Entrevista: Un movimiento imparable

Paso a Paso 109 - Jóvenes

Paso a Paso 109 celebra la energía y la creatividad de los jóvenes y explica cómo proporcionarles el apoyo que necesitan para prosperar.

Bino Makhalanyane disfruta de la belleza de la creación en Sudáfrica. Foto: Melita Lefuthane
Bino Makhalanyane disfruta de la belleza de la creación en Sudáfrica. Foto: Melita Lefuthane

Entrevista: Un movimiento imparable

Bino Makhalanyane es uno de los jóvenes a la vanguardia del movimiento Green Anglicans en la región del sur de África. Aquí nos cuenta qué lo inspiró a involucrarse en la iniciativa y cómo motiva a otros jóvenes a actuar.

Cuéntanos sobre ti y sobre cómo entraste en contacto con Green Anglicans.

Crecí en un pequeño pueblo minero ubicado en Free State, en Sudáfrica. Al acabar la universidad, trabajé para la diócesis anglicana local y, en 2014, fui elegido presidente juvenil provincial de la Iglesia Anglicana del Sur de África.

En 2016, tuve la oportunidad de asistir a la conferencia Young Green Anglicans, en Zambia. Este evento fue un momento decisivo para mí. Mis hermanos y hermanas africanos me contaron sobre la manera en que el cambio climático nos está afectando a todos y destacaron la importancia de actuar. Me di cuenta de que estamos llamados a cuidar la Tierra de Dios (Génesis 2:15) y hacer lo que podamos para curar las heridas que ya se le han causado. En 2018, me uní al movimiento Green Anglicans como coordinador juvenil provincial.

¿Cómo motivas a los demás jóvenes a actuar?

El trabajo con jóvenes a veces es difícil, pero trato de recordar que no se trata de mí ni de mis ideas. Los animo a poner a prueba sus propias ideas de la manera que prefieran. 

Los jóvenes son personas llenas de energía y alegría, de modo que intento que el tiempo que paso con ellos también sea entretenido. Por ejemplo, si organizo una limpieza en la playa, reservo bastante tiempo para que también se relajen y jueguen. Mientras más los conozco, más disposición tienen para involucrarse.  

Siempre les dejo claro que yo no estoy aquí para decirles lo que tienen que hacer. Soy un compañero que brinda apoyo y anima a los demás jóvenes a aportar algo a su sociedad. Mi rol es sembrar semillas en las vidas de estas personas para que, motivadas por su fe en Dios, hagan parte de un movimiento ecológico imparable.

Podemos cambiar la manera en que vivimos, influir en los demás y hacer campaña por el cambio

¿Cuáles son algunos de los desafíos que enfrentas?

En la región del sur de África existe un alto índice de desempleo entre la gente joven. Incluso es común que quienes tienen títulos universitarios no tengan empleo. A veces, tienen que aceptar trabajos mal pagados para poder sobrevivir. 

Como movimiento, cuestionamos ciertos sectores (como la minería), donde trabaja mucha gente. Es difícil para los jóvenes abogar por el cambio y hablar abiertamente en contra de la contaminación si los mismos sectores que la provocan constituyen una fuente de empleo para ellos. 

Mientras luchan por ganar suficiente dinero, el cambio climático puede reducirse a una preocupación más para ellos. Este hecho puede disuadirlos de actuar. 

Un gran número de jóvenes opta por no votar en las elecciones debido a que los políticos no cumplen sus promesas. Nosotros los animamos a utilizar sus votos para lograr cambiar las cosas y a hablar abiertamente sobre los asuntos que les conciernen.

¿Cuáles son las oportunidades que tienen los jóvenes, que las generaciones anteriores probablemente no tuvieron?

Nuestra generación tiene la oportunidad de reducir el impacto del cambio climático. Con los conocimientos, la ciencia y la tecnología actuales, podemos cambiar la manera en que hacemos las cosas. 

Necesitamos que la gente ejerza presión sobre los Gobiernos no solo para que cambien las políticas, sino también para que las implementen. A diferencia de cómo era en el pasado, ahora tenemos libertad para expresarnos y protestar. Además, si hacemos un buen uso de las redes sociales, podemos hacernos oír en todos los países, los continentes y el mundo. De esta manera, los políticos tendrán que comenzar a escucharnos. 

Podemos cambiar la manera en que vivimos, influir en los demás y hacer campaña en favor del cambio. No es demasiado tarde para hacer algo por detener el cambio climático, pero si no actuamos ahora, perderemos nuestra oportunidad.


Si desea más información, puede enviarle un correo electrónico a Bino: binomak@gmail.com