Parteras Tradicionales

por la doctora Godwill Asiimwe Okiror.

Las parteras tradicionales (PART) se encuentran en la mayoría de las sociedades. Generalmente son mujeres mayores. Ayudan en más de dos tercios de los partos de todo el mundo; sin embargo, la mayoría es analfabeta y no tiene preparación ni está cualificada según la medicina moderna.

Las PART en el subdistrito de Kaabong (Uganda) ayudan en el 90% de los partos. La zona es bastante árida con pocos puestos médicos accesibles y con servicios de transporte malos.

Las PART no solamente ayudan en los partos sino que cuidan de las mujeres durante el período prenatal y durante el tiempo postnatal. También cuidan del recién nacido y tratan la mayoría de las enfermedades infantiles y maternas.

Diagnóstico

El embarazo generalmente se diagnostica tarde por el crecimiento del abdomen, después de varios meses de embarazo. La mayoría de las PART puede determinar la posición del bebé en el útero y a menudo intentan voltear a un bebé que está en otra posición que no sea longitudinal. Este procedimiento puede causar la separación de la placenta o el trabajo de parto prematuro.

Casi todas las PART son herbolarias y tratarán los problemas durante el embarazo con hierbas. La mayoría de las mujeres embarazadas pasarán por el embarazo sin problemas, después de recibir tratamiento con hierbas. Pero el uso indiscriminado de hierbas, durante el embarazo o el parto, podría ser peligroso – particularmente para tratar el sangrado vaginal durante las últimas semanas del embarazo (la mujer debe buscar ayuda médica inmediatamente).

Las mujeres en Kaabong generalmente se presentan ante las parteras cuando ya su trabajo de parto está avanzado, así que no hay tiempo de hervir los instrumentos. La mayoría de las PART no se lavan las manos antes de ayudar en un parto, ni limpian ni esterilizan los instrumentos que usan para cortar el cordón.

Programa de capacitación

Ya se ha establecido un programa de capacitación en Kaabong para trabajar con las PART. Ellas aprenden a diagnosticar el embarazo desde el principio y a referir a las mujeres que tienen bebés en posiciones anormales. Se les capacita para examinar si la mujer embarazada tiene anemia, mirando su lengua. Las PART dan pastillas de hierro y ácido fólico con regularidad a las mujeres embarazadas.

Aprenden las prácticas higiénicas del parto: lavarse las manos, usar instrumentos esterilizados para cortar el cordón y usar agua hervida para lavar el cordón, en vez del método tradicional de echar abono de rata, ceniza o ghee.

Muchas parteras tradicionales, además de asistir en el parto, aconsejan a las madres sobre el cuidado del bebé.

Se le conseja a la madre que descanse por lo menos por una semana después del parto. Durante este tiempo, se le da una dieta rica de leche y sangre que hace que se produzca más leche materna. Se les anima a que les den pecho a sus hijos inmediatamente.

Las PART también aconsejan a las madres a que se abstengan de tener sexo hasta que el niño esté gateando. Eso puede ser de ayuda como una manera de tener espacios entre los partos, sobre todo en lugares como Kaabong donde los servicios de planificación familiar sólo son asequibles a pocas madres. Se anima a las madres a que lleven a los bebés a que los vacunen y se les enseña el uso de los fluidos de rehidratación oral para el tratamiento de diarrea.

Salvando vidas

En conclusión, la experiencia en Kaabong muestra que las parteras están dispuestas a aprender y a aceptar las ideas modernas en la medicina. No despreciemos a las parteras. En vez de eso, trabajemos con ellas para salvar las vidas de los bebés y madres. Pueden ser de gran valor si se les da más conocimiento a través de la capacitación particularmente en las áreas donde los centros sanitarios modernos son muy escasos.

La doctora Godwill Asiimwe Okiror ha trabajado por varios años capacitando a parteras tradicionales en el nordeste de Uganda. Ha encontrado que ellas están dispuestas a aprender lo necesario para mejorar los servicios que después ofrecen a las madres mediante la aplicación de simples reglas de higiene y diagnóstico.