El VIH y los escolares en Tailandia

Rachel Stevens.

Siam-Care tiene más de diez años de experiencia de trabajo en Tailandia, apoyando a mujeres y niños necesitados. Hemos visto que muchos de estos niños crecen y se desarrollan. También hemos visto muchos cambios como resultado del aumento en VIH.

En Tailandia una de cada 60 personas está contagia con VIH. La educación es una preocupación enorme para los niños con VIH. Algunas organizaciones apoyan escuelas específicamente para los niños con VIH. Sin embargo, Siam-Care no cree que ésta sea la respuesta. Preferimos la integración de los niños con VIH a las escuelas locales lo que normalmente sólo es posible si se mejora el conocimiento y la conciencia. De hecho, fomentamos la integración en todas las áreas de nuestro trabajo con VIH y SIDA.

Hemos encontrado que la mayoría de los maestros demuestra un verdadero sentido de compasión hacia los niños con VIH. Sin embargo, el miedo de posible contagio los domina porque a los maestros les falta el conocimiento. En varias ocasiones se nos ha pedido que hablemos en escuelas dónde no se permitía la asistencia de niños con VIH porque los maestros tenían miedo, sobre todo cuando el niño mostraba síntomas físicos. La mejor manera de controlar el miedo es aumentar el conocimiento y la información.

Las familias también necesitan apoyo. Si los niños van a la escuela con heridas infecciosas, esto indica falta de higiene en casa. Siam-Care trabaja con familias para educarlas sobre como tratar correctamente los síntomas físicos del niño.

Siam-Care ha sido muy activo en proporcionar capacitación para maestros sobre problemas de salud sexual en general y sobre el VIH y SIDA en particular. En el pasado esto se ha ofrecido normalmente a los maestros de escuelas secundarias. Sin embargo, los niños con VIH comienzan su educación en la escuela primaria.

Un folleto llamado ‘There’s a little dragon in Brenda’s blood’ (‘Hay un pequeño dragón en la sangre de Brenda’) ha demostrado ser una herramienta educativa oportuna para adultos y niños más jóvenes. El folleto, originalmente escrito en holandés, reciente-mente se ha sido traducido y reimpreso en tailandés. Ayuda a los niños a entender lo que es para un niño tener SIDA. Plantea algunas de las dificultades y de los problemas a los que se enfrentarán. La historia se basa en el personaje verdadero de Brenda, de tres años de edad, que tiene un pequeño dragón que vive en su sangre, llamado VIH. Este pequeño dragón – qué aparece en cada página – aunque está siempre presente en el cuerpo de Brenda, está normalmente dormido, al igual que el virus de VIH y no afecta su vida diaria.

El libro será un recurso útil tanto para maestros, niños y padres gracias a su estilo fácil de leer, a sus ilustraciones pintorescas y al útil capítulo final que da respuestas a las ‘preguntas más frecuentes’. Siam-Care estará repartiendo ejemplares del folleto tailandés en los pabellones de niños en los hospitales, las bibliotecas escolares primarias y a otros que trabajan con niños en servicios de salud y atención social en Tailandia.

Siam-Care dio recientemente un ejemplar a Nong Erng de cinco años de edad, quien está contagiada con VIH. Un miembro del equipo de Siam-Care le leyó el libro mientras Nong Erng miraba las ilustraciones. ¡Después, Nong Erng le dijo al personal del Siam-Care que ella estaba tomando su medicina para que el dragón permaneciera dormido en su cuerpo!

Rachel Stevens escribió este artículo en nombre de Siam-Care. Su dirección es PO Box 86, Sutthisan Post Office, Bangkok 10321, Tailandia. E-mail: siamcare@samart.co.th

Se puede pedir ejemplares de ‘There’s a little dragon in Brenda’s blood’ de Holanda. Favor de pedir información sobre el precio a:

Uitgeverij De Banier, Brigittenstraat 1, Postbus 2330, 3500 GH Utrecht, Holanda E-mail: verkoop@debanier.nl

Unicamente las organizaciones que trabajan en Tailandia pueden pedir ejemplares de la traducción tailandesa a Siam-Care. El costo es de 70 Baht.