Análisis práctico de conflictos

Cuando los conflictos se tornan violentos, por lo general, hay tres maneras en que las organizaciones que trabajan en la zona de conflicto pueden responder:

  • Trabajar en torno al conflicto  Nosotros dejamos de trabajar en zonas que han pasado cierto umbral de violencia.
  • Trabajar en medio del conflicto  Continuamos ofreciendo servicios en zonas violentas de una manera “sensible al conflicto”, pero no intentamos dar respuesta al conflicto directamente.
  • Abordar el conflicto  Trabajamos en la reconciliación, la construcción de la paz y en dar respuesta a las causas subyacentes de la violencia.

Trabajar en medio del conflicto es casi tan desafiante como abordar el conflicto –porque ambos requieren que empecemos con un análisis detallado del conflicto. Ya sea que queramos construir activamente la paz o simplemente continuar trabajando dentro de un ambiente violento sin hacer daño, es necesario que empecemos por comprender el conflicto.

Sin un buen análisis del conflicto no podemos responder a las preguntas fundamentales de un enfoque sensible al conflicto: “¿De qué manera nuestro trabajo afectará el conflicto?” y “¿De qué manera el conflicto afectará nuestro trabajo?”. Y si respondemos estas preguntas incorrectamente nuestros proyectos fácilmente pueden hacer daño, aumentando la vulnerabilidad de las personas al conflicto y poniéndonos en riesgo a nosotros mismos y a nuestro personal.

Dos herramientas comunes para el análisis de conflictos son las siguientes:

Para obtener más información, refiérase al libro del RTC titulado Trabajando con el conflicto: habilidades y estrategias para la acción y a la guía Tearfund Good Practice Guide on Conflict Sensitivity [Guía de Tearfund sobre Buenas Prácticas con respecto a la Sensibilidad ante el Conflicto], disponible en inglés. 

El Triángulo de conflicto

En un conflicto el comportamiento violento que observamos tiene sus raíces en las actitudes de las personas y en el contexto político-económico. El Triángulo de conflicto es un marco simple para explorar el impacto y las causas de los conflictos. Se deberá completar un triángulo para cada uno de los principales grupos involucrados en el conflicto.

Si usted está trabajando en medio de un conflicto, puede utilizar el triángulo para responder preguntas tales como:

  • ¿De qué manera se verá afectado nuestro trabajo por los comportamientos que hemos identificado? ¿Afectará nuestro trabajo alguno de los factores contextuales que impulsan el conflicto?
  • ¿De qué manera percibirá cada grupo a nuestro personal y a nuestro trabajo considerando las actitudes que hemos identificado?

Si usted está trabajando en abordar el conflicto, también puede utilizar el triángulo para responder las siguientes preguntas:

  • ¿De qué manera puede nuestro trabajo restaurar las relaciones al abordar las actitudes negativas?
  • ¿De qué manera puede nuestro trabajo mejorar los factores contextuales que están impulsando el conflicto?

 

El Triángulo de conflicto


Comportamiento

Ejemplos

  • disturbios
  • bombardeos
  • encarcelamiento masivo
  • denegación de los derechos humanos

Actitud

Ejemplos

  • temor a perder poder
  • resentimientos sobre agravios históricos
  • estereotipos negativos
  • odio étnico o religioso

Contexto

Ejemplos

  • propiedad injusta de tierras
  • falta de empleos/oportunidades
  • escasez de recursos naturales
  • representación política desigual

Raíz y rama

A veces el conflicto violento es poco profundo o aparente –las raíces de la violencia no son profundas, posiblemente se basan en un malentendido.

En otros contextos puede que exista poco comportamiento violento, pero hay problemas profundamente arraigados en las actitudes de las personas y en el contexto. Éste es un conflicto latente, en el que es vital dar respuesta a las raíces del conflicto antes de que conduzcan a una violencia real.

El tipo de conflicto más difícil es el conflicto persistente en el que la violencia es tanto visible como profundamente arraigada.