Estudio bíblico: La Palabra de Dios y la Alfabetización

por Ron Stanford.

Dios siempre se ha comunicado con las personas - no sólo mediante la palabra hablada y los profetas. También lo ha hecho a través de la palabra escrita para asegurar que su mensaje no fuese olvidado o tergiversado. Cuando habló por medio de Moisés, de los profetas, de Jesús o de los Apóstoles, sus palabras siempre fueron escritas en la Biblia.

Lea Deuteronomio capítulo 6:1-9 y capítulo 31:9-13. ¿Qué esperaba Dios que hiciera su pueblo con sus leyes? Observe que no sólo esperaba que las personas las discutieran sino que también las pudieran escribir.

Se esperaba que los reyes y los sacerdotes de Israel leyeran y estudiaran las leyes escritas. A través de los siglos después que se dieron las leyes, pocos hicieron esto hasta que eventualmente las leyes casi se ignoraban. En el reino del Rey Josías, se redescubrió el Libro de la Ley. Lea esta historia en 2a de Reyes capítulo 22-23:3. Aquí se ve que la ley de Dios se mantuvo a través de la lectura y la escritura hasta que fue redescubierta, y su lectura tuvo un gran efecto en su pueblo.

¿El hecho de que usted pueda leer la palabra de Dios, ha hecho alguna diferencia en su vida? ¿Cuánto valora la manera en que la Biblia reúne la historia de la comunicación de Dios con su pueblo?

Hay muchas otras referencias en la Biblia a la lectura y la escritura. Jesús de hecho era alfabeto (Lucas 4:16-21). Muchas veces se da por entendido en la Biblia el hecho de poder estudiar las Escrituras lo cual indica que el plan de Dios para todos es que puedan leer y escribir. Para los cristianos, la motivación principal de la alfabetización puede ser su deseo de poder leer la Palabra de Dios.

Discuta la situación del analfabetismo dentro de su comunidad ¿Hay pasos que ustedes como grupo podrían dar para promocionar la alfabetización? Oren juntos pidiendo sabiduría para saber cómo ayudar mejor a los que no pueden leer la Biblia por sí mismos.