Manejo de desechos domésticos en Dacca, Bangladesh

Iftekhar Enayetullah.

Más de seis millones de personas viven en Dacca y cada día producen más de 3.000 toneladas de desechos domésticos. Sin embargo la Municipalidad de la Ciudad de Dacca recolecta menos de la mitad. El resto permanece en las orillas del camino, en los desagües abiertos y en los sectores bajos. Esto tiene un impacto negativo en el medio ambiente de la ciudad. Se estima que la población de Dacca alcanzará a los 19,5 millones en el año 2015. Será muy difícil encontrar espacios para enterrar los desechos a medida que la ciudad se extienda, y aumentarán los costos de transporte para transferir los desechos. El volúmen de desechos necesita reducirse a un nivel manejable.

En Dacca, los basureros informales conocidos como los tokai buscan materiales que puedan usarse otra vez o reciclarse. Los venden a la gente emprendedora de la localidad, los que buscan maneras para que los materiales se clasifiquen, se limpien y luego se vendan a las plantas de reciclaje. Este sistema informal demuestra que los desechos tienen valor.

El proyecto comunitario de preparación de abono

Una organización llamada Waste Concern (Preocupación por los Desechos) inició un proyecto de preparación de abono basado en la comunidad en 1995 para promover el concepto de las ‘4 Rs’ – reducir, re-usar, reciclar y recuperar los desechos – en los sectores urbanos. Está basado en la idea de que el volumen orgánico de los desechos domésticos de Dacca, que consisten en más del 70% del total de desechos, puede convertirse eficazmente en abono valioso.

Esto reduce el costo de la eliminación y prolonga la vida de los basurales. También reduce el impacto medioambiental dañino de los basurales, porque los desechos orgánicos son responsables de la contaminación del agua del suelo y de emisiones de gas metano. Convirtiendo los desechos orgánicos en abono, se puede mejorar la tierra en las áreas urbanas.

El proyecto implicó establecer varias empresas a pequeña escala en diferentes barrios. Las actividades incluyen la recolección de desechos casa por casa, preparación de abono de los desechos reunidos y comercialización del abono y materiales reciclables. El proyecto tuvo tanto éxito que en 1998 el gobierno seleccionó a Waste Concern para propagar el proyecto a otras cinco comunidades de Dacca, apoyado por el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas.

Waste Concern pidió a las agencias gubernamentales que proporcionaran tierra, agua y conexiones eléctricas para establecer las plantas de preparación de abono basadas en la comunidad. También estableció relaciones con compañías priva-das para comercializar el abono y los materiales reciclables. Waste Concern establece comités de manejo de los desechos de la comunidad y proporciona el apoyo técnico y capacitación para ayudar a manejar, operar y mantener los servicios. Los miembros de los comités son principal-mente mujeres. Están especializadas en la colección, separación de desechos, preparación de abono y mercadeo. Después de un año de mobilización de la comunidad y capacitación, Waste Concern entrega el proyecto a la comunidad pero continúa supervisándolo durante tres años.

La recolección de desechos 

Se modifican camionetas rickshaw para recoger los desechos de cada casa. Cada camioneta tiene un conductor a media jornada y uno o dos recolectores de desechos y sirve a 300–400 casas. Las casas pagan 20–35 centavos por término medio por mes para que les recojan la basura. Esto cubre el sueldo de los conductores de la camioneta y de los recolectores de desechos así como el costo de operación y de mantenimiento. Los dueños de casa dicen que el servicio de recolección de desechos de casa en casa es conveniente. Algunos dijeron que previamente no podían alquilar sus casas debido a las grandes tachos de basura desbordantes delante de ellas. Después de unos meses las comunidades se libraron de todos los tachos.

El proceso de preparación de abono 

Una vez que se hayan recogido los desechos, se llevan a una planta de preparación de abono cercana. Los desechos orgánicos se convierten en abono mediante un método que no produce malos olores. Esto es importante porque las plantas de preparación de abono están localizadas cerca de casas en lugar de zonas industriales. Los desechos se clasifican en desechos orgánicos, materiales reciclables y desperdicios. Los desperdicios son recogidos por la Municipalidad de la Ciudad de Dacca y llevados al basural.

Los desechos orgánicos se amontonan alrededor de una parrilla de bambú que permite una buena circulación del aire que acelera la descomposición de los desechos. Se mezcla aserrín con los desechos para aumentar el volumen de aire. El montón se airea frecuentemente a fin de mantener la temperatura y asegurar la descomposición igual a lo largo del montón. Se usa agua para acelerar la descomposición. Se agrega estiércol de las gallinas y de ganado para aumentar el nitrógeno en el abono.

Este proceso tarda 40 días. Luego el montón se deja madurar sin revolver ni regar durante 15 días. Después se separa el abono en grados fino y grueso y se envasa en bolsas de 50kg para vender. Los trozos grandes se vuelven a procesar.

Una planta produce 500–600kg de abono al día procesando 2–3 toneladas de desechos domésticos. Esto involucra a seis obreros, principalmente mujeres.

Comercialización

Hay un buen mercado para el abono en Bangladesh. Waste Concern ayuda a las comunidades a vender su abono a varios negocios, como las empresas de fertilizantes y viveros de plantas. Cada bolsa de 50kg de abono se vende a EE.UU. $2,50–$4,50. Se ha pedido a Waste Concern instalar más plantas de abono basadas en la comunidad para enfrentar la creciente demanda de abono enriquecido.

Este programa ha limpiado considerable-mente las comunidades, ha creado trabajo para la gente pobre, reducido los costos de manejo de desechos de la Municipalidad de la Ciudad de Dacca y creado oportunidades comerciales. La preparación de abono con todos los desechos orgánicos en Dacca podría crear nuevos trabajos para aproximadamente 16.000 personas pobres, sobre todo mujeres. Actualmente se ha transformado en un modelo que varios gobiernos municipales y ONGs están intentando copiar.

Iftekhar Enayetullah es el co-fundador y director de Waste Concern. E-mail: office@wasteconcern.org Web: www.wasteconcern.org  

Puntos de aprendizaje

  • La movilización de la comunidad es un proceso a largo plazo que consume mucho tiempo. Es importante concientizar al público sobre el programa para que las comunidades participen.
  • Es importante hacer esfuerzos para desarrollar nuevas técnicas, tales como enriquecer el abono para satisfacer las necesidades de las compañías que compran el abono.
  • La comercialización del abono fue un rasgo importante de este programa. El programa sólo es económicamente posible si existe un mercado. Se invirtió mucho tiempo y esfuerzo en el desarrollo de relaciones con compañías privadas para comercializar el producto.
  • El programa requirió convenios con el sector público, sector privado y organizaciones de la sociedad civil.