente existen a nuestro alrededor. La rabdomancia en muchos casos puede llegar a ser una tecnología apropiada en áreas rurales. Sin embargo, se necesita tener bastante experiencia antes de que esta información pueda ser considerada confiable. Antes de probarla en una zona que le es ajena, debe de tomar en cuenta cualquier objeción cultural que pueda haber contra esta práctica.

William Hume Igreja Evangelica, CP 326 Bissau Codex 1001, Guinea Bissau