Camino hacia la realidad

Alex Mavrocordatos.

El pueblo de Kolo necesitaba un nuevo pozo. Los pozos más viejos se estaban secando, sus paredes derrumbándose con la transformación de la tierra en arena a medida que el Sahara se expande lentamente hacia el sur todos los años. El jefe y sus consejeros no parecían preocupados, quizás porque el jefe, por lo menos, tenía un pozo perfectamente bueno en su propio patio. No como el resto de los lugareños, cuyas mujeres se levantaban a las cuatro o cinco de la mañana, para hacer cola a fin de obtener un cubo de la escasa agua.

Así los actores del pueblo pusieron una obra. Mostraba a una familia pobre que hablaba con el jefe, contándole sobre la necesidad urgente de una nueva fuente de agua. Le instaba a que pidiera un nuevo pozo de la ONG que estaba trabajando con el pueblo.

La mayoría de la comunidad en el pueblo asistió a estas obras semanales, incluyen-do el jefe y los ancianos, las mujeres que se esforzaban con el agua todos los días y los niños, que contarían todo a los que no habían podido asistir. Los trabajadores de la ONG también estuvieron presentes.

Cuando el jefe (en la obra) estuvo de acuerdo en reunirse con los asociados de la ONG y pedir su apoyo en esta materia, todos en el público estaban conscientes de la ironía. Y cuando el actor que retrata al jefe caminó luego por el lugar de la presentación y se dirigió al funcionario de la ONG en el público, todos estuvieron conscientes de que el joven estaba ahora realmente sosteniendo la reunión con la ONG que él y sus compañeros habían querido que los ancianos sostuvieran desde el principio. Y no había ninguna posibilidad de arrepentirse …

Alex comenta: ‘la cultura Bambara en Malí no les permite a los hombres jóvenes expresar sus puntos de vista en las reuniones públicas. Sin embargo, el teatro les permitió una voz. La presentación tuvo un momento muy significativo cuando los actores atravesaron los límites del teatro hacia la realidad del público. Se dirigieron directamente a los trabajadores de la ONG que estaban mirando la ‘obra’. Los trabajadores respondieron a esta reunión pública tal como si hubiera sido una reunión con el jefe ‘de verdad’. Y así se llevó a cabo la reunión y la ONG estuvo de acuerdo en participar, en tanto que explicó las condiciones de autoayuda en que podría fundarse una asociación.’

Alex Mavrocordatos del Centro para las Artes en las Comunicaciones del Desarrollo tiene considerable experiencia en el uso del teatro en el desarrollo en muchos países. Es catedrático en la Maestría de Arte en Teatro y Medios de Comunicación para el Desarrollo en el King Alfred’s College, Winchester, Inglaterra.

Más información sobre las Prácticas Dramáti-cas Participativas se encuentra disponible en la página web: www.cdcarts.org/ppp