¡El dinero es importante!

Keith Tondeur.

El manejo del dinero nunca es fácil. Las familias con ingresos bajos o inciertos frecuentemente luchan para arreglárselas con los pagos tales como la atención de salud y los costos escolares. Frecuentemente vivimos en sociedades donde los artículos y anuncios en la radio y TV, o en periódicos y revistas, nos estimulan a gastar dinero. Siempre se nos está diciendo lo ‘bien’ que ciertos productos nos harán sentir. Cada vez más, nuestras sociedades ven el éxito como la posesión de riquezas, más bien que tener un buen carácter o servir a los demás. 

¡Jesús habló de dinero más que de cualquier otra cosa! En la Biblia hay más de 500 versículos sobre lo que concierne a la fe y más de 500 sobre la oración. Sin embargo, hay 2.350 versículos relacionados con el dinero y las posesiones. Como cristianos, realmente necesitamos tomar la administración del dinero seriamente. Necesitamos llegar a una comprensión de la enseñanza bíblica sobre el dinero y las posesiones. 

El dinero dentro de la familia 

Si las familias no se enfrentan con las preocupaciones económicas, puede haber toda clase de consecuencias serias. El dinero puede ser una fuente de conflicto en muchos hogares. La falta de franqueza sobre el dinero puede conducir a una pérdida de la confianza. Las presiones económicas pueden conducir a toda clase de tensiones en el hogar. La tensión contínua en cuanto al dinero puede ocasionar diversos problemas de salud. Mucha gente que está en dificultades económicas se aisla de sus amigos por orgullo. Con el tiempo, pueden perder a muchos de sus amigos. 

La importancia de la buena comunicación

Las relaciones pueden deteriorarse si las parejas no se comunican bien en relación con el dinero. Tal vez la esposa quiera hablar más de su situación económica y de sus preocupaciones. Tal vez el esposo arguya que como trabaja largas jornadas a fin de proveer para la familia, no hay necesidad de discutir la situación. Puede ser que las parejas no puedan comprender o compartir las prioridades del otro. Hay frecuentemente una carencia de comprensión entre las parejas en este aspecto. 

Sin franqueza y planificación económica, una familia luchará aun más cuando se encuentra en una crisis económica. Hay un peligro real de que sólo uno en la pareja, o a veces ninguno, asuma control. Esto puede conducir a la frustración y el resentimiento. No hay nada malo en que uno de la pareja se responsabilice de la contabilidad, pero debería haber acuerdo sobre todas las decisiones que se tomen. 

El sabio manejo del dinero es un desafío para cualquier hogar, sin considerar su nivel de ingreso. Algunos de los problemas más comunes que se encaran son:

  • la planificación y control del presupuesto
  • el ahorro para el futuro
  • la planificación cuando el trabajo es temporal e incierto
  • ser capaz de responder a gastos súbitos para la atención de salud, funerales o bodas
  • ser capaz de salir de las deudas y de mantenerse fuera de ellas.  

Cómo presupuestar 

La elaboración de un presupuesto sencillo puede ayudar a dar un cuadro más claro de la situación económica. Puede ayudar a hacer que el dinero rinda más a medida que se encuentren oportunidades de ahorrar. El presupuestar puede ayudar a no caer en deudas. El desarrollar un presupuesto en conjunto puede evitar las discusiones sobre el dinero y puede ayudar a impedir tensiones económicas dentro de la familia. 

La elaboración de un presupuesto 

Un presupuesto es únicamente útil si es preciso y si se es capaz de observarlo. Comenzar con la situación actual y ser honrado. Permitir que participen todos los miembros de la familia que tengan la edad suficiente para comprenderlo. Pedir que lleven un registro de todo lo que gastan, incluyendo el alquiler, agua, combustible, alimentos, ropa, diversión y movilización. Enumerar todo el dinero que ingresa al hogar cada mes y todo el dinero que sale. Tomar en cuenta los pagos grandes tales como la atención de salud y los costos escolares que se efectúan sólo dos o tres veces al año. ¿Puede ahorrarse dinero regularmente para cubrir estos gastos? Mientras más discusión y acuerdo tenga lugar, mayor la probabilidad de que haya cooperación y unidad. Recordar que habrá prioridades individuales así como también familiares. Cuando se haya terminado el presupuesto hacer que toda la familia lo verifique nuevamente. ¿Puede pensar alguien en algo que falte todavía? Proponerse desarrollar un presupuesto al que toda la familia esté dispuesta a atenerse. 

