El trabajo de Sulabh International

El trabajo de quitar los residuos humanos de las casas que carecen de sistemas de saneamiento adecuados, se considera como el más bajo de todos los trabajos en la India. Lo lleva a cabo la gente llamada harijans, que pertenece a la casta conocida como los intocables.

Hoy, hay todavía más de 600.000 harijans en la India, los que recogen los residuos de los baños públicos sin drenaje, llevándolos sobre sus cabezas y descargándolos en los campos y canales. Este trabajo pone su salud en peligro.

Bindeshwar Pathak es un científico social que ha dedicado su vida a mejorar esta situación. Descubrió que a las casas urbanas de más bajo ingreso les faltaba el acceso al saneamiento y que muy pocos de los 3.250 pueblos mayores y ciudades de la India tenían un sistema de alcantarillado adecuado. Hoy, a un tercio de la población del país le falta todavía el acceso al sanea miento básico. Llevó a cabo una investigación detallada para encontrar la mejor solución.

Las letrinas de cierre hidráulico

En 1970 fundó el Sulabh International Social Service Organisation. Los objetivos de Sulabh International incluyen:

  • restaurar los derechos humanos y la dignidad
  • liberar a los harijans del trabajo desagradable de manipular excrementos humanos
  • rehabilitar y capacitar a los harijans para otros trabajos
  • promover la posición social de los harijans como iguales en la sociedad
  • mejorar la salud y la higiene
  • educar a la gente para que no defeque al aire libre
  • motivar a la gente para construir y usar los baños públicos de Sulabh
  • proporcionar baños públicos comunitarios y servicios de baño en los barrios bajos por una suma modesta
  • alentar a la gente para que plante árboles alrededor de las letrinas
  • aprovechar la energía de los excrementos humanos
  • usar el abono de los baños públicos de Sulabh para mejorar la productividad agrícola.

Sulabh promueve un diseño simple para letrinas de cierre hidráulico con dos hoyos. El costo mínimo es US$50 pero con ayuda local pueden construirse por tan poco como US$30. Los gobiernos regionales contribuirán a menudo con la mitad del costo de las letrinas individuales.

Por más de 20 años, el activista social y sus 50.000 trabajadores de terreno voluntarios han realizado una campaña por toda la India para persuadir a la gente para que use letrinas. Su organización, Sulabh International, ha construido hasta ahora más de un millón de letrinas en 1.080 pueblos por todo el país.

En los barrios bajos abarrotados y los sectores de mucho movimiento, como las estaciones ferroviarias y de autobús, Sulabh ha construido más de 7.500 letrinas públicas comunitarias de pago, con hoyos más grandes. Éstas se construyen en colaboración con las autoridades locales que proporcionan el terreno y los materiales de construcción. Sulabh se hace cargo del edificio y el mantenimiento. Cobrando una rupia (2 centavos de dólar) por visita, Sulabh puede emplear personal para mantenerlos limpios. Adosados a muchos de éstos hay centros de baños públicos que proporcionan agua potable limpia, duchas y un lugar para lavar la ropa. Éstos están pavimentados y amurallados, decorados con macetas de plantas o jardines y se mantienen limpios. Hay también guardias armados en servicio.

En 160 de estos centros, los residuos se recolectan en tanques que están conectados a unos convertidores para producir biogás.

Como resultado del trabajo de Sulabh International aproximadamente 37.000 harijans han encontrado ahora otro trabajo. Las actividades de Sulabh incluyen proporcionar capacitación y empleo a los niños de los harijans. Hay institutos que proveen capacitación para los niños en una variedad de habilidades para permitirles que encuentren trabajo como, por ejemplo, electricistas, carpinteros, constructores, administradores, sastres y mecánicos.

El Sr. Pathak incluso ha abierto un museo de baños en Nuevo Delhi. Este registra la historia de cloacas, desagües, enfermedades y letrinas. Él espera que ayudará a cambiar las actitudes hacia los excrementos humanos.

Una reciente evaluación (Beyond Boundaries, Asian Development Board – Más allá de los límites, Consejo de Desarrollo Asiático) encontró que:

  • casi la mitad de los usuarios de las letrinas ganaba menos del salario mínimo, lo que indica su condición social de bajo ingreso
  • más del 75% de los usuarios estaba contento con los precios y los servicios limpios
  • el 84% estaba constituido por usuarios diarios regulares de los servicios.

Incluso entre los trabajadores migratorios y los moradores de los barrios bajos urbanos de bajo ingreso, hay una disposición para pagar por los servicios buenos – y otras organizaciones están ahora siguiendo el ejemplo de Sulabh International.

Compilado de información de Sulabh International. E-mail: sulabh1@nde.vsnl.net.in Sitio web: www.sulabhinternational.org