Protéjase a sí mismo y proteja a sus pacientes

Siga las reglas para el control de infecciones todos los días, cada hora, con cada paciente.

Estamos agradecidos a IPPF por permitirnos incluir esta información.

Cuide sus manos

Lávese las manos cuidadosamente con agua y jabón antes y después de haber tocado sangre, semen o fluido vaginal, aunque haya usado guantes.

Use guantes en ambas manos siempre que entre en contacto con sangre, semen o fluido vaginal.

Use un par de guantes esterilizados con cada paciente. Guantes esterilizados son aquellos que vienen en paquetes sellados y aquellos que han sido esterilizados en vapor o remojados en productos químicos que matan el virus VIH y otros gérmenes. Bote los guantes que muestren deterioro o rotura.

Cubra cualquier herida, cortadura o erupción que tenga en sus manos y/o brazos con parches a prueba de agua.

Como desinfectar las superficies

Al finalizar el día, limpie las superficies con uno de los productos químicos que destruyen el virus VIH y otros gérmenes.

Cubra la sangre, vómito o fluidos derramados con suficiente cantidad de un producto químico (ver lista). Vuelva a limpiar esa superficie con el mismo producto. Bote en el tacho de basura todo el material con el que limpió, o desinféctelo.

Cambie las sábanas de la mesa en que ha examinado al paciente y que hayan sido mojadas con fluido corporal. Esterilícelas o desinféctelas. Siempre use guantes.

Usted puede protegerse y proteger a sus pacientes de esta infección si sigue siempre correctamente los procedimientos de asepsia – a toda hora, todos los días, y con cada paciente.

Consejo a personas que ayudan

El virus VIH que causa el SIDA se encuentra en la sangre, semen, fluido vaginal y en otros fluidos del cuerpo de las personas infectadas. Una persona puede ser portadora de estos gérmenes sin saberlo y sin mostrar ningún síntoma. Si uno de estos fluidos infectados entra en contacto con una membrana mucosa (por ejemplo: los ojos, boca, nariz, etc.) o piel cortada de otra persona, ésta podría infectarse.

Productos químicos que matan el virus VIH:

Glutaraldehido 2%   Alcohol 70%
Providine 2%    Isopropil 70%
Solución de cloro 0.5%  Peróxido de hidrógeno 6%

Los productos químicos de bajo poder desinfectante tales como Lysol, Savlon y Dettol no matan el virus VIH u otros gérmenes. Mantenga los instrumentos tapados hasta que los vaya a usar, así evitará contaminación.

Disponga de desperdicios en forma segura

Coloque cuidadosamente las agujas y cuchillas desechables, inmediatamente después de su uso, en un recipiente con etiqueta y séllelo. Deshágase del recipiente tan pronto como sea posible, enterrándolo o quemándolo, cada día. Queme inmediatamente los demás desperdicios.

Tome precauciones con las agujas
 

Tome precauciones con las agujas. En caso de accidente, permita que la herida sangre por unos pocos minutos. Lave la herida con agua y jabón y protéjala con un parche. Las agujas se deben utilizar sólo una vez (a menos que estén correctamente esterilizadas).

Esterilización de Instrumentos y jeringas

El virus VIH puede ser transmitido de una persona a otra a través de instrumentos y agujas contaminadas.

Use agujas desechables una sola vez. Esterilice siempre los instrumentos médicos y las agujas después de cada uso, si es que éstas no son desechables, siguiendo los siguientes pasos:

Coloque los instrumentos, inmediatamente después de su uso, en una solución que contenga el 0.5% de cloro. De esta manera será más fácil evitar que los fluidos se sequen y se haga difícil removerlos. Enjuague las jeringas.

Lave los instrumentos cuidadosamente usando un cepillo y agua enjabonada.

Utilice uno de los siguientes métodos para esterilizar:

  • Esterilización al vapor: 121°C (250°F) a 15 libras de presión por 20 minutos
  • Calor seco: Poner los instrumentos en el horno, por 2 horas, a 170°C (338°F).
  • Hervir los instrumentos durante 20 minutos, asegurándose de que los instrumentos estén tapaos y cubiertos con agua.
  • Remoje los instrumentos por 30 minutos, en uno de los productos químicos antes mencionados. Asegúrese que éstos estén completamente cubiertos por la solución. Este método no puede ser usado para esterilizar agujas y jeringas.