Acción local de alfabetización

por Clinton Robinson.

Cuando se habla de alfabetización, no se trata simplemente de ‘enseñarle a alguien a leer’. El primer punto fundamental es tener un idioma escrito. Aún hoy en día hay muchos idiomas en todo el mundo que no tienen forma escrita, así que si su idioma es uno de éstos, no se desanime - pero, eso sí, habrá que trabajar mucho más para llegar a este paso fundamental.

La alfabetización siempre parece ser una buena idea para el que ya sabe leer. Existe la tentación de organizar campañas de alfabetización para otras personas. Sin embargo, la alfabetización sólo tendrá éxito si la comunidad quiere aprender a leer y escribir y si ella se responsabiliza en promoverla. Para realizar una campaña de alfabetización es indispensable movilizar a la comunidad.

Este problema surgió en una comunidad pequeña en Camerún donde hablan un idioma minoritario ¿Cómo se podía llegar a valorar el saber leer y escribir? ¿Cómo se podía extender la alfabetización en toda la zona? Parte de la respuesta estaba en formar un comité local que promocionara la alfabetización.

¿Por qué crear un comité?

Todas las comunidades son distintas. La forma de organizar la alfabetización también tendrá variaciones - dependiendo del idioma local, los proyectos de desarrollo y las necesidades específicas, tales como la educación de la mujer. Un comité local puede examinar las mejores maneras de satisfacer esas necesidades y decidir sobre las prioridades. Sobre todo, cuando la gente local se hace responsable de su alfabetización, el proyecto se vuelve suyo - las personas están interesadas en tener éxito.

¿Quién forma parte de un comité local?

Un comité de alfabetización debe representar a toda la comunidad. Es importante que nadie se sienta omitido; los diferentes grupos dentro de la comunidad necesitan sentirse representados por lo menos por uno de los miembros del comité. Por eso en muchos lugares el comité tendrá miembros que representen a algunos o a todos de los siguientes grupos...

  • hombres y mujeres
  • jóvenes, adultos, ancianos
  • diferentes pueblos o agrupaciones de pueblos
  • las diferentes iglesias y denominaciones
  • agencias de desarrollo: cooperativas, asociaciones de desarrollo comunitario, las autoridades municipales.

Puede ser que al inicio el comité necesite un asesor técnico que asista por ejemplo con la producción de materiales o la finalización de la forma escrita del idioma. En lo posible se debe usar el idioma local, no obstante eso signifique obtener más apoyo.

Con frecuencia el comité tendrá dos tipos de miembros: el honorario y el trabajador. Los miembros honorarios son los que forman parte del comité por su posición o papel en la zona: los jefes, líderes religiosos, el alcalde, etc. Son los que aportan credibilidad al comité y pueden ser de gran ayuda en promover la visión del trabajo de alfabetización. Los miembros trabajadores son los que están involucrados activamente en el proceso de la alfabetización, tales como supervisores, maestros y escritores. Ambos son necesarios si se quiere extender el trabajo de alfabetización de manera efectiva.

¿Qué hace un comité local?

Su papel más importante es alentar y supervisar el progreso del trabajo de alfabetización. Hay que aprobar planes, tomar decisiones, preparar materiales nuevos y supervisar las finanzas. Los siguientes son algunos de los asuntos que un comité tiene que tratar con frecuencia...

PLANIFICACION

  • ¿En qué utilizará la gente su habilidad para leer y escribir?
  • ¿Cuáles grupos tienen más necesidad de ser alfabetizados?¿Cuántos maestros necesitamos?
  • ¿Cómo se les capacitará?
  • ¿Cuándo deberían empezar las clases?
  • ¿Cuánto durará la enseñanza?
  • ¿Qué tipo de asistencia necesitamos?
  • ¿Hay otras organizaciones que se podrían involucrar?

DECISIONES

  • ¿Dónde se deberían llevar a cabo las clases de alfabetización?
  • ¿A quiénes se debería capacitar como maestros?
  • ¿Qué tipos de materiales se deberían preparar?

INICIATIVAS

  • ¿Qué tipo de literatura nueva se podría desarrollar? ¿Agenda? ¿Calendario? ¿Gráficos de salud?
  • ¿Se podría editar un periódico local?
  • ¿Cómo podemos utilizar las anécdotas y los cuentos locales?
  • ¿Cómo podemos involucrar a más personas?

FINANZAS

  • ¿Cuánto costará el programa?
  • ¿Cuáles son las fuentes de financiamiento?
  • ¿Quién administrará el dinero?
  • ¿Cómo nos daremos cuenta de lo que se ha gastado?

Cuando el comité confronte estas preguntas, el programa de alfabetización empezará a adaptarse a las circunstancias locales y se volverá propiedad de toda la comunidad.

Una última palabra...

Un comité local puede tener efectos impactantes ya que al promover el proceso de alfabetización a nivel local, la comunidad entera empezará a comprender que el saber leer y escribir puede ayudarles en su vida diaria allí en el pueblo.

Clinton Robinson trabajó durante 10 años con el Instituto Lingüístico de Verano (SIL) en Camerún, primero en un proyecto de traducción y alfabetización comunitaria, y luego como director del SIL. Actualmente trabaja en el Reino Unido en las áreas de comunicación, idiomas y desarrollo rural.

Analfabetismo y Salud

‘Educa a un niño y educarás a un hombre.
Educa a una niña y educarás a una generación.’

Del billón de personas en el mundo que no sabe leer dos tercios son mujeres. En casi todas las culturas, las mujeres tienen menos oportunidad para terminar su educación. Si falta dinero para la educación casi siempre se dará la prioridad a los hombres. Según los padres, es más probable que un varón encuentre trabajo y continúe trabajando, que una mujer, quien se espera que se case y tenga hijos.

Sin embargo, las encuestas demuestran que, al contrario, la educación de la madre, y no la del padre, es la que influye a largo plazo sobre su salud y la de su familia. La investigación da a conocer que es más probable que las madres que han recibido educación usen las clínicas de salud y que también regresen si la salud de su hijo no mejora. Las mujeres con educación tienden a tener menos hijos y con mejor salud. También tienden a empezar a tener familia a una mayor edad. En un estudio de 46 naciones, investigadores de las Naciones Unidas descubrieron que si el número de mujeres alfabetizadas aumenta en 1% es más probable que la mortalidad infantil se reduzca hasta tres veces más que si existe un alza del 1% en el número de doctores. También se demostró que cuatro a seis años de educación de la mujer llevaba a una baja del 20% en la mortandad infantil.

Una niña que crece con buena salud y con confianza en su propia habilidad tiene más posibilidad de tener una maternidad segura y de criar a sus propios hijos a realizar plenamente sus capacidades. Las mujeres que han recibido más educación tienen mejor nutrición y salud. Sienten que pueden tener influencia sobre sus vidas y las de sus hijos. Las familias de las mujeres que tienen algo de educación tienden a tener mejores condiciones de agua, saneamiento, ingreso, vivienda y ropa.

Los programas de alfabetización pueden tener grandes consecuencias sobre la salud. Si las mujeres tienen acceso a la alfabetización y a una educación más completa, serán capaces de tomar sus propias decisiones para mejorar sus vidas.