Estudio bíblico

La biodiversidad en la Biblia

‘Fructificad y multiplicaos, llenad los cielos y las aguas en los mares.’ ¡Con esta bendición en Génesis 1:22, Dios llenó el cielo, la tierra, y el mar con vida abundante y diversa! ‘¡Cuán innumerables son tus obras, oh Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra está llena de tus beneficios’ (Salmo 104:24). Y en respuesta, todas las criaturas vierten sus alabanzas a Dios (Salmo 148).

Leer Juan 3:16 y Salmo 104

  • ¿Cuánto se preocupa Dios del mundo que ha creado?

Leer Génesis 6-9

  • ¿Qué hizo Dios cuando la Creación fue amenazada?

Después promete vida eterna a los que de verdad siguen a Jesús (Juan 3:16), pero advierte de destrucción a los que destruyen la tierra (Apocalipsis 11:18).

Dios quiere que conservemos la plenitud de la Creación.

Leer Ezequiel 34:17-19

  • ¿Qué revela este pasaje acerca de cómo debemos tratar la creación de Dios? ¿Cómo debemos considerar las necesidades de otras personas y otras criaturas?

Porque Dios hizo todas las cosas y sostiene todas las cosas a través de Jesús (Colosenses 1:15-20), todo pertenece a él. Mientras Dios nos lleva a los verdes pastizales y al agua pura (Salmo 23), la tierra pertenece sólo a Dios (Salmo 24:1). Suyos son los regalos que no poseemos. ¡Suyos son los regalos que nunca deben quitarse de nosotros o de las otras criaturas!

¿Qué estamos haciendo para cuidar la creación y las criaturas de Dios? ¿Resistimos el deseo de la avaricia? (Mateo 6:33). ¿Proporcionamos lugares para las flores y pájaros en nuestra tierra o en nuestras comunidades? ¿Conservamos la diversidad de nuestra comida y plantas medicinales? ¡Manteniendo nuestros lugares fructíferos para todas las criaturas de Dios trae alabanzas a Dios, el creador y dueño de todas las cosas!

Calvin B DeWitt es Director de Au Sable Institute of Environmental Studies y Profesor de Estudios Medioambientales en la University of Wisconsin- Madison.