Editorial

La mayoría de trabajadores sanitarios estarán de acuerdo con que el hecho de trabajar con madres y niños es la parte más importante del trabajo de sanidad dentro de una comunidad. Esto es así porque las necesidades de salud de las madres y sus hijos son especialmente grandes y porque ellos forman más de la mitad de la población en esta edición sólo podemos abarcar algunos de los temas concernientes a la salud de la madre y los niños. Pero esperamos que esta edición presente algunas ideas nuevas para discutir y probar. Háganos saber temas que a usted le gustaría que tratáramos en ediciones futuras.

Las madres que tienen una nutrición pobre durante su gestación darán a luz a bebés pequeños. Los bebés pequeños no crecen tan bien. El destete tardío y la nutrición mala en los niños pueden significar desnutrición, enfermedad y poco crecimiento, tanto físico como mental. Este mal comienzo en la vida nunca se puede reparar.

Jesús siempre tuvo compasión por las necesidades de los otros. Como cristianos necesitamos compartir su amor con aquellos que necesitan nuestro apoyo. Debemos ser conscientes de las necesidades de las madres e hijos en nuestra zona. Sea cual fuere nuestro trabajo, ya sea directamente con salud o en agricultura u otras áreas, necesitamos trabajar juntos para romper el ciclo de desnutrición y enfermedad entre las madres y los niños.

por Isabel Carter