Cartas

Agricultura urbana

Los horticultores de la región de Boma en el bajo Zaire no son económicamente muy fuertes. Utilizamos las lecciones de INADES como grupo y nos damos cuenta de que necesitamos mejorar la forma en que vendemos nuestros productos para mejorar nuestra situación. Necesitamos mejorar la producción de verduras pero también distinguimos otros aspectos importantes:

  • No hacemos conservas de nuestros productos para venderlas en los momentos cuando los precios son más elevados.
  • Carecemos de facilidades para el almacenamiento.
  • Carecemos de conocimientos acerca de técnicas apropiadas para hacer conservas.
  • Algunos de nuestros miembros necesitan dinero en forma urgente y no pueden almacenar sus cosechas.

No somos capaces de vender nuestras verduras a buen precio debido a que:

  • No tenemos control sobre los precios.
  • No estamos muy bien organizados.
  • Hay competencia de verduras importadas tales como las cebollas.
  • Carecemos de transporte.

Vemos la necesidad de organizarnos en agrupaciones con objetivos claros, con confianza en otros miembros y metas comunes. A partir de eso podemos trabajar juntos para comprar herramientas, construir almacenes, mejorar las ventas y el transporte. Nos gustaría saber de otros grupos que puedan compartir conocimientos con nosotros.

Gédéon Mbenza Panzu, AMIP, BP 23, Kalamu, Boma 2, Congo-Zaire.

Producción de biogás

Pocas personas de nuestra comunidad rural están conscientes del daño causado al medio ambiente por la persistente tala de árboles. Los pocos que reforestan plantan eucaliptus que no es bueno para la fertilidad del suelo. Esta deforestación está causando la extinción de las plantas medicinales y una falta de leña.

Nuestra pequeña agrupación está construyendo viveros forestales y estimulando la reforestación. ¿Puede alguien ayudarnos con informaciones sobre la producción de biogás a pequeña escala para ayudar a reducir el número de árboles que se talan?

Ngah Edward, Citex Farmers, G H S Kumbo, PO Box NSO – NWP, Camerún.

COMENTA LA DIRECTORA La gente está a menudo consciente del daño causado al medio ambiente por la tala de árboles. Sin embargo, su necesidad de dinero proveniente de la venta de madera o de carbón puede forzarlos a hacerlo.

La planificación familiar: ¿un problema para los gobiernos o para Dios?

Recientemente visité mi casa de campo en el oeste de Kenia donde hablé con varias personas acerca del problema de la planificación familiar. Muchas de las familias en este lugar tienen diez o más hijos. Para muchos cristianos esto parece ser un asunto controvertido. Algunos culpan al Estado por su incapacidad de satisfacer las necesidades de su pueblo a causa del uso incorrecto de los fondos. Algunos se quejan de que se gastan enormes sumas de dinero en la educación sexual y en profilácticos que pueden estimular la actividad sexual entre los jóvenes.

En Génesis 1:28 leemos cómo Dios le dijo al hombre que fuese fértil y que se multiplicara, poblara la tierra y la dominara. Los hijos son una bendición para Dios. El los conoce antes de que nazcan (Jeremías 1:5). Pero a través de la sabiduría y conocimientos que nos ha dado sabemos que la tierra está superpoblada. Si rechazamos esta realidad no estaremos tomando en cuenta el futuro de nuestro hijos (Hosea 4:6). La disyuntiva es: ¿hay cada vez más niños de la calle, escasez de tierra, hambre, abuso de drogas y crímenes violentos por causa del exceso de población? ¿estamos tontamente esperando que Dios borre el verso del Génesis en tanto que nos destruimos a causa de nuestra falta de conocimientos y comprensión?

Hezron Sande, PO Box 60954, Nairobi, Kenia. 

Hongos

Hace varios años me interesé en el cultivo de hongos. Me conseguí un manual pero mi interés se enfrió muy pronto cuando descubrí que tendría que aprender sobre la acidez del suelo, la temperatura, la esterilización del medio de cultivo y la propagación. Sin embargo, últimamente mi interés se ha renovado. Un amigo que vive cerca descubrió que la corteza del arroz es muy buena para acondicionar el suelo, por lo que esparce alrededor de 10cm de corteza de arroz en su huerta. El año pasado recibió un premio inesperado: una maravillosa cosecha de hongos, más de lo que él y sus amigos podían consumir en un mes o dos.

La tribu Idoma de la región sabe acerca de los hongos y los llaman Ifu Ap’Ochi Kapa, que quiere decir hongos de la corteza del arroz, porque se han dado cuenta desde hace mucho tiempo de que crecen en los sitios donde se ventea el arroz en los campos y la corteza y la paja quedan en el suelo.

Por lo tanto, los que cultiven hongos o vivan cerca de un molino arrocero, pueden estimular el crecimiento de hongos sin preocuparse de complicados procedimientos. Hay que asegurarse de construir primero una cerca para mantener a los animales a raya.

Padre Vincent O’Brien, Ogobia, PO Box 13, Otukpo, Benue State, Nigeria.

COMENTA LA DIRECTORA Es conveniente dejar algunos hongos maduros en el suelo, lo que ayudará a estimular el crecimiento, ya que soltarán esporas en el suelo.

Velas de cera de abejas

SOY UN PASTOR que trabaja en la región de la tribu Fula. La gente produce una gran cantidad de miel y cera. Hemos tratado de hacer velas de cera de abeja pero no han dado muy buenos resultados. ¿Puede alguien contribuir con ideas para hacer velas además de otros usos para la cera de abejas?

Pastor Augusto Gomes, Guinea Bissau.

COMENTA LA DIRECTORA Respuestas a la revista, por favor, de manera que podamos compartirlas con otros lectores (y para traducirlas al portugués para el Pastor Gomes).

Pueblos africanos

Desafortunadamente hay muchos niños de la calle en África. En Mali, mi país, están por lo general lustrando zapatos, vendiendo cosas a los transeúntes y conductores u oficiando de lazarillos de sus padres ciegos. La sociedad los trata como culpables y los considera como lo más bajo de lo bajo. El pueblo debe reservarles un lugar especial, ofrecerles áreas de juegos y un sistema de educación que los apoye, que los valore y que les ayude a desarrollar su papel en la sociedad. Para abreviar, deben tener un lugar donde puedan encontrar sus sueños como cualquier otro niño de su edad.

Nuestra revista, Villes d’Afrique (Pueblos de África) comenzó al darnos cuenta de que se piensa poco en los pueblos de África. A pesar de toda la ineficiencia y falta de energía, creemos en la dinámica que opera en toda el África. Queremos contribuir al trabajo de pensamiento colectivo acerca de los pueblos. Esperamos establecer una red de las diferentes habilidades de todos los que viven en pueblos africanos. Manos a la obra y escriban todos aquellos que deseen ser partes de esta red.

L Y Hassimiyou, Editor – Villes D’Afrique, 5 Avenue Rose Delaunay, 92330 Sceaux, Francia.

COMENTARIO DE LA DIRECTORA Villes d’Afrique sólo se publica en francés.