Trabajo de saneamiento a bajo costo en Lesoto

por Isobel Blackett.

En 1981, el gobierno de Lesoto se comprometió a hacer mejoras de agua y saneamiento. Se inició un proyecto Urbano de Saneamiento. En el año 1983 este proyecto, también conocido como el ‘Urban Sanitation Improvement Team’ (USIT) estaba bien adelantado y el Proyecto de Saneamiento Rural (PSR) empezó su trabajo basado en las experiencias de la USIT.

¿Quién tiene la responsabilidad de mejorar el nivel de saneamiento?

Los dos proyectos, USIT y PSR están bien establecidos y tienen mucho futuro. Sus trabajos cubren la mayor parte del país y se ha visto una mejora significativa en las instalaciones sanitarias de muchas casas, tanto en áreas rurales como urbanas. Los conceptos sugeridos en los dos programas son similares y se basan en lo siguiente:

  • Para mejorar la salud se requieren suministros de agua limpia, instalaciones sanitarias adecuadas y buenas normas de salud e higiene.
  • Las instalaciones sanitarias son la responsabilidad de todo cabeza de familia.
  • Las instalaciones sanitarias adecuadas deben considerarse tan parte de la casa, como la puerta o el tejado.
  • Si la gente paga por sus letrinas quiere decir que realmente las aprecian y que las van a cuidar, limpiar y conservar en buen estado.
  • La gente necesita estímulo, educación y ayuda práctica para mejorar las facilidades sanitarias y para mantener buenas normas de higiene.

¿Por qué la gente desea mejoras en el campo del saneamiento?

En Lesoto se sabe que a la gente le gusta construir letrinas mejores por las siguientes razones:

1 A través de la educación e información sanitaria y de la salud, han aprendido que buenas normas de higiene y saneamiento son buenas para la salud.

2 Una buena letrina aporta más categoría a la casa al ser considerada como moderna y atractiva. Su uso es conveniente y muy práctico.

Las letrinas se promocionan por la radio, en los colegios, iglesias y clínicas (centros médicos); también por grupos comunitarios, organizaciones de mujeres y a través de jefes y empleados de la USIT y PSR que ayudan a promocionar mejoras de higiéne y saneamiento. ¡La USIT trabaja con quien esté interesado!

‘A mí me gustaría una letrina FPV. ¿Me podría ayudar por favor?’

Un cliente vendrá a la oficina de la USIT una vez que se haya decidido a pedir más información sobre las letrinas FPV. Un empleado de esta entidad le explicará cómo funcionan y le aconsejará la mejor forma de obtenerlas. Al cliente se le dará una lista de los materiales que se necesitan, el presupuesto del costo y planos, además se le ayudará a contactar a la gente capacitada en construir las letrinas. Si tiene dificultad en pagar por la letrina FPV al contado, se le ofrecerá un préstamo del 60% del costo.

El técnico va a la casa de la persona interesada y mira cuál es el mejor sitio para la instalación. Le aconseja la mejor posición para la letrina. Si el cliente está de acuerdo, el técnico hace una marca en el suelo para que el cliente empiece a excavar la fosa.

El cliente es el que consigue los materiales y el que se encarga de que la persona capacitada empiece su labor. Durante este tiempo la USIT supervisará la construcción y controlará que todo vaya bien.

Una vez terminada la letrina, empleados de la comunidad de la USIT visitarán al cliente y le explicarán la mejor forma de cuidar, limpiar y conservar su nueva letrina FPV.

Capacitación de albañiles locales

La USIT y la PSR organizan cursos de capacitación de diez días para albañiles locales en todas las ciudades y áreas rurales. Estos albañiles son los que generalmente construyen las casas; al capacitarlos, la construcción de letrinas se asociará con la construcción de casas y las letrinas se construirán sin necesidad de la intervención de las entidades.

Colegios

Si visita Lesoto, verá hileras de letrinas FPV en los colegios de primaria y secundaria en todo el país. La USIT piensa que los niños deben aprender las normas de higiene y saneamiento desde que son pequeños. Si aprenden la importancia de esta práctica, cuando crezcan y tengan familia no van a querer ir al campo, usar un balde o letrinas primitivas.

Los empleados de comunidad de la USIT hablarán con profesores y alumnos sobre las instalaciones sanitarias, su limpieza y mantenimiento y sobre temas de salud, en general. La USIT utiliza diapositivas en sus programas de ayuda infantil para enseñarles a los niños la importancia de las normas de higiene y cómo cuidar sus LV nuevas.

Isabel Blackett trabajó en Lesoto por seis años en la USIT promocionando la importancia de un buen saneamiento.