R8 Cómo entender la ley

Buscar la justicia de Dios para defender los derechos de los demás, en especial los de la gente pobre y oprimida, requiere más que buena voluntad. Requiere de algún conocimiento sobre cómo funciona la ley, y a qué derechos humanos las personas tienen derecho. Existen muchas leyes, constituciones y convenciones de la Organización de las Naciones Unidas que describen, en gran detalle, cómo debe funcionar la ley.

Sin embargo, la más fácil de entender es la primera declaración de derechos humanos de la ONU. Fue escrita en 1948 después de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial. Los gobiernos prometieron que informarían a sus ciudadanos sobre estos derechos y conseguirían promocionar y proteger los mismos. Se incluye un resumen de esta declaración en las páginas 60–63.

Las apelaciones o cartas a nombre de otros podrían citar el artículo relevante de esta declaración. Si se requiere más información, se puede pedir ayuda a alguna ONG que trabaje en la promoción de los derechos humanos. Ésta podría averiguar otras leyes y convenciones sobre las que puede basarse el trabajo de defensoría. 

Discusión
  • Leamos Hechos 22:22-29. Pablo es un ejemplo de un cristiano que realmente conocía y entendía la ley. A lo largo de Los Hechos hay muchos ejemplos de sus acciones mientras estuvo en problemas con las autoridades. A veces se quedaba callado. A veces se defendía. A veces fomentaba viejos argumentos con respecto a la interpretación de la ley. En este pasaje él tranquilamente menciona sus derechos. ¿Qué cuestionaba Pablo? ¿Cuál fue la respuesta?
  • ¿Qué derechos podríamos reclamar si fuéramos encarcelados sin cargos? Si no sabemos, ¿cómo podríamos averiguar más? ¿Hay ONG o grupos cristianos en nuestra área trabajando en la promoción de los derechos humanos?
  • ¿Qué podemos aprender sobre la respuesta de Pablo a las autoridades? (Leamos más sobre las acciones de Pablo en Hechos.)
  • ¡La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos a veces ha sido descrita como un secreto bien guardado! ¿La hemos leído (veamos la página 60)? ¿Estamos familiarizados con lo que dice? ¿Cómo podríamos compartir esta información con otros?
  • ¿Qué importancia tiene para nosotros conocer nuestros derechos – y los derechos de otras personas?

Artículos 29, 30 Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU