Donde la iglesia es la ambulancia

En algunas partes de Nepal las creencias culturales y religiosas pueden a veces significar que las madres no reciban la atención médica ni el apoyo que necesitan. Con frecuencia estas creencias significan que las mujeres que están menstruando o dando a luz se consideran impuras. La gente no quiere tocarlas ¡y ni siquiera verlas! 

Si una mujer con dolores de parto es considerada impura, ¿quién la transportará a un centro de salud?

Un grupo de iglesia en el Distrito de Dailekh, Nepal, ha iniciado un servicio simple de ambulancia para llegar a comunidades remotas en las montañas. Algunos Comités de desarrollo de aldeas se encuentran muy lejos del hospital del distrito. Incluso si hay un camino, aún podría tomar cuatro horas para llevar al paciente de la aldea al camino donde un vehículo pueda llevarlo al centro de salud o al hospital del distrito. 

El servicio de ambulancia tiene en estos momentos buena publicidad en las comunidades. La comunidad sabe que se debe comunicar con el grupo de iglesia por teléfono móvil cuando alguien necesita ayuda para llegar a un centro de salud. En la actualidad hay, por lo general, de uno a tres casos al mes. La mayoría de los casos son accidentes –por ejemplo, una persona que se ha caído de un árbol mientras cortaba leña– pero otros son mujeres que han empezado los dolores de parto. 

Cuando iniciaron el servicio los miembros del grupo cargaban a las personas en una canasta en la espalda del “porteador”, pero ahora la iglesia ha comprado una camilla para llevar a las mujeres, pues es mejor. El grupo compartió esta idea con otras iglesias y como resultado en otro distrito una segunda iglesia inició su propio servicio de ambulancia. 

Uno de los temores es que se culpen a los grupos de iglesia si las cosas no salen bien con el paciente, o que ocurra un accidente mientras el paciente está siendo transportado. Sin embargo, hasta el momento, esto no ha ocurrido y cuando los pacientes se recuperan a veces visitan la iglesia para agradecer al grupo por lo que ha hecho. 

Como parte de la labor que realiza con las iglesias locales del asociado de Tearfund, Sagoal, se han movilizado a los “Grupos centrales” de la iglesia para trabajar con las comunidades usando el enfoque de movilización de la iglesia y la comunidad. Si las mujeres resaltan que una de las necesidades es algún asunto relacionado con la salud materna, los Grupos centrales de la iglesia trabajan con los trabajadores de la salud y la comunidad para desafiar los puntos de vista tradicionales, aumentar el sentido de valor de la mujer y reducir el estigma.

Buddhiman Shakya, Coordinador Senior de Sagoal, fue entrevistado por Steve Collins.