Estudio bíblico: Los dos libros

Muchos de los primeros científicos eran cristianos y a través de su ciencia investigaron y aprendieron sobre la creación de Dios. Ellos hablaron sobre la revelación de Dios en la forma de dos libros, el libro de las obras de Dios (su creación) y el libro de la Palabra de Dios (como se encuentra en la Biblia). La misma estructura puede verse en el salmo 19, escrito por el rey David aproximadamente 1.000 años antes de Cristo. Los primeros seis versículos hablan sobre las obras de Dios en la creación mientras que los siguientes tres versículos (7-9) hablan sobre la Palabra de Dios en la Biblia.

Leamos Salmos 19:1-6

Siendo pastor, David debe haber pasado muchas horas mirando al cielo y familiarizándose con las estrellas, la luna y los planetas.

  • ¿Cómo podríamos intentar describir la creación?
  • Reflexionar sobre las distintas maneras en las que David intenta describir la maravilla de la creación de Dios. ¿Cómo nos hacen sentir?

Leamos Salmos 19:7-11

Aquí David establece un claro paralelo entre las leyes físicas de Dios que controlan la creación y las leyes morales de Dios que regulan el comportamiento y las relaciones humanas. 

  • ¿Serían éstas algunas de las palabras y descripciones que utilizaría usted para describir las leyes morales de Dios? 
  • ¿Cómo le ayudan a reflexionar sobre el valor de las leyes morales de Dios?

David solamente tenía una pequeña parte de la Palabra de Dios en los libros de Moisés. En la actualidad, tenemos la Biblia completa, y en especial, a Jesús, la imagen perfecta de Dios. Sin embargo, vivimos en un mundo donde por lo general, Dios es ignorado, la Biblia es en gran parte desconocida, las leyes de Dios a menudo no se cumplen y muchas personas hacen lo que les place.

Juntar ambos libros de Dios (su creación y su Palabra) tiene grandes implicaciones para el modo en que cuidamos a la creación. La ciencia nos enseña que las actividades humanas están provocando un rápido y perjudicial cambio climático. Las naciones más pobres sufrirán la mayor parte de este daño y la mucha más alta frecuencia e intensidad de los extremos climáticos como las inundaciones y sequías.

Como cristianos, debemos cuidar de toda la creación de Dios. Se necesita una acción urgente de manera que pueda evitarse parte del peor daño del cambio climático.

  • Jesús es quien ‘por medio de él fueron creadas todas las cosas’ (Colosenses 1:15-20). ¿Cómo nos hace sentir esto cuando tomamos en consideración el alcance de la creación de Dios?
  • Discutir tres maneras en que podemos tomar acción para cuidar del medio ambiente.
  • Discutir tres maneras en que podríamos ayudar a despertar la conciencia sobre el cambio climático.

Leamos Salmos 19:12-14

Estos últimos tres versículos nos animan a aplicar la palabra de Dios en nuestras acciones, palabras y pensamientos. David ora maravillosamente pidiendo ayuda a Dios para obedecer, de manera que él pudiera vivir la revelación de Dios tal como se presenta en sus dos libros. Esta es una oración que podemos hacer con regularidad.

Sir John Houghton es uno de los directores de John Ray Initiative (www.jri.org.uk) que conecta el medio ambiente, la ciencia y el cristianismo. Sus cargos anteriores incluyen Director General, Oficina Meteorológica, y Co-Presidente, Grupo de Trabajo de Evaluación Científica del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.