Estudio bíblico: Ayuno y festejo

por Alice Keen 

Dios quiere que todos en el mundo tengan lo suficiente para comer y que puedan elegir ayunar o festejar como parte de su adoración a Él. 

Ayunar es elegir no comer ni beber durante un periodo de tiempo específico. No es lo mismo que tener hambre por falta de alimentos, pues se elige libremente. En toda la Biblia el pueblo de Dios practica el ayuno para buscar su rostro y volverse más dependiente de Él. 

Leamos Mateo 6:16-18

  • Los hipócritas, ¿a quiénes están tratando de impresionar haciendo ayuno?
  • De acuerdo con el pasaje, ¿cuál es la actitud correcta ante el ayuno?
  • ¿Ha visto usted los beneficios de ayunar? Comparta sus experiencias con el grupo. 

Leamos Isaías 58:1-12
  • En este pasaje ¿qué está mal en cuanto al modo en que los israelitas están ayunando?
  • ¿Qué dice Dios que implica el “verdadero ayuno”?
  • ¿Qué cree usted que significa “ayudar a los hambrientos”? (versículo 10)  

El festejo es celebrar con comida. Es un momento en el que disfrutamos con otras personas la abundancia con la que Dios nos ha provisto. Hay muchos ejemplos de festejos en la Biblia, desde el festejo de Abraham para celebrar el destete de Isaac hasta la cena de boda del Cordero cuando Jesús regrese. 

Leamos Lucas 15:11-31 – La parábola del hijo perdido

  • ¿Cómo celebra el padre el regreso de su hijo? (versículos 22-24)
  • ¿Cómo responde el hermano mayor a la invitación de unirse al festejo?
  • Piense en un momento en el que se ha sentido enojado o celoso por el éxito de otra persona. ¿Qué le demuestra a usted el pasaje acerca de celebrar las bendiciones de Dios en las vidas de los demás? 

Leamos Isaías 25:6-9 

En este pasaje el profeta Isaías está esperando con ansias el tiempo en que el pueblo de Dios de todas las naciones celebrará con Él un festejo.

  • ¿Quién está preparando el festejo y para quién?
  • ¿Qué está celebrando el festejo?
  • ¿Qué puede celebrar usted hoy en día en su familia, comunidad o país? Dé gracias a Dios por estas cosas.