Comunidad Sanitaria y Desarrollo: Un enfoque integrado

por Stan Rowland.

Muchas organizaciones cristianas se preocupan en satisfacer o las necesidades espirituales o las físicas de la gente. Con frecuencia los cristianos separan las necesidades de la gente.
Algunos grupos eclesiásticos sienten que resuelven el problema desarrollando dos ministerios paralelos, usando gente distinta: un evangelista predicará espiritualmente, mientras que una enfermera o un agricultor ayudará físicamente. Sin embargo, para seguir el mandato de Dios (vea el estudio Bíblico en la página 5) los cristianos no deben separar el ministerio espiritual de la ayuda práctica y física que dan.

Pocas organizaciones cristianas entienden esto y desarrollan un ministerio integrado. Esto es donde una persona tiene los dos ministerios: el espiritual y el práctico para con los que lo rodean.

Se nos ha dicho en 2a Timoteo 2:2 que busquemos a gente creyente a quien se pueda enseñar y quienes puedan enseñar a otros. Para un cambio permanente, necesitamos satisfacer las necesidades espirituales y físicas de las personas de tal manera que el proceso se comparta, multiplique y continúe.

Estos principios son usados en el trabajo de los Ministerios de VIDA (LIFE Ministries) en muchos países del África, en la capacitación de trabajadores sanitarios.

Dios se ocupa en la tarea de cambiar vidas. Desarrollo verdadero y duradero no sucede, a menos que se transformen vidas individuales. Nuestro trabajo cristiano de sanidad comunitaria se preocupa de esta manera por los individuos cuyas vidas cambian y están involucrados en el cambio de las vidas de otros. Medimos el éxito, no con proyectos sino con las personas que ponen en práctica lo que han aprendido y luego enseñan a otros. Creemos que la base para toda asistencia sanitaria debe ser una mezcla de asistencia curativa y preventiva, balanceada con la instrucción Bíblica.

El evangelismo en el trabajo comunitario sanitario

¿Cómo podemos comenzar a establecer un ministerio espiritual y físico integrado? El Ministerio VIDA en África ha desarrollado la capacitación de evangelistas comunitarios sanitarios (ECSs). Este es un programa cristiano comunitario y sanitario que se preocupa de individuos cuyas vidas cambian y quienes están involucrados en el cambio de las vidas de otros.

En la página de enfrente, hay algunos pasos claves que usamos para establecer el evangelismo comunitario sanitario en una zona específica.

Nuestros resultados

En enero de 1992 Embajadores Médicos y Ministerio VIDA tenían 39 proyectos y habían capacitado a más de 1,500 ECSs en 13 países africanos. Desde 1984 hemos trabajado con más de 160 grupos cristianos africanos, compartiendo los principios de evangelismo comunitario sanitario, para que así ellos puedan integrar estos principios de evangelismo en su trabajo. Ellos, a su vez, han capacitado a más de 10,000 ECSs en muchos países africanos.

Como un ejemplo, miremos el trabajo en Buhugu, Uganda. Las 12 personas escogidas por la comunidad para ser capacitadas, han sido muy eficaces en transmitir su capacitación y creencias. Aprendices locales y trabajadores de 10 aldeas involucrados en el proyecto de Buhugu, han protegido 40 manantiales y construido 13 kilómetros de un sistema de agua por gravedad, que provee de agua potable a más de 10,000 personas. La incidencia de sarampión en la zona ha disminuido en un 40% y las muertes debidas a la diarrea se han bajado en un 30%.

Varios proyectos individuales llevados a cabo por grupos dentro de la comunidad, también han tenido éxito. Estos incluyen apicultura, semillero de árboles, estanques para piscicultura y mejoramientos en muchos huertos caseros.

Conclusión

Nos damos cuenta lo fácil que es decir ‘Hagamos un programa que combine las dos verdades: la espiritual y la física’. Sin embargo, se necesita una planificación cuidadosa para poner esto en práctica.

Es importante emplear el mismo tiempo tanto en temas físicos como en hacer discípulos. Esto demuestra que los dos son igualmente importantes. Si no tenemos cuidado los ECSs pueden pasar todo su tiempo satisfaciendo las necesidades físicas que son tan visibles.