El poder de los anuncios 

Incluso la gente muy pobre gastará a veces una gran parte de su ingreso en productos que no son de ninguno beneficio para ellos o sus familias, y pueden incluso dañar la salud. Estos incluyen cigarrillos, gaseosas, cosméticos y bebidas alcohólicas.

¿Qué anuncios tientan a la gente en nuestro país a comprar productos que son de poco o ningún beneficio? 

Aspectos a discutir

  • ¿Encontramos difícil hablar con amigos y miembros de familia acerca del dinero? ¿Por qué es esto?
  • ¿Qué significa ser ricos como familia?
  • ¿Qué tipo de riqueza promete Jesús a los que se sacrifican por él y el evangelio?
  • ¿Cómo honra a Dios el trabajar duro?
  • ¿Si pensamos que Dios es nuestro jefe, cómo afectaría esto nuestra actitud para con el trabajo?
  • ¿Hasta qué punto debemos planificar y ahorrar para el futuro o debemos esperar que Dios provea?  

Adaptado del libro A family’s guide to better money management (Guía de la familia para la mejor gestión del dinero) por Keith Tondeur. Keith es el Director de Credit Action, una organización del Reino Unido que apunta a dar una perspectiva bíblica sobre la comprensión y administración del dinero. Credit Action 6 Regent Terrace, Cambridge, CB2 1AA Inglaterra E-mail: office@creditaction.com Página web: www.creditaction.com

Estudio de caso - Jima busca consejo

Stellah trabaja para una ONG local. La Asociación Popular RUKU la invitó a un evento de recaudación de fondos. Durante la velada ella habló con la tesorera, Jima, quien le contó a Stellah lo preocupada que estaba por su responsabilidad con el dinero de la asociación. 

Jima no pudo asistir a la última reunión de la asociación. Seis de los miembros fueron a su casa después de la reunión para pagar sus contribuciones. Ella había ido a la clínica, pero su esposo recibió el dinero. Entonces él salió con su amigo para tomar una cerveza y decidió usar parte del dinero. En la mañana le contó a Jima sobre el dinero y quién había pagado. Le prometió que pronto devolvería el dinero que había gastado en cerveza. 

Al día siguiente, la Sra. Dang llegó a buscar 2.000 naira para comprar refrescos, como se acordó en la reunión. Jima explicó que guardaba el dinero en una caja de hierro asegurada debajo de su cama, pero que el candado no era muy fuerte. Después de dar el dinero a la Sra. Dang, se dio cuenta que se había olvidado de pedirle el dinero a su esposo y ponerlo en la caja. Jima no se sentía bien después de cuidar a los niños toda la noche. No podía recordar quién no había pagado aún ni cuánto le había dicho su esposo que había tomado prestado. Estaba preocupada de que la caja no contuviera la cantidad correcta y no estaba segura de cómo verificar esto. Le contó a Stellah que su hija de corta edad, que estaba en la escuela, había dicho ‘te puedo ayudar, mamá. Si me compras un cuaderno y lápiz yo puedo apuntar todo para ti.’ 

Stellah se ofrece a ir a la próxima reunión de RUKU para ayudarles a mejorar sus cuentas y procedimientos. En la reunión, la asociación descubre que ha juntado alrededor de 36.500 naira en efectivo en el evento de recaudación de fondos y los miembros están encantados con esto. ¿Qué consejo debería darles Stellah? 

Preguntas

  • ¿Qué riesgos y problemas enfrenta la Tesorera?
  • ¿Qué procesos financieros podrían ayudar a superarlos?
  • ¿Qué razones le daría a la Asociación Popular RUKU para ayudarlos a mantener registros escritos? ¿Qué deberían registrar? 
     

Adaptado como estudio de caso de materiales de capacitación económica preparado por CRUDAN, PO Box 13484, Jos, Nigeria