Objetivos y resultados esperados

Esta guía tiene el propósito de ayudar a las comunidades a considerar la posibilidad de mejorar su estilo de vida con el fin de reducir las enfermedades e infecciones. Promover un saneamiento efectivo y a bajo costo, fomentar la buena higiene y mejorar el acceso a suministros de agua limpia ayudan a las personas a vivir vidas más saludables. Los niños pequeños y los bebés están especialmente en riesgo de contraer infecciones y enfermedades debido a un mal saneamiento, a las malas prácticas de higiene y a agua sucia. En la actualidad más de 1.7 millones de niños menores de cinco años mueren cada año a causa de la diarrea (Organización Mundial de la Salud). Muchas de estas muertes pueden prevenirse si se practica la buena higiene.

Esta guía ayuda a la gente a reflexionar sobre aquellos retos particulares de sus propias vidas que le dificultan el acceso a un saneamiento efectivo y a suministros de agua potable. En la guía se comparten ideas a bajo costo que se pueden usar en la mayoría de las situaciones, incluyendo en campamentos para refugiados. La guía anima a la gente a discutir y pensar sobre las creencias y tradiciones que pueden influenciar la higiene personal, doméstica y comunitaria.

En muchas situaciones, a la gente se le instruye sobre la buena higiene, en lugar de tener la oportunidad de tomar sus propias decisiones en cuanto a saneamiento, higiene y suministros de agua. Esta guía los anima a ser responsables de sus propias vidas, basándose en una buena comprensión de la higiene y en cómo se propagan las enfermedades. La guía los ayuda a tomar decisiones sabias en cuanto a acceso a saneamiento, a la buena higiene y a suministros de agua potable que pueden tener un impacto importante sobre la salud y vida de sus familias.

Cada tema en esta guía de la serie PILARES está diseñado para fomentar las discusiones en grupos pequeños de un modo relajado y abierto. La guía tiene el objetivo de fortalecer la comprensión de la gente sobre las principales realidades de la buena higiene. La guía anima a la gente a responder a las necesidades de su propia comunidad y toma una perspectiva cristiana. Antes de utilizar la guía, sería provechoso ponerse de acuerdo sobre las palabras apropiadas a utilizarse para aquellos términos que a menudo a la gente le parecen vergonzosos, como excrementos, letrinas y orina. 

Objetivos 

  • Aumentar el nivel de conciencia de los líderes religiosos y comunitarios sobre la necesidad de estimular una actitud positiva hacia las buenas prácticas de higiene y saneamiento.
  • Ayudar a las personas a comprender de qué manera la mala higiene y un saneamiento inadecuado contribuyen a la aparición de enfermedades y a la mala salud.
  • Facilitar cambios en las actitudes y prácticas hacia una buena higiene y saneamiento.
  • Poner en tela de juicio aquellas prácticas inútiles que llevan a la propagación de enfermedades infecciosas a causa de alimentos o suministros de agua que han sido ensuciados con excrementos.
  • Animar a las comunidades a hacerse responsable del establecimiento y manejo de los suministros de agua y de los servicios de saneamiento.

Resultados esperados

  • Mayor conciencia entre los líderes locales sobre su habilidad de motivar cambios en su comunidad y sobre el valor de organizar a la gente local en tomar acción.
  • Mayor conciencia entre la gente local sobre cómo las enfermedades relacionadas con el agua, en especial la diarrea, afectan la salud y se propagan por medio de la mala higiene.
  • Una reducción de la tasa de infección y muerte en niños menores de cinco años a causa de enfermedades diarreicas.
  • Suministros de agua bien administrados y el mantenimiento continuo de las bombas de agua.
  • Un cambio positivo en las actitudes y prácticas en cuanto al uso y mantenimiento de las letrinas.
  • Mayor comprensión entre la gente local sobre la importancia de lavarse las manos y mayor motivación de poner esto en práctica.
  • Mejoría en la promoción de la higiene.
  • Las organizaciones locales que promueven el uso de letrinas, la salud pública y el agua potable mejoran su trabajo en conjunto de un modo más efectivo a todo nivel.