Nuevos conceptos sobre el control de moscos, mosquitos y zancudos

Recopilado de datos de DCFRN y del Dr Chris Curtis.

Los mosquitos son portadores de enfermedades y las transmiten de una persona a otra. ¡También dan fastidio! Algunas variedades son portadoras de malaria (la especie de Anopheles) otras de la fiebre dengue (Aedes aegyptí) y otras de enfermedades desagradables, como la filiariasis que a su vez causa elefantiasis (la especie Culex).

Los mosquitos ponen sus huevos en el agua y ahí mismo se desarrolla la larva. Utilizan el agua recolectada en algo tan pequeño como una lata vieja o tan grande como un pantano o una ciénaga.

Es muy importante reducir las cantidades de agua estancada por toda la casa para que los mosquitos no encuentren muchos sitios donde poner sus huevos. Cubra siempre los barriles o recipientes que contengan el agua ya sea para beber, cocinar, lavar o para bañarse. No deje utensilios o cosas como latas, botellas, ollas, tarros o llantas en sitios donde puedan recolectar agua de lluvia. Limpie los desaguaderos para que el agua corra con facilidad. Llene los charcos o pozos con arena. Examine la posibilidad de hacer un pozo para desagüe o seque a fondo el agua que se recolecte en los sitios donde se hace el lavado o la limpieza.

Sin embargo, algunas áreas de agua son muy difíciles o imposibles de cubrir; por ejemplo: las letrinas de fosa, las fosas sépticas o los pozos abandonados. A veces se añade aceite, en poca cantidad, al agua, para el control de mosquitos. La larva respira a través del agua y la capa de aceite que flota en la superficie del agua la mata al impedirle respirar. No obstante, el aceite poco a poco se descompone y resulta caro reemplazarlo. Se necesita otra solución.

Las bolitas de poliestireno (icopor o tecnopor) expansibles se producen para embalaje y como material de aislamiento. El poliestireno es muy ligero y flota en la superficie del agua. Se ha hecho muchos experimentos usando bolitas de diferentes tamaños. Este material flota en la superficie del agua formando una capa, ‘un tapete’, muy grueso. Cuando se utilizaron bolitas más pequeñas (lo ideal sería utilizar bolitas de 2mm de diámetro) se notó que la larva no pudo respirar a través de la capa.

Si las letrinas de fosa se secan durante la estación de sequía, las perlas de poliestireno volverán a flotar una vez que llegue la época de lluvias.

Estas bolitas también pueden ser utilizadas por muchos años. Cuando se usan piezas pequeñas, la capa no tiene que tener un espesor de más de 1 cm. para que destruya la larva. Si se utilizan bolitas de poliestireno de más diámetro, entonces la capa tendría que tener entre 2 y 3cm de espesor.

Se hicieron pruebas en fosas en la ciudad de Makunduchi, Zanzibar en Tanzanía. La ciudad tenía alrededor de 1.700 letrinas, entre letrinas de fosa y fosas sépticas, de las cuales un tercio contenía agua y larva de mosquitos. Todas las fosas que se sabía que contenían agua fueron tratadas en 1988. Al año siguiente hubo una gran reducción en la población de los mosquitos que pican: un 98%.

El tipo de mosquitos que se reproduce en estas fosas profundas, no es generalmente el tipo de mosquito que es portador de la Malaria sino el tipo Culex que es portador de filiarisis y causa picaduras muy desagradables.

Hasta ahora no han habido quejas de contaminación ni ningún tipo de problemas por el uso de estas bolitas de poliestireno.

Este experimento está ahora ampliándose para cubrir toda la ciudad de Zanzíbar. Estas bolitas se consiguen en la ciudad y son gratis (gracias a una donación de la compañía Shell). Vienen con toda la información necesaria sobre cómo usarlas. Se pueden conseguir en su formato ‘no dilatado’ en el cual parecen granos de azúcar. Al calentarse, ya sea en fábricas cercanas o en ollas en las casas de cada uno, estas piezas se dilatan 30 veces y quedan listas para su uso.

Han habido algunos malentendidos. La gente a veces piensa que estas bolitas se deben poner en todas las fosas - incluso en las que nunca se mojan. Algunas personas creyeron que este producto era venenoso y, que al tirar unos cuantos puñados éste mataría la larva de los mosquitos.

Los grupos interesados en obtener bolitas de poliestireno pueden escribir a cualquiera de estas dos direcciones:

1 Ref: Styrocell Grade 543 FE, Shell International Chemicals, Peter Taylor, Dept. CTMP/24, Schell Centre, London SE1 7PG, Inglaterra

2 Ref: Styropor Grade P 355, BASF, Jost, LAV/KA, Ludwigshafen, Alemania.

Este material generalmente viene empacado en barriles de 125 kgs. y se debe guardar sellado hasta el momento en que se use. Valdría la pena averiguar primero si este material se consigue en su país. Otra posibilidad sería, si se necesita en poca cantidad para una sola letrina, la de obtener el poliestireno (que se ha usado en embalaje para radios, cocinas, frigoríficos, etc.) directamente en los almacenes de electrodomésticos, ya que la mayoría de este embalaje se puede despedazar con facilidad. No será tan efectivo como el material que viene de la fábrica, pero, por experimentos simples que se han llevado a cabo, hemos encontrado que una capa gruesa de este material despedazado impide que la larva se convierta en mosquito, aunque no es tan eficaz como para impedir que respiren.

El Dr Chris Curtis trabaja en el departamento de Parasitología Médica en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical en Londres: Keppel Street, London, WC1E 7HT, Inglaterra.