Estudio bíblico: El ministerio de Dorcas

por Mary Kanene.

En este estudio bíblico vemos el valor de una mujer en particular en el servicio de Dios – Dorcas.

Lea Hechos 9:36–39. Dorcas sentía un gran amor por el Señor. Pasaba mucho tiempo en oración y estudiando la Biblia. De su gran amor por Dios, surgía un gran amor por el prójimo. Fíjese bien que siempre ayudaba al pobre – no sólo cuando tenía tiempo y recursos, sino siempre. ¿Cuál es nuestro ministerio? ¿Cuál es el llamado de Dios para usted? ¿Quién se beneficia de nuestro trabajo – nosotros mismos, nuestro orgullo o los demás? Estas preguntas no tienen respuestas fáciles. Piense un poco sobre su ministerio.

Lea Hechos 9:40-42. Dios resucitó a Dorcas porque tuvo compasión de la gente que la lloraba. Usó a Pedro para traerla nuevamente a la vida porque las mujeres quienes eran sus amigas, la extrañaban tanto. Sus amigas eran las pobres – las viudas. ¿Cuando nos mudemos de nuestra zona para empezar un nuevo trabajo, la gente se pondrá contenta o triste? ¿Quién llorará si nos morimos?

Como Dorcas, la mujer que inició el ministerio de Dorcas en Lusaka, Zambia, también recibió su pena de muerte – descubrió que estaba infectada con el VIH. Se debilitó tanto que no pudo continuar con su trabajo de maestra. Deprimida y confundida pidió a Dios que la guiara. Por medio de El, a pesar de su enfermedad, fue resucitada. Dios le dió nueva vida. Le dió la gran responsabilidad de ejercer su ministerio entre las mujeres pobres – algunas también con SIDA – compartiendo amor, compasión y proveyendo capacitación en diferentes destrezas.

Lea 1 Tesalonicenses 1:3. Que esta sea nuestra oración – para aquellos en el Ministerio de Dorcas, Lusaka, y grupos similares en todo el mundo y para nosotros mismos.