Paso a Paso 97 - Higiene y saneamiento

“¡Por favor, regresa a lavarte las manos!”, le digo a mi hijo de tres años quizás varias veces al día. A él no le gusta el agua fría, no le gusta que se le mojen las mangas y le parece difícil secarse las manos. Y cuando lo estoy cuidando, a veces siento que me lavo las manos cada dos o tres minutos: después de ayudarle a ir al retrete, antes de darle un refrigerio, después de tirar un pañuelo de papel que él ha utilizado para limpiarse la nariz...

Requiere esfuerzo inculcar un hábito en un niño y es aún más difícil motivar a los adultos a cambiar sus costumbres, especialmente cuando las nuevas costumbres se perciben como una molestia. Por esto, en este número sobre higiene y saneamiento no nos concentramos en soluciones técnicas, a pesar de su importancia. En cambio, tomamos en cuenta lo que las personas verdaderamente quieren con relación al saneamiento (página 3) y el modo en que los facilitadores de la comunidad ayudan a las personas a tomar la iniciativa de cambiar sus costumbres y mejorar sus servicios de saneamiento e higiene (páginas 4–5 y 10–11). Lavarse las manos con jabón es una manera fácil y barata de mejorar la salud, por lo que incluimos instrucciones sobre cómo hacer jabón (páginas 12–13) e información sobre cómo lavarse las manos que se puede compartir fácilmente en grupos como punto de partida para el debate (páginas 8–9).

Nuestra encuesta de lectores nos hizo ver que ustedes están especialmente interesados en números de Paso a Paso que traten sobre agua y saneamiento, por lo que esperamos que lo que lean aquí les infunda ánimo. Nos encantaría saber lo que piensan, así que, por favor, comuníquense con nosotros. El próximo número también tratará sobre un tema que muchos de ustedes resaltaron en la encuesta de lectores: el VIH.

Helen Gaw, Editora

En la parte inferior de esta página usted encontrará artículos del número 97 de Paso a Paso en formato html.

Favor de seleccionar aquí para bajar una versión en pdf del número 97 de Paso a Paso (PDF 816 KB)