Veinte años usando el fútbol para cambiar vidas

por Rosa Camargo de Bravo.

Los jóvenes y adolescentes de las zonas menos favorecidas de la ciudad de Medellín en Colombia están expuestos a muchos riesgos. Estos riesgos incluyen el alistamiento en grupos armados ilegales, las lesiones, la muerte, la adicción a las drogas, los embarazos adolescentes, las enfermedades de transmisión sexual y los desastres naturales.

Futbolistas jóvenes en el Club Deportivo. Photo: Club Deportivo
Futbolistas jóvenes en el Club Deportivo. Photo: Club Deportivo

Desde 1989, el año en que inició Paso a Paso, Club Deportivo – una organización cristiana no gubernamental – ha trabajado con niños y jóvenes de algunas de las zonas menos favorecidas de Medellín. Por medio de los deportes y de la recreación (principalmente el fútbol), del apoyo sicológico, mentores, apoyo académico y la constante promoción de los principios bíblicos, se ofrece a estos jóvenes una alternativa a la violencia y delincuencia, y se les ayuda a solucionar sus conflictos de maneras más adecuadas.  

Cómo alcanzar a los niños

El fútbol es una manera eficaz de introducirse en las vidas de los niños y jóvenes. Es mucho más probable que ellos asistan a un evento deportivo que a un taller o seminario. Debido a la importancia cultural del fútbol, Club Deportivo nunca ha tenido problema alguno en obtener la aceptación y el respeto de los jóvenes, sus familias, el estado y las organizaciones comunitarias. En el transcurso de los años algunos de los jugadores se han convertido en líderes, capacitadores y evangelistas en sus propios vecindarios. 

Club Deportivo promueve la igualdad de derechos entre hombre y mujer. Como resultado, en los vecindarios en los que trabaja, ahora las mujeres son más respetadas, especialmente cuando están usando instalaciones públicas como los campos de fútbol y tomando parte en eventos deportivos organizados.

Muchos de los miembros del personal de la organización viven en los mismos vecindarios que los beneficiarios – algunos también fueron beneficiarios en su momento – lo que asegura una presencia constante y un profundo entendimiento de las necesidades y de los problemas locales.

Planes futuros

Apoyándose en la experiencia ya obtenida, Club Deportivo tiene planes de pasar los próximos tres años concentrado en ayudar a 1,200 niños y jóvenes de 15 zonas menos favorecidas de Medellín para ayudar a reducir los riesgos que enfrentan a diario al vivir una vida que refleje más los principios bíblicos.

Entrenadores deportivos y evangelizadores experimentados desarrollarán un programa de actividades deportivas, como sesiones de capacitación, partidos y torneos de fútbol. También habrá oportunidad para que los niños y jóvenes asistan a campamentos recreativos y a ‘tardes culturales de paz’ durante las cuales disfrutarán de juegos de mesa, música en vivo y otros entretenimientos. Cada evento incluirá momentos de oración y charlas evangelizadoras cortas.

Es básico para el proyecto el desarrollo de las relaciones y tener un mentor individual, junto con las visitas domiciliarias. Habrá un maestro disponible para ayudar a los niños a obtener mejores calificaciones en la escuela. Un sicólogo los ayudará con cualquier otro problema que pudieran tener, como recuperarse de una experiencia traumática. Los líderes de la iglesia local también participarán de manera voluntaria.

Durante las sesiones de capacitación se cubrirán los siguientes temas: la resolución de conflictos, las consecuencias de violar la ley, la violencia doméstica, las acciones políticas disponibles para la sociedad civil, la prevención de desastres, la igualdad de
géneros, la salud sexual y reproductiva, el VIH, la misión integral y la justicia reparadora.

Por medio de una campaña de sensibilización ciudadana, las iglesias y otras organizaciones presentes en la zona serán motivadas a analizar los problemas de sus comunidades y a participar en actividades de desarrollo, trabajando juntas para hacer la mayor diferencia posible.

E-mail: clubdeportivo@epm.net.co
Sitio web: www.cusportsclub.org