La discapacidad en situaciones de desastres

Paso a Paso 108 - Vivir con una discapacidad

La edición 108 de Paso a Paso está llena de orientaciones prácticas sobre cómo nuestras iglesias y nuestras comunidades pueden ser más inclusivas para las personas que viven con discapacidad.

En numerosos países, incluido Bangladés, las personas con discapacidad son particularmente vulnerables a las inundaciones y a otros desastres. Foto: CBM / Patwary
En numerosos países, incluido Bangladés, las personas con discapacidad son particularmente vulnerables a las inundaciones y a otros desastres. Foto: CBM / Patwary

La discapacidad en situaciones de desastres

Los desastres –como inundaciones, ciclones, tsunamis y terremotos– generalmente provocan muertes y daños en la infraestructura y los bienes. También provocan lesiones y trauma. No obstante, no todas las personas resultan afectadas por los desastres de la misma manera, ya que depende del grado de vulnerabilidad que tengan.

La vulnerabilidad depende, a su vez, de numerosos factores, como el género, la edad, la salud, el nivel de pobreza y el nivel de apoyo gubernamental. Las personas con discapacidad suelen ser especialmente vulnerables cuando sobreviene un desastre.

Esto se debe a muchas razones:

  • Algunas personas con discapacidad son excluidas de los debates de la comunidad sobre la planificación para casos de desastres debido a su bajo estatus social. 
  • Una persona con una deficiencia auditiva no oirá las alertas que se transmiten por radio o a través de altoparlantes.  
  • Las alertas visuales, los símbolos y las señales no le sirven a una persona con deficiencia visual. 
  • Para una persona con discapacidad intelectual podría ser particularmente estresante tratar de hacer frente a una situación de desastre sin la presencia de familiares.  
  • A las personas con discapacidad podría resultarles difícil trasladarse a lugares seguros para resguardarse, y es posible que no se las tenga en cuenta durante la distribución de ayuda de emergencia.

Los esfuerzos para reducir el riesgo y el impacto de los desastres deben dirigirse a toda la población, incluidas las personas con discapacidad.

Modelo de Gaibandha

El modelo de Gaibandha está basado en las experiencias de la organización CBM y sus socios en las comunidades afectadas por inundaciones de la zona bangladesí de Gaibandha. Conforme a este modelo, las personas con discapacidad desempeñan un rol destacado en la reducción del riesgo de desastres. Ellas son los agentes del cambio gracias a los esfuerzos que realizan con sus comunidades para asegurarse de que se consideren las necesidades de todas las personas y que nadie se quede atrás.

El modelo de Gaibandha propone cinco importantes pasos:

Paso 1: Establecer sólidos grupos de autoayuda bien establecidos

Existen numerosas ventajas de reunir a las personas con discapacidad en grupos de autoayuda. Entre esas ventajas, destacamos las siguientes:

  • la oportunidad de establecer relaciones, hablar sobre sus preocupaciones y proporcionarse apoyo mutuo; 
  • una mayor confianza en sí mismas y el desarrollo de habilidades de liderazgo; 
  • las oportunidades de acceder a capacitación, por ejemplo, en cómo prepararse para los desastres y en derechos de las personas con discapacidad; 
  • voces colectivas para la incidencia: es más fácil exigir cambios como grupo que como individuo (ver Paso 2); 
  • una mayor comprensión de las necesidades, las capacidades y las habilidades de cada uno; y 
  • oportunidades de acceder a planes de ahorro y de crédito a pequeña escala para mejorar los medios de vida y los ingresos (ver Paso 5).

En la zona bangladesí de Gaibandha, los grupos de autoayuda participan en todas las actividades de reducción del riesgo de desastres, incluidos los simulacros y los sistemas de alerta temprana. Cuando sobreviene un desastre, estos grupos ayudan a identificar a las personas que necesitan ser rescatadas y cuidar a las personas en los refugios.

Como resultado, a las personas con discapacidad se las respeta cada vez más como miembros valiosos de la sociedad y muchas de ellas son ahora líderes de la comunidad. Al trabajar en conjunto para lograr un objetivo común y tener en cuenta las necesidades de una amplia gama de personas, se desarrollan mejores estrategias y planes, y se reducen el estigma y la discriminación.

Según el modelo de Gaibandha, las personas con discapacidad desempeñan un rol principal en la reducción del riesgo de desastres. Foto: Centre for Disability in Development (CDD)
Según el modelo de Gaibandha, las personas con discapacidad desempeñan un rol principal en la reducción del riesgo de desastres. Foto: Centre for Disability in Development (CDD)
Paso 2: Realizar trabajo de incidencia con la autoridad local 

Los grupos de autoayuda forman parte de la comunidad en la que viven sus miembros. Deben hacer oír no solo su propia voz, sino también la de toda la comunidad.  

Tras recibir la capacitación correspondiente, los grupos de autoayuda de Gaibandha se han dedicado de lleno a crear conciencia y realizar campañas para el cambio. Ellos han invitado a funcionarios gubernamentales y periodistas a observar sus actividades de gestión de desastres y han establecido buenas relaciones con ellos. Con sus campañas, han logrado conseguir mejoras en los caminos y diques, una distribución justa de la ayuda humanitaria durante las inundaciones, ayudas económicas para personas con discapacidad, la admisión escolar para niños y niñas con discapacidad, y el acceso para sillas de ruedas en los edificios gubernamentales. 

