Trabajo con los nómadas tuareg en Níger

por Ian y Jenny Hall.

El trabajo de JEMED (Juventud Con Una Misión) en Abalak, Níger, utiliza un enfoque integral al desarrollo. Demuestra la fe cristiana ayudando a satisfacer las necesidades físicas, sociales y espirituales de la comunidad.

JEMED ha trabajado en Abalak desde 1990. El testimonio cristiano del personal del proyecto en un medio ambiente muy demandante incluso en el curso de la guerra civil, ha establecido una base de confianza y respeto que están empezando a dar fruto ahora en una cultura muy tradicional. La iglesia cristiana todavía es muy pequeña pero está creciendo.

Alentar la permanencia 

En cualquier área nueva, nuestra primera actividad es siempre excavar o reparar un pozo para proporcionar una fuente de agua confiable. Esto anima a un grupo de familias (de hasta 150) a permanecer dentro de un radio dado de 16km durante nueve meses al año. Sin este grado de permanencia sería imposible encontrarse con estos pastores nómadas lo suficiente para lograr desarrollo comunitario bueno.

La gente ahora se está dando cuenta que puede lograr mucho más trabajo en conjunto como comunidad que en su aislamiento tradicional. Estamos viendo incluso a gente que construye casas de adobe y funda pueblos por primera vez en los sitios más viejos. Esto permite un lugar para que se queden los ancianos y enfermos mientras la mayoría viaja con sus animales en su transhumancia tradicional durante la estación lluviosa. Ahora también se han construido dos escuelas primarias Tuareg en los sitios donde existe tal pueblo pequeño.

Planeamiento a futuro 

Un programa de préstamo de animales le permite al pueblo tuareg a reemplazar el ganado perdido durante dos graves sequías en los años setenta y ochenta que los ha sumido en la pobreza absoluta. Ellos guardan los animales por aproximada-mente cinco años y durante ese tiempo se quedan con las crías producidas. Luego reembolsan el préstamo (en animales) al próximo grupo de beneficiarios en el mismo sitio. Esto ayuda a asegurar el reembolso y significa que la inversión inicial sigue ayudando a los más pobres en el área de una manera sustentable. Así como el beneficio físico de leche y carne (para vender a cambio de grano), este programa de préstamo ayuda a devolverle el respeto en sí mismo a un pueblo muy orgulloso que depende casi totalmente de su ganado.

Se han construido bancos de grano en la mayoría de estos sitios. En la estación calurosa el precio del mercado de grano normalmente se duplica y a menudo los más pobres no pueden permitirse el lujo de comprar grano. JEMED simplemente compra el mijo después de la cosecha cuando los precios son bajos y lo guarda hasta la estación calurosa. Así como proporciona ayuda práctica vendiendo este grano a bajo costo, JEMED también ha ayudado a introducir la idea de la planificación a futuro.

El cultivo agrícola es ajeno a un estilo de vida nómada. Sin embargo, la gente que se ha quedado en los sitios durante la estación lluviosa ha tratado de sembrar cultivos como el mijo y el sorgo, con algo de éxito. El contener tierra con montículos alrededor o con paredes bajas de piedra ha ayudado a retener más agua en la tierra. Algunas llanuras que habían cesado de producir pasto están ahora haciéndose más fecundas. Ahora se cercan las áreas en que crece naturalmente el trigo silvestre. Esto protege el cultivo para la gente de la localidad y evita que se lo coman las manadas de animales que pasan. Se han plantado árboles donde la gente se ha establecido y éstos son efectivamente atendidos por gente de la localidad. Esta es otra actividad a largo plazo que muestra progreso real en cambiar actitudes y punto de vista de la gente.

Todas estas técnicas tienen beneficios prácticos, pero también dan un sentido de logro en la medida que la gente ve cómo sus esfuerzos conjuntos cambian visible-mente su medio ambiente local de una manera positiva.

