Estudio bíblico

Invitando a Dios a nuestra red

Leer Hechos 1:1-26, 2:1-4

(1:1-11) Esto proporciona el trasfondo a nuestro estudio.

(1:12-13) ¡La maravillosa historia del derrame del Espíritu Santo empieza con un grupo de cristianos en una reunión comercial! Una red de gente, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, aunados desde todos los rincones de la vida. Ellos tenían una tarea: dar testimonio al mundo entero, la mayor responsabilidad dada jamás en toda la historia.

(1:14-26) No había ningún conflicto en esa reunión; estaban unidos en la oración y el propósito (Hechos 1:14). Ellos sabían lo que Dios quería que hicieran; fueron guiados por la Palabra de Dios (Hechos 1:20) y estaban en comunicación con El (Hechos 1:24).

(2:1-4) Pero su red no estaba completa; en Hechos 1:4 vemos que se les dijo que esperaran. Esperar la promesa del Padre: el bautismo del Espíritu Santo. Así esperaron hasta el día de Pentecostés cuando la promesa fue cumplida: vino el Espíritu Santo.

Hoy el Espíritu Santo está aquí como nuestro auxiliador pero nosotros todavía necesitamos invitarlo a nuestras vidas (Apocalipsis 3:20) para completar la red. Sin el Espíritu Santo podemos dividirnos, quedar sin poder y nuestras metas se hacen terrenales y temporales. El Espíritu Santo nos une en nuestra toma de decisiones y en nuestros esfuerzos para que nuestros objetivos se hagan celestiales y eternos.

(1:20) Venimos a menudo a las reuniones con volúmenes de archivos y papeles, incluso con computadoras portátiles, pero ¿qué pasa con nuestras Biblias?

(1:14) La comunicación con Dios es de suma importancia; ¿cómo podemos asegurarnos de que el tiempo de la oración sea una prioridad en nuestras reuniones?

(1:4) En nuestro entusiasmo queremos a veces apresurarnos a realizar el trabajo, pero hay momentos en los que se nos llama a que esperemos; ¿estamos enfrentando una situación en la que quizás se deba esperar que Dios actúe primero?

Para ser eficaces, las redes necesitan estar bien conectadas. ¿Qué conecta a nuestra red – algo terrenal y temporal o algo celestial y eterno? ¿Cómo puede estimularse la unidad de la red?

Alan Robinson trabajó con MOPAWI en Honduras durante cuatro años como Trabajador del personal internacional de Tearfund.