Lo último sobre la vitamina A

por el Profesor Andrew Tomkins.

Se ha sabido por muchos años que la deficiencia de la vitamina A puede causar ceguera. Al principio, la persona se queja de no poder ver bien en las noches (ceguera nocturna). En tanto que se desarrolla la deficiencia, la capa protectora del ojo se vuelve seca y nublada. Con el tiempo, pueden desarrollarse úlceras pequeñas y, a no ser que se tome rápidamente dosis de vitamina A, el ojo queda dañado para siempre. La deficiencia de vitamina A es causada muchas veces por alguna enfermedad, sobre todo por la diarrea y el sarampión; y es mucho más probable que se encuentre en los niños gravemente malnutridos. Felizmente, un tratamiento urgente con una cápsula que contenga 200,000 iu de vitamina A, tomada oralmente, resuelve el problema inmediatamente.

Resultados diversos

También se sabe que la vitamina A influye en el organismo para evitar las infecciones (puede influenciar en la resistencia de las capas protectoras de la región intestinal y respiratoria). Cada vez más la gente se interesa en el efecto potencialmente importante que la vitamina A tiene sobre la reacción inmunatoria del cuerpo a la infección.

Existen varios estudios que han mostrado una reducción en la mortalidad, probablemente de enfermedades infecciosas, entre niños que recibieron 200,000 iu cada cuatro o seis meses. Sin embargo, ha habido otros estudios cuidadosos que han mostrado que el suplemento no necesariamente baja la tasa de mortalidad. Es posible que la deficiencia de vitamina A afecte de una manera diferente en cada país por lo que el efecto positivo en una población no es necesariamente bueno para otra.

Incremente el consumo de vitamina A comiendo bastante hígado y verduras frondosas de hojas verdes

Ya sea que se tome la vitamina A en cápsulas (suponiendo que éstas se puedan conseguir con regularidad) o ya sea que se incremente su consumo a través de grandes esfuerzos para fomentar una buena dieta favoreciendo la horticultura (mucha verdura frondosa de hoja verde) esto debe ser una decisión local o nacional. Dependerá de lo grave que sea el problema. Se tendrán que considerar además los costos de compra y distribución de las cápsulas.

Dele vitamina A a todos los niños con sarampión

Está claro, sin embargo, que los niños con sarampión avanzado se benefician con una cápsula de vitamina A. Dos estudios, uno de África del Sur y otro de Tanzania, han mostrado que la mortalidad infantil por sarampión se puede reducir en un 30% si se da una cápsula de 2000,000 iu durante dos días consecutivos. Y de hecho, la OMS recomienda que éste debe ser el tratamiento rutinario de sarampión donde haya obvia deficiencia de vitamina A o donde la proporción de niños que mueren de sarampión exceda el 1%. Trataremos de mantenerles informados en tanto que se sepa más sobre la vitamina A en la comunidad en general.

Anime a las madres a añadir una mezcla de hojas verdes de verduras frondosas a la dieta de los niños para incrementar el consumo de vitamina A.