Esta es la razón principal por la cual no estimulamos a los ESCs a tomar parte en la medicina curativa, ya que esto les quita mucho tiempo y recursos.

Para que el evangelismo comunitario sanitario se lleve a cabo necesita pensarse, hablarse, planearse, practicarse, esperarse y evaluarse.

Parte del material en este artículo es adaptado del libro de Stan Rowland sobre evangelismo en la comunidad sanitaria, el cual se revisa en la página Recursos.

Fase 1 Iniciación

Hasta un año se debe permitir para esta fase. Esto dependerá si el equipo entrenador se forma con gente local o con extranjeros.

Paso 1
Conozca la zona, las necesidades sanitarias y los recursos.

Paso 2
Reúnase con líderes gubernamentales y eclesiásticos en las zonas más apropiadas, para discutir sus necesidades y recursos. El propósito es comenzar en las zonas que tengan más probabilidades de éxito, no necesariamente en las zonas más necesitadas.

Paso 3
Escoja la zona donde comenzar. Trabaje con el jefe local organizando una reunión grande en la comunidad. Ayude a la comunidad a identificar sus problemas y necesidades y estimule discusiones sobre modos de resolver estos problemas.

En reuniones consecutivas discuta modos de resolver uno o dos de los más importantes problemas. Discuta métodos en los cuales un equipo de afuera pueda ayudar, además del papel de la comunidad y del equipo. La comunidad luego escoge un comité sanitario con 25% - 30% de sus miembros pertenecientes a la iglesia que los apoya.

Fase 2  Capacitación

El término de esta fase puede variar considerablemente. Creemos que la clave del éxito es la de un programa basado en la comunidad y que los líderes - el comité - sean los que reciban primero la capacitación.

La capacitación del comité sanitario de la comunidad es tan importante como la de los trabajadores sanitarios.

Paso 1
Capacite a los miembros del comité. Ayude al comité a completar sus miembros, a hacer planes y a organizar la comunidad. Ellos necesitan resolver los papeles que se esperan de los evangelistas comunitarios sanitarios y luego escoger un equipo de ECSs voluntarios que el equipo capacitará.

Necesitan también identificar las principales preocupaciones sanitarias de su propia zona, las cuales serán la base de la capacitación.

Paso 2
La capacitación de los ECSs comienza con un estudio de la comunidad para descubrir las necesidades principales. Se da capacitación en creencias espirituales y luego en el problema identificado de las zonas. La capacitación inicial dura entre 30-50 días y puede arreglarse como convenga. Cada día de capacitación incluye un tema físico y uno espiritual. Visitas a los hogares han comenzado, durante la capacitación. A las iglesias locales se las estimula con la capacitación para hacer discípulos que estén preparados a acoger a nuevos miembros. Después de completar la capacitación los ECSs se comisionan oficialmente por la comunidad.

Fase 3 Evaluación

Muchos proyectos consideran sus programas completos al final de la Fase 2, pero nosotros creemos que la evaluación del programa es muy importante.

Paso 1
Continúe capacitando a los ECSs por 2 - 3 días, cada mes, durante un año más y luego 4 veces al año. Evalúe su progreso con ellos. El comité de la comunidad debe escoger un segundo equipo de ECSs voluntarios para que reciban capacitación.

Paso 2
Seleccione a los ECSs para que sean capacitados como capacitadores y que comiencen programas de capacitación ellos mismos. Continúe entrenando hasta que se alcance la proporción de un ECS por cada 50 - 70 familias. El equipo capacitador original se trasladará a otra zona, mientras que los equipos locales continúan su expansión en las zonas vecinas.

Stan Rowland tiene antecedentes comerciales en mercadeo y en desarrollo de nuevos productos médicos. Pasó 13 años con Cruzada Campus para Cristo (Ministerio VIDA) en África, trabajando en administración y capacitando en sanidad comunitaria. Allí, él desarrolló el concepto de ‘Evangelismo comunitario sanitario’. Stan ahora es Director de ‘Evangelismo Comunitario Sanitario’ para Embajadores Médicos Internacional en los EEUU.