Educación para todos 

La educación siempre ha sido importante en nuestro trabajo. Estamos muy contentos con el éxito de las escuelas primarias y sabemos que esta inversión a largo plazo ayudará a la generación futura a tener una visión de mundo más amplia. Después de considerable oposición al principio, las clases de alfabetización de adultos en el idioma tamasheq han sido establecidas en la mayoría de los sitios. Se enseña todos los años a hombres y mujeres, usando el programa de alfabetización nacional. La mayoría continúa mejorando cada año.

Ahora necesitamos ir más allá de lo que el estado proporciona, para que hayan nuevos recursos para los hombres y mujeres y continúen leyendo todo el año. Las mujeres del pueblo de MiniMini fueron las primeras en pedir clases de alfabetización en francés para las que habían alcanzado un nivel máximo en Tamasheq y querían aprender algo nuevo. Esto es maravilloso y nosotros alabamos a Dios por el cambio real y positivo.

Acceso a la atención de salud

El servicio de salud estatal es bastante bueno. Sin embargo, la gente más pobre no puede pagar el transporte necesario para tener acceso al tratamiento. Cada año, hombres, mujeres y niños se mueren de paludismo, infecciones toráxicas y diarrea por la falta de tratamiento económico básico. Por lo tanto JEMED ha inciado un programa sustentable de atención de salud.

Tenemos campañas de educación de salud de tienda-a-tienda, ayudando a que la gente entienda que hay maneras de ayudar a los niños enfermos. Tenemos ahora a hombres y mujeres locales capacitados para diagnosticar y tratar enfermedades básicas. Ellos venden los tratamientos de sus cajas de medicina a precio de costo para poder reemplazar el stock de una manera sustentable.

En los últimos dos años han habido muy pocas muertes debido a diarrea y paludismo. Las mujeres también pueden obtener tratamiento contra la anemia (deficiencia de hierro) que es muy común. Desde entonces han nacido bebés de mujeres que eran previamente infértiles por la falta de hierro y ácido fólico.

El impacto físico y social de esto es maravilloso. El mensaje espiritual que acompañó al trabajo fue que se realizó en nombre de Jesús. La gente ha aprendido a confiar en algo (la medicina) que habría rechazado previamente por sospecha.

JEMED cree que el cambio cristiano integral en nuestras comunidades cumple con el pacto dado al pueblo de Dios a través de Abraham de bendecir a las naciones de la tierra (Génesis 12:2-3). Si vemos también una cosecha espiritual mientras estamos haciéndolo, entonces eso es incluso mejor.

Ian y Jenny Hall trabajaron con JEMED en Níger durante dos años con Tearfund. Ahora están en Nottingham, Reino Unido, pero esperan volver a Africa Oriental con Tearfund en el futuro. 

Ayudando a la gente a que se ayude

La relación de confianza que se haya construido durante muchos años es vital. Otros proyectos pueden introducir las mismas actividades prácticas pero sin éxito. El desarrollo tiene mejor éxito cuando se plantea un desafío a las visiones de mundo de la gente. Sólo entonces entenderán lo que están haciendo por sí mismos. A menudo en las fases tempranas, la gente estará de acuerdo en hacer nuevas cosas si se pagan de alguna manera – pero en efecto está trabajando simplemente para el programa.

Nosotros usamos la palabra francesa animación para describir el largo proceso de ayudar a que la gente entienda cómo cualquier nueva actividad le ayudará a ella y su familia de una manera sustentable. Todas nuestras actividades de proyecto tienen las metas conjuntas de cambiar la visión de mundo de la gente (apertura creciente a las nuevas ideas) y también de ser una manera sustentable de enfrentar las necesidades de la comunidad. Para animar la propiedad, estas necesidades son identificadas siempre por la comunidad misma. Cada comunidad elige un comité de dirección que también aprende habilidades de resolución de problemas cuando apoya el trabajo de desarrollo. Nuestro último deseo es de potenciar a la gente.