Defensoría de derechos por la provisión de salud

por el Dr. Kris Prenger

LAMB
LAMB

LAMB Integrated Rural Health and Development es una ONG cristiana que ha estado proveyendo servicios médicos a comunidades pobres en el noroeste rural de Bangladesh por más de 30 años. LAMB ofrece cuidado de la salud a nivel domiciliario y también a través de clínicas locales y un hospital con 150 camas. LAMB da prioridad a apoyar la salud de las mujeres y los niños.

En el 2008 se cumplirá el trigésimo aniversario de la Declaración de Alma Ata sobre Atención Primaria de Salud dirigida a lograr ‘Salud para Todos’ para el año 2000. Todavía falta un largo camino por recorrer para lograr esta meta.

Acceso a cuidado

Una investigación reciente realizada por la ONG ActionAid sobre el acceso al cuidado de la salud en Bangladesh reveló muchas barreras. El ochenta y siete por ciento de las personas encuestadas contestó que se sentía desanimada de usar las instalaciones de salud gubernamentales debido a la mala actitud del personal, la calidad de los servicios y la necesidad de pagar ‘propinas’ así como tarifas. En las instalaciones privadas, los costos eran 20 veces mayores que en las instalaciones gubernamentales. La mayoría de este gasto era por medicamentos, a pesar de que muchos de estos medicamentos no eran esenciales. Las personas también utilizaron proveedores de salud informales incluyendo farmacéuticos, curanderos, y herbolarios.

Empoderamiento de las comunidades

La Declaración de Alma Ata priorizó la participación comunitaria, pero en la práctica, se ha otorgado mayor atención a los programas gubernamentales como la vacunación y los servicios de planificación familiar. Estos programas con estrategias ‘asistencialistas’ son importantes, pero en lugar de empoderar a las comunidades a menudo pueden crear una actitud de dependencia. Las ONG pueden ayudar a evitar esto utilizando un enfoque con base en los derechos que anime a las comunidades locales a participar en la defensoría de derechos para hacer que los proveedores de servicios sean responsables de rendir cuentas de una asignación adecuada de cuidado. Las actividades comunitarias de LAMB se concentran en la facilitación de grupos de base comunitarios y en trabajar junto con el liderazgo local y los funcionarios gubernamentales para asegurar que las comunidades tengan acceso a cuidado de la salud.

Desarrollo de relaciones

LAMB opina que el mejor avance en la provisión del cuidado de la salud llega cuando las comunidades, los funcionarios gubernamentales y los expertos en salud trabajan unidos. LAMB trabaja tanto con las comunidades locales como con los funcionarios para ofrecer pericia y desarrollar relaciones entre los sectores.

En muchas comunidades las causas interrelacionadas de una mala salud son comunes, como la pobreza, la falta de educación y la injusticia social. Estas causas deben ser abordadas para restaurar la salud física, social y emocional de las personas. Las comunidades pobres a menudo sienten que no tienen modo alguno de mejorar las cosas. Las ONG que trabajan en estas comunidades pueden ayudar a promover la conciencia de los derechos, como el derecho al cuidado de la salud. A menudo las ONG tienen una posición influyente de manera que pueden ayudar a desarrollar buenas relaciones y a cerrar la brecha entre las poderosas autoridades locales y las comunidades pobres.

Influencia de los grupos de base

En Bangladesh, se establecen comités de salud de la zona local con respaldo del gobierno para ofrecer un foro donde poder dar respuesta al acceso para el cuidado de la salud. Las ONG pueden ayudar a establecer dichos comités asesores y equipar a los ciudadanos a participar, de manera que las comunidades locales puedan influir sobre la provisión de servicios. Debe permitirse a los representantes locales comunicar las preocupaciones de la comunidad directamente al liderazgo local y nacional.

En los países donde el voluntariado no es un concepto común, pueden requerirse incentivos (no financieros) para animar a las personas a tomar acción. Las comunidades deben responsabilizarse de exigir lo que necesitan, como cuidado de la salud o letrinas. El personal de las ONG debe recordar mantenerse alejado. El gobierno no debe rendir cuentas a las ONG, sino a la comunidad.

