Salvar hasta la última gota

Paso a Paso 110 - Agricultura sostenible

Paso a Paso 110 aborda las diferentes estrategias que los agricultores pueden adoptar para mantener un ecosistema saludable y granjas productivas

Salvar hasta la última gota

En 2013, los campos que rodean Meghawakhurd, una aldea del norte de India, eran secos e improductivos. Como consecuencia de varios años de sequía, se produjo una grave escasez de agua y numerosas familias abandonaron sus tierras y se trasladaron a la ciudad en busca de trabajo.

Quienes permanecieron en la aldea tuvieron que luchar por sobrevivir. Se pasaban la mayor parte del tiempo cortando y vendiendo leña a 25 kilómetros de distancia.  

Era necesario encontrar un método a largo plazo que los agricultores mismos pudieran adoptar para gestionar adecuadamente la zona de captación de agua, con el fin de lograr que sus tierras volvieran a ser productivas.

Soluciones locales

Debido a las pendientes empinadas y la deforestación, la lluvia se escapaba rápidamente fuera de los campos y de la zona. Como resultado, el suelo se estaba erosionando y secando. Los agricultores tenían que atajar el agua, idear una manera de almacenarla e intentar que más agua fuera absorbida por el suelo. Tras conversaciones facilitadas por la organización socia de Tearfund EFICOR, decidieron tomar las siguientes medidas:

  • crear márgenes de piedras a lo largo de los contornos del terreno para evitar que el agua corriera cuesta abajo;
  • cavar canales de drenaje y estanques para captar parte del agua; y
  • plantar variedades locales de pasto y árboles, como especies leguminosas, para unir el suelo, mejorar la fertilidad del terreno y captar la lluvia.

Con la ayuda de un asesor agrícola del Gobierno, los agricultores crearon una parcela experimental, en la que pudieron poner a prueba diversas tecnologías de ahorro de agua, como el sistema de intensificación del arroz y el cultivo intercalado.

Lo que antes era una aldea seca y baldía, Meghawakhurd es ahora una zona verde con campos productivos. Foto: EFICOR
Sistema de intensificación del arroz

El sistema de intensificación del arroz

Se trata de una manera de cultivar el arroz que requiere pocos insumos, mejora el rendimiento y aumenta las ganancias para las familias. La técnica utiliza entre el 25 % y el 50 % menos de agua que los métodos tradicionales de cultivo del arroz.

Para implementar este sistema, siga los siguientes pasos clave:

  • Plante semillas en semilleros no anegados y fertilizados con estiércol y compost.
  • Trasplante los plantones —es decir, las plantas en las primeras etapas de su desarrollo, aptas para ser trasplantadas— cuando tengan dos o tres hojas, es decir, al cabo de entre ocho y doce días de sembradas las semillas, en lugar de un mes.
  • Ponga los plantones de a uno, y no en racimos, a una distancia de unos 25 centímetros unos de otros. De esta manera, se utilizan menos semillas y se reduce la competencia por los nutrientes, el espacio y la luz. Además, los plantones desarrollan raíces más firmes y más brotes.
  • En lugar de inundar los campos de forma constante, solo riegue con la suficiente cantidad de agua para mantener la humedad alrededor de las raíces. Este método propicia sistemas radiculares más profundos, reduce la degeneración de las raíces y disminuye las emisiones de gas metano, que contribuye al cambio climático.
  • Para evitar la compactación del terreno, controle la maleza por medio de una herramienta mecánica manual. Esto asegura que el suelo se mantenga lleno de aire y mejora el crecimiento de las plantas.
  • Utilice estiércol orgánico y compost para conservar la fertilidad del suelo.

Gracias a este sistema, diez millones de pequeños agricultores en más de 55 países han mejorado el rendimiento de sus cosechas.

El cultivo intercalado

Durante siglos, los agricultores han cultivado diferentes tipos de productos combinados. En comparación con el método más moderno de cultivar un solo producto en grandes extensiones de tierras (los monocultivos), el cultivo intercalado tiene numerosas ventajas y suele utilizarse en la agricultura de conservación:

  • La siembra de cultivos que varían en cuanto a altura y estructura radicular aprovecha el agua, la luz y los nutrientes disponibles en el suelo, con el consecuente aumento del rendimiento general. 
  • Los cultivos que florecen en distintas épocas propician las poblaciones de insectos, que desempeñan un importante papel en la polinización y el control de plagas.
  • Las plantas varían en cuanto a su susceptibilidad a las plagas, las enfermedades y la sequía, de modo que si un cultivo se ve afectado, es posible que los otros sigan sanos.
  • En los monocultivos, las enfermedades y plagas pueden propagarse rápidamente, mientras que en el cultivo intercalado se interrumpe su propagación.
  • Mientras se cosecha un cultivo, los insectos y animales beneficiosos pueden ocultarse en las plantas de los demás cultivos. En un monocultivo, muchos insectos depredadores de plagas se pierden porque todo el campo se cosecha al mismo tiempo.
  • La mayor parte del suelo está cubierta con cultivos, de modo que hay menos maleza, la lluvia es absorbida por el terreno y se reduce el riesgo de erosión del suelo.
  • Si se hace una buena elección de los cultivos asociados, estos pueden aumentar el rendimiento del cultivo principal, agregando nutrientes al suelo, proporcionando sombra o apoyo estructural o alejando a las plagas del cultivo principal. 
  • El cultivo intercalado aumenta la resiliencia y mejora los medios de vida porque las familias no dependen de una sola cosecha y un solo cultivo. Las familias también pueden adaptarse al cambio climático probando diferentes combinaciones de cultivos. Cultivar varias plantas comestibles juntas puede mejorar la nutrición de la familia. 

Existen varios métodos de cultivo intercalado:

En hileras: cultivo de más de un producto al mismo tiempo, en que por lo menos uno de los cultivos se siembra en hileras.

En franjas: diferentes cultivos en franjas alternas, lo suficientemente anchas para que la cosecha pueda realizarse con maquinaria.

De relevo: un segundo cultivo se planta en el mismo terreno una vez que el primer cultivo alcanza cierta etapa de crecimiento.

Cultivo intercalado de mijo y caupí leguminoso (fríjol cabecita negra).

Centro de aprendizaje

Durante los últimos años, Meghawakhurd se ha transformado. Una mejor gestión del agua, combinada con la adopción de nuevas técnicas agrícolas, ha animado a muchas personas a regresar a sus campos. El nivel de aguas subterráneas ha aumentado en más de un metro y la mayoría de los agricultores puede cultivar dos productos al año.  

La parcela experimental de la aldea se ha convertido en un centro de aprendizaje al atraer a numerosos visitantes de las aldeas vecinas.


Definiciones

Zona de captación de agua
Terreno con una serie de corrientes y ríos que desembocan en una masa de agua más extensa, como un lago o un océano.

Especies leguminosas
Las plantas y árboles leguminosos mejoran la fertilidad del suelo mediante la captación de nitrógeno del aire, que fijan al suelo en una forma que puede ser utilizada por otras plantas. Por ejemplo, la acacia, la leucaena y el moringa.

Ramesh Babu
Ramesh Babu es director de programas y director ejecutivo designado de EFICOR (Comisión de Ayuda Humanitaria de la Sociedad Evangélica de la India por sus siglas en inglés). Correo electrónico: rameshbabu@eficor.org www.eficor.org (en inglés)