Prácticas de destete en Nepal

por Sanjay Kumar Nidhi.

En Nepal, el destete tradicionalmente empieza con la Ceremonia de Alimentación del Arroz (Pasne) donde los niños reciben su primera comida. La ceremonia se realiza a los cinco meses de edad para las chicas y seis meses para los chicos.

Los alimentos tradicionales comunes del destete incluyen:

  • papillas (lito), hechas con harina de arroz tostada (ocasionalmente maíz o mijo), ghee (mantequilla clarificada) y azúcar
  • jaulo, hecho de arroz y cúrcuma o arroz y sal
  • dhiro, hecho de maíz molido (o mijo o trigo)
  • maar, hecho en las regiones de las tierras bajas cocinando arroz, maíz triturado y frijoles de soja juntos
  • khichari, una mezcla de arroz, legumbres y verduras.

Algunas de estos alimentos tradicionales son altos en energía y nutrientes y debe animarse su consumo. Estos incluyen maar y khichari. Otros alimentos son inadecuados para el destete, con poca proteína o nutrientes, como el jaulo, de modo que deben agregarse legumbres, verduras verdes o fruta a estos alimentos.

Otro alimento tradicional que los científicos han demostrado ser muy nutritivo, es una papilla hecha con harina finamente molida de granos de cereal y legumbres. En Nepal esto es conocido como papilla de superharina o sarbottam pitho ko lito.

Ingredientes para papillas de superharina 

La harina se hace de:

  • Dos partes de leguminosas – los frijoles de soja son mejores pero también pueden usarse otros frijoles pequeños, garbanzos y guisantes (arvejas)
  • Una parte de cereal de grano entero como maíz o arroz
  • Una parte de otro cereal de grano entero como trigo, mijo o alforfón.

Las legumbres y granos necesitan limpiarse, tostarse bien (separadamente) y molerse para hacer una harina fina (separadamente o juntos). La harina puede guardarse entonces en un recipiente hermético entre uno y tres meses. La harina se revuelve en agua hirviendo y se cocina durante un tiempo corto. La cantidad y consistencia apropiadas de la papilla dependerán de la edad y condición del niño. No debe agregarse sal, sobre todo si el niño está malnutrido.

Papillas de superharina 

La receta se desarrolló de experiencias e investigaciones por parte de Miriam Krantz, que trabaja con madres nepalesas y con los alimentos que cultivan. El Programa de Nutrición de la Misión Unida para Nepal apoya totalmente el uso de la papilla de superharina y es promovida ahora a lo largo del país por el gobierno como la comida ideal para el destete.

La harina hace uso pleno de cualquiera de los alimentos locales que estén pronta-mente disponibles. Puede usarse cualquier leguminosa en lugar de los frijoles de soja, y pueden sustituirse combinaciones de cualquier otros dos granos de cereal en vez del trigo y el maíz.

Para los bebés de seis meses de edad o más, las papillas hechas con una o dos cucharaditas de superharina dadas dos o tres veces al día son suficientes con la alimentación de pecho. A medida que el niño crece, la cantidad de papilla aumentará gradualmente hasta que se usen aproximadamente 100gm (cuatro cucharadas) de superharina cada día – suficientes para preparar tres comidas de papilla. Esta cantidad proporcionará la mayoría de los requisitos de proteína, calcio, hierro y varias vitaminas del niño de uno a tres año de edad. Si un niño de corta edad se alimenta de pecho y come también dos porciones pequeñas de la comida de su familia de dhal-bhat (legumbres y arroz), se satisfarán todo sus necesidades de energía y proteína.

El contenido nutritivo de la superharina varía según los ingredientes usados, pero el análisis muestra que 100gm de harina contendrán 13,5–25gm de proteína y 345–370 calorías. La papilla de superharina no proporciona suficiente vitamina Apara las necesidades diaria del niño. Por consiguiente los trabajadores de salud enseñan a las madres a agregar verduras frescas u otras verduras familiares a la papilla.

El valor nutritivo de la papilla también se mejora agregando ghee (mantequilla clarificada) u otra grasa o aceite vegetal. Una receta que satisface la recomendación de la OMS para niños severamente malnutridos usa 30gm (una cucharada colmada) de superharina cocida con 15ml (tres cucharaditas) de aceite y con agua hasta hacer 150ml. Esto está usándose con los niños malnutridos en hospitales de UMN.

Ventajas de la superharina

  • La superharina es una comida conveniente y adaptable que se conserva bien. Para los niños de más edad la harina puede comerse seca (como sattu) o agregada a leche hervida fresca o cualquier otro líquido sin más cocción, ya que que todos los ingredientes ya están cocidos. La harina también puede ser usada para hacer panes y galletas.
  • A los infantes les gustan los sabores tostados.
  • Pueden agregarse verduras y frutas molidas a la papilla para mejorar el valor nutritivo y variar el sabor.
  • La papilla de superharina es muy recomendada para usarla con niños severamente malnutridos.

Sanjay Kumar Nidhi ha trabajado como funcionario de evaluación y apoyo de la nutrición en el Programa de la nutrición, Misión Unida a Nepal. Su dirección es Nutrition Programme, UMN, PO Box 126, Kathmandu, Nepal. E-mail: sanjay.nidhi@umn.org.np

Estudio de caso - En vías de recuperación

Kamali trajo a su hijo de dos años de edad, Arjun, a la Oficina de Salud del Distrito con lágrimas en los ojos. Lo llevó allí como un último recurso después de que él había recibido tratamiento de los sanadores tradicionales locales. Arjun tenía diarrea todo el tiempo, había perdido el apetito y había estado bajando de peso constantemente.

Arjun fue enviado inmediatamente al Programa de Nutrición de UMN. Tenía una severa pérdida de peso y parecía sólo ‘piel y huesos’. Estaba irritable, muy lento, deshidratado y lloraba todo el tiempo. Era un caso claro de severa desnutrición de energía de proteína. Se aconsejó a la madre de Arjun, Kamali, sobre su situación y se le dieron sugerencias para alimentarlo.

Tres días después, el personal de UMN visitó su casa y habló con su madre sobre la situación familiar. Descubrieron que ella no era consciente de la importancia de la buena alimentación del niño y de las prácticas de higiene.

El personal del programa de nutrición le enseñó a la madre cómo preparar papillas de superharina. La animaron a alimentar a Arjun con estas papillas cuatro a cinco veces al día (fortificada con ghee o aceite) junto con otros alimentos, frutas y verduras. Durante posteriores visitas a la casa, se dio a Kamali sugerencias prácticas relacionadas con alimentos de destete, alimentación de los niños enfermos, higiene personal, dieta equilibrada y alimentos locales nutritivos. El personal de nutrición de terreno también monitoreó el peso de Arjun durante las visitas regulares a la casa.

Arjun subió de peso lenta pero constantemente. Cuando volvió a la unidad de nutrición para un exámen era un niño diferente – feliz y lleno de energía, había subido de peso, caminaba con facilidad, su apariencia había mejorado y quería comer por sí mismo. La clara alegría en los ojos de su madre lo decía todo.

Esperamos que nuestra experiencia en Nepal con alimentos de destete procesados en casa pueda reproducirse en otros países. Los enfoques de alimentación del niño basados en el hogar deben ser reconocidos y animados por los que desarrollan políticas, líderes de la comunidad y trabajadores de salud pública.