La participación de la mujer

LAMB hace énfasis en la participación de la mujer en su trabajo. Para dar respuesta a las desigualdades entre los géneros en las comunidades LAMB ofrece capacitación en valores bíblicos (Génesis 1: varón y hembra creados a imagen de Dios) y utiliza actividades de teatro para despertar la conciencia sobre temas como el matrimonio a temprana edad, la exigencia de dotes, la violencia intrafamiliar, los abortos forzados y otros asuntos.

LAMB se concentra en capacitar a mujeres como promotoras de salud y paramédicos otorgándoles un fuerte papel público en el cuidado domiciliario de la salud y con base en clínicas.

El trabajo de micro crédito le brinda a las mujeres una mayor influencia debido a la contribución financiera que ellas pueden hacer para la seguridad económica de su familia. En las zonas donde trabaja LAMB, los grupos de mujeres apoyan parte de los costos de operación de las clínicas comunitarias. Los miembros de los grupos a su vez pagan tarifas menores cuando visitan la clínica.

Trabajo con el gobierno

LAMB ha trabajado para desarrollar la capacidad del gobierno local de proveer servicios de salud. Esta colaboración es importante pero puede resultar difícil. Pueden surgir fácilmente problemas de comunicación entre las ONG y los funcionarios locales cuando hay cambios en el personal. Los límites del financiamiento gubernamental y los requisitos de papeleo pueden ser un problema. Las sospechas del gobierno de las ONG y el deseo de mantener el control también pueden crear retos. Se necesita paciencia de ambas partes para negociar los contratos y demostrar resultados. A nivel local, los mismos miembros de la comunidad a menudo son los mejores defensores de derechos para convencer a los funcionarios de apoyar los servicios aún si estos servicios son ofrecidos por las ONG.

El desarrollo de relaciones a nivel local es decisivo para focalizar la influencia nacional. LAMB presenta informes mensuales de las actividades locales del programa en reuniones con funcionarios locales. Se necesita un equilibrio cuidadoso para mantener el apoyo del gobierno pero también presentar la verdad cuando hay brechas en la provisión de servicios.

Es necesaria una asociación con las comunidades y con el gobierno para promover un sistema de salud sostenible.

El desarrollo de comunidades más fuertes ayudará a acercar al mundo a lograr la meta de 30 años de ‘Salud para Todos’.

El Dr. Kris Prenger es el Asesor en Salud y Desarrollo Comunitario de LAMB.

LAMB Integrated Rural Health and Development, Rajabashor, Parbatipur, Dinajpur Dt. 5250, Bangladesh

E-mail: krisp@lambproject.org  


Cómo trabajar unidos; un ejercicio

Recientemente en una sesión de capacitación se utilizó la siguiente actividad para demostrar la importancia de las relaciones. Cada participante tomó unas cuantas tiras de papel de color, algunas anchas y algunas estrechas. En las tiras anchas debían escribir posiciones de influencia y poder local como el Presidente de la Junta, el terrateniente o el funcionario del ministerio del gobierno. En las tiras estrechas escribieron los nombres de las personas que tenían un bajo estatus en la comunidad como el agricultor, el mendigo, la viuda y los niños. Las tiras fueron atadas en eslabones para formar una larga cadena con las tiras estrechas y anchas mezcladas.

Luego se preguntó a los participantes:

  • ¿Dónde es más fuerte la cadena?
  • ¿Dónde es más débil?

Donde se unían dos tiras estrechas en la cadena era más fácil de romper. Donde se unían dos tiras anchas era más difícil de romper. Luego se preguntó a los partici pantes cómo podían ayudar a la cadena completa a ser lo más fuerte posible. La respuesta es que cada eslabón tenga el mismo ancho.

La cadena es como una comunidad local. Los eslabones representan las relaciones entre las personas de distintos estatus. Si las tiras fueran todas anchas, entonces la cadena sería más fuerte. Por lo tanto, si se empodera a las personas de bajo estatus y se les permite participar, esto haría a toda la comunidad más fuerte.