Por medio de la promoción de las causas comunitarias y no solo de los derechos de las personas con discapacidad, los grupos se han ganado el respeto tanto de la comunidad como del Gobierno. Además de prestar cada vez más atención a los grupos de autoayuda y sus solicitudes, el Gobierno también ha comenzado a solicitar asistencia a sus miembros para capacitar a su propio personal.

Paso 3: Asegurarse de que nadie se quede atrás

Los sistemas de alerta temprana accesibles y los procedimientos de evacuación eficaces son fundamentales para proteger la seguridad de todos los miembros de la comunidad. El sistema que se estableció en la zona de Gaibandha ya ha salvado vidas.

  • Durante los simulacros, se analizan los planes de evacuación. Los miembros de la comunidad reciben capacitación para ayudar en la evacuación de las personas más vulnerables. 
  • Los comités de gestión de desastres (entre cuyos miembros se incluyen personas con discapacidad) monitorean las escalas hidrométricas, que miden el nivel de agua, y recopilan información del Gobierno y de los medios de comunicación para pronosticar las inundaciones y otros desastres. 
  • Las familias preparan sus paquetes de emergencia con alimentos secos, velas, ropa, medicamentos, pastillas purificadoras de agua y otros artículos básicos. 
  • Si se desata una crisis, los miembros del comité informan a su comunidad a través de altoparlantes y banderas de colores. A las personas que son especialmente vulnerables se las contacta de forma directa. 
  • Se conduce a toda la gente a refugios seguros que cuentan con baños y fuentes de abastecimiento de agua accesibles. 
  • Los comités de gestión de desastres colaboran con el Gobierno de Bangladés para asegurarse de que la ayuda de emergencia llegue a todas las personas que la necesiten. También trabajan en conjunto con esta entidad después de los desastres, ayudando a las comunidades a reconstruir sus viviendas y restablecer sus medios de vida.
Paso 4: Trabajar con las escuelas

Tras un desastre, las escuelas suelen cerrar durante muchas semanas, lo cual perjudica enormemente la educación de los alumnos.

En Gaibandha, la situación ha mejorado considerablemente desde que las escuelas participan en las distintas actividades de creación de conciencia.

  • Las escuelas han elaborado planes para situaciones imprevistas. Como parte de estos planes, se anima a los alumnos a trasladarse en bote a la escuela durante las inundaciones y se han establecido lugares seguros sobre terrenos elevados donde pueden continuarse las clases.  
  • Los alumnos aprenden sobre desastres como parte del plan de estudios y participan en ejercicios periódicos para saber cómo protegerse. Los maestros invitan a los niños y las niñas con discapacidad a hablar sobre cómo pueden afectarlos las inundaciones y otros desastres.  
  • Los miembros de los grupos de autoayuda visitan a menudo las escuelas con el fin de aumentar conciencia sobre aspectos relacionados con la discapacidad. Como resultado, ahora las escuelas matriculan a más niños y niñas con discapacidad y un gran número de maestros solicita capacitación adicional en educación inclusiva.  
  • Los alumnos se han convertido en importantes comunicadores, no solo sobre el riesgo de desastres, sino también acerca de la discapacidad. Esta iniciativa ayuda a acabar con el estigma y la ignorancia en sus comunidades.
Paso 5: Promover y apoyar los medios de vida

Actualmente, gran parte de los miembros de los grupos de autoayuda de Gaibandha cuentan con medios de vida sólidos y productivos. Esto se debe a que se apoyan mutuamente para probar nuevas fuentes de ingresos y a que han ganado la confianza que necesitan para gestionar sus propios negocios a pequeña escala. Algunas de las actividades que realizan son en grupo (por ejemplo, producción de maíz), lo cual implica que las tareas se comparten entre los miembros de acuerdo con sus diferentes habilidades. 

Gracias a los ingresos regulares, la gente puede mejorar sus viviendas, los corrales de sus animales y el abastecimiento de agua, con el fin de reducir las probabilidades de sufrir daños durante un desastre. Si cuentan con reservas de dinero, también pueden recuperarse más rápidamente tras un desastre y retomar sus negocios con prontitud.


Definiciones

Riesgo de desastres Combinación de las probabilidades de que ocurra un evento peligroso (por ejemplo, una inundación) y el efecto negativo que tiene en la vida humana y los bienes. 

Reducción del riesgo de desastres Uso de estrategias y prácticas para reducir el número de peligros, disminuir la vulnerabilidad de las personas y los bienes a estos peligros, y mejorar la habilidad de las personas para hacer frente a su impacto.


Adaptado de Saving lives and leaving no one behind: the Gaibandha model for disability-inclusive disaster risk reduction [Salvar vidas y no dejar que nadie se quede atrás: el modelo de Gaibandha para la reducción de desastres inclusiva en materia de discapacidad], publicado por CBM en 2018. Ver página Recursos para más detalles. 

CBM es una organización cristiana internacional de discapacidad y desarrollo: www.cbmuk.org.uk