Un día en la vida de un Agente de salud animal con base en la comunidad

Entrevistado: Kubo Langatulo Detero Lugar: Marsabit, Kenia

Entrevistado: Kubo Langatulo Detero

Lugar: Marsabit, Kenia

¿Qué le inspiró a convertirse en UN AGENTE DE SALUD ANIMAL CON BASE EN LA COMUNIDAD (ASABC)?

Soy parte de una comunidad de pastoreo y me di cuenta de que nuestros animales estaban sufriendo debido al acceso limitado a servicios veterinarios. El departamento de veterinaria tiene sus oficinas en Marsabit, lo que significa que los propietarios de animales deben viajar hasta allá y pedirle al departamento que envíe personal. Para cuando llega la ayuda, con frecuencia, los animales han muerto.

Pensé que era necesario que los servicios veterinarios se encontraran dentro de la localidad, de modo que cuando un animal se enferme, sea tratado de inmediato. Esto me sirvió de inspiración para capacitarme como ASABC, porque pensaba que la persona que trata a los animales debe encontrarse en el mismo lugar que los animales para asegurar que el tratamiento sea inmediato. Tanto la comunidad como yo estamos muy felices de salvar a los animales.

Como ASABC siento que damos mucho a la comunidad, al tratar a los animales; y al Gobierno, al proporcionarle informes semanales de vigilancia de enfermedades y viajar a las sedes de los distritos por cuenta propia.

¿Cómo es un día promedio para usted?

Mi día por lo general empieza a las 5 a. m. Lo primero que hago es ir a ver mi propio rebaño, reviso su salud y observo el proceso de ordeño. ¡Su leche es mi desayuno!

Antes de las 7 a. m. las personas que tienen animales enfermos vienen a buscarme. Tomo mi bolsa de veterinaria, que contiene pequeñas porciones de todos los medicamentos que comúnmente uso; estos incluyen antibióticos, aerosoles terapéuticos contra garrapatas y pulgas, medicinas para eliminar lombrices y para tratar heridas, y el equipo necesario para realizar una castración. En cuanto llego al lugar realizo un examen físico del animal y hago un diagnóstico antes de prescribir el tratamiento correcto. Las prescripciones se hacen de acuerdo con el peso del animal. El peso del animal se calcula haciendo una medición alrededor del pecho y la dosis de medicamento se prescribe según el peso.

Si nadie viene a buscarme ese día, me llevo mi bolsa y voy a mi kiosco de medicamentos. Allí vendo los tratamientos básicos y medicamentos para la salud de los animales. Esto significa que las personas de la zona pueden venir a comprar los medicamentos localmente y me llaman según requieran de mis servicios.

¿Cuáles son los problemas o enfermedades comunes que enfrenta su comunidad con respecto al ganado

Las enfermedades comunes que tratamos son:

  • Lombrices
  • Garrapatas
  • Heridas
  • Infecciones oculares
  • “Kipei” – una infección del pecho
  • Neumonía.

También vemos enfermedades sobre las que informamos al departamento de veterinaria para que ellos también puedan tomar acción:

  • Peste des Petits Ruminants (PPR) [una enfermedad viral altamente contagiosa e infecciosa de los rumiantes pequeños domésticos y salvajes].
  • Duelas (platelmintos). 

Desafíos


Los tres principales desafíos que enfrento en mi labor son los siguientes:

  • Las personas no siempre pagan cuando trato a sus animales. Las personas no siempre tienen efectivo disponible y si su animal muere, con frecuencia no están dispuestas a pagar.
  • A veces me llaman de sitios lejanos para tratar animales. Camino largas distancias, a veces a través de bosques. El tratamiento que se proporciona podría costar tan poco como un centavo de dólar estadounidense. El tiempo y las distancias recorridas no siempre brindan ganancias.
  • Creo que los ASABC deberían ser legalmente reconocidos y mejor apoyados por el Gobierno. A veces hay enfermedades como el mulok (un tipo de duela del hígado) sobre las cuales necesitamos que el Ministerio de Ganadería investigue y tome acción. 

Nuestro agradecimiento a Mbaraka Fazal, que trabaja para Tearfund en Kenia, por realizar esta entrevista. Kubo fue capacitado por Food for the Hungry [Comida para el Hambriento]. Para obtener más información sobre la labor de esta organización, visite el enlace www.fh.org