¡Niños – una nueva fuerza secreta!

Los niños están demostrando ser una nueva fuerza en el movimiento para proteger a los bebés de las enfermedades y erradicar la polio.

‘Los nuevos bebés deben recibir protección de cuatro tipos de vacuna antes de su primer cumpleaños. También necesitan estas vacunas en momentos especiales. Por ejemplo, necesitan la vacuna del sarampión cuando cumplen los nueve meses de edad y tres dosis de vacuna de la polio antes de que tengan cuatro meses.’

¿Es éste un experto médico hablando? No – es una chica de diez años de edad, Omba, de la Escuela Primaria de Mandeleo, en Kolwezi, República Democrática de Congo. Omba y sus asociados de clase son la nueva fuerza para levantar la tasa de inmunización y buscar casos de parálisis que pueden indicar la presencia de polio. Niños en cinco escuelas de Kolwezi han estado aprendiendo todo acerca de la inmunización y por qué es tan importante. Luego verifican sus propias comunidades para asegurarse de que los nuevos bebés están consiguiendo la protección necesaria.

Adoptamos hasta cinco bebés – pero en realidad yo tengo seis,’ dice Omba. ‘Ayudamos a las madres a recordar cuándo deben efectuarse las vacunaciones y les decimos por qué es importante. Apuntamos todo los detalles en nuestros cuadernos y a menudo visitamos a los bebés.’

La cobertura de la vacunación en esta región aumentó de un 50% a un 70% entre 1999 y 2000 – principalmente debido a este programa de Niño a Niño. La tasa de inmunización de BCG para la TBC fue de un 99% comparada con un promedio nacional del 30–50%.

‘Los niños son un buen cauce de comunicación’, dice la Directora de la Escuela, la señora Eugenie. ‘Ellos pueden llegar a sus propios padres y a otros niños y pueden entusiasmarlos, a veces mucho mejor que los adultos. Son muy cuidadosos con los detalles.’

Esta también es una manera de cambio de comportamiento para el futuro.

Adaptado del Comunicado de Prensa de la OMS No. 201.

Para mayor información, por favor contactar a Valery Abramov OMS, Avenida Appia, CH-1211 Ginebra 27, Suiza. E-mail: abramovv@who.int