N18 Cómo alimentar a los bebés

Los niños que se alimentan bien durante los primeros dos años de vida tienen mayor probabilidad de permanecer sanos durante el resto de su infancia. La leche materna por sí sola no puede continuar proveyendo toda la energía y los nutrientes requeridos por un niño mayor de seis meses.

Los alimentos complementarios pueden ser alimentos preparados especialmente, o pueden prepararse adaptando alimentos de la familia. Los alimentos deben prepararse en forma de compota para hacerlos fáciles de comer, y deben tener un alto contenido de nutrientes. Deben darse en pequeñas cantidades, tres veces al día para comenzar, hasta aumentar a cinco veces diarias para cuando el bebé cumple los 12 meses. Comience con unas pequeñas cucharaditas y aumente gradualmente la cantidad y la variedad.

Los alimentos complementarios deben satisfacer todas las necesidades nutricionales de un niño en crecimiento. Las necesidades más difíciles de satisfacer, generalmente son:

  • la energía – proveniente de grasas y azúcares, dado que los niños pequeños no son capaces de comer suficientes alimentos básicos
  • hierro y zinc – de carnes rojas, vísceras, yemas de huevo, legumbres y hojas verdes oscuras
  • vitamina A – de aceite de palma roja, hortalizas verdes y anaranjadas, y yemas de huevo.

El agregar una pequeña cantidad de grasa o aceite a la comida de un niño le da energía adicional y ayuda a que los alimentos sean más blandos y sabrosos.

Muchos centros de salud mantienen una planilla del peso de niños pequeños. El monitoreo de su crecimiento es una forma útil de saber si un niño está comiendo lo suficiente y si está saludable.

Discusión

  • ¿A qué edad comienza la mayoría de niños en su región a consumir alimentos complementarios? Dialoguen sobre si esto es demasiado pronto o demasiado tarde.
  • ¿Se comen en nuestra zona alimentos derivados de animales? ¿Con cuáles de éstos se alimenta normalmente a niños pequeños?
  • Una buena combinación de alimentos complementarios que se deben comer por día es:
    • un alimento básico + una legumbre + un alimento animal + hojas verdes o una hortaliza o fruta color naranja.

Los hogares pueden utilizar todos estos alimentos para preparar una sola comida, o pueden utilizar, por ejemplo:
• un alimento básico + una legumbre + hojas verdes para una comida
• un alimento básico + un alimento animal + una fruta para otra comida.

  • ¿Las familias en nuestra región normalmente proveen estas buenas combinaciones de alimentos? De lo contrario, ¿cómo podríamos animarlas a que lo hicieran?
  • Las grasas y los azúcares son fuentes muy importantes de energía para niños pequeños. ¿Cómo pueden las madres proveer más grasas y azúcares en la dieta de sus hijos?

Otras ideas para preparar los primeros alimentos complementarios

  • Haga un puré a base de aguacate o palta, bananas, o papaya madura
  • Agregue a los cereales cocidos, pasta de maní o cacahuete, aceite o leche 
  • Agregue al alimento básico, una pequeña cantidad de pescado o de pollo pulverizado con hojas verdes cocinadas al vapor
  • Agregue al alimento básico, una yema de huevo y lentejas pulverizadas