El impacto de hacer incidencia

Este compendio de estudios de caso muestra cómo las vidas de muchas personas que están viviendo en la pobreza han sido transformadas como resultado de la labor de Tearfund en los temas de política y realización de campañas:

Desde la cancelación de deudas en Uganda, que dio como resultado una mejoría en los servicios de salud, hasta vidas salvadas en Liberia debido a promesas gubernamentales de agua y saneamiento, hemos seleccionado ejemplos que resaltan la difusión geográfica y sectorial del trabajo mundial de Tearfund en incidencia durante los últimos 15 años. 

Tearfund ha estado atrayendo la atención pública a los temas de injusticia que yacen detrás de la pobreza desde los años 60. A inicios de los años 90 Tearfund y Youth for Christ [Juventud para Cristo] lanzaron la primera de sus campañas. Estaba enfocada en el medio ambiente y el objetivo era la histórica Cumbre para la Tierra de la ONU de 1992, celebrada en Río de Janeiro, Brasil. En el contexto de cada vez más acciones de incidencia de alto nivel por parte de nuestros asociados en los países en desarrollo y de un impulso creciente dentro de la organización, Tearfund empezó a montar campañas efectivas caracterizadas por su naturaleza cristiana. El año 1997 marcó un punto decisivo en el creciente compromiso de Tearfund con hacer incidencia, al instar a los donantes a apoyar la campaña del Jubileo de 2000.

Hacer incidencia para desafiar las causas subyacentes de la pobreza puede producir resultados dramáticos que no serían alcanzables únicamente con programas de desarrollo o humanitarios. Por ejemplo, en el 2005 el Secretario de Estado para el Desarrollo Internacional, Hilary Benn, citó como referencia a Tearfund y Water Aid como quienes habían convencido al Gobierno de la necesidad de duplicar el presupuesto del Reino Unido de ayuda para el agua. En el 2006, una vez más duplicaron ese presupuesto, a aproximadamente £200 millones por año –un impacto mucho más grande que el que Tearfund pudo lograr en sus programas directos. 

Si bien puede ser fácil ver el impacto de la incidencia en este nivel, con frecuencia puede resultar más difícil ver qué diferencia ha logrado la incidencia global a nivel comunitario. ¿Qué ocurre una vez que se han hecho las promesas internacionales, que se han bajado los carteles de las campañas y que todos se han marchado a sus casas?

Estos estudios de caso nos ayudan a comprender "¿qué pasó después?", ofreciendo ejemplos de algunas de las verdaderas diferencias que se hicieron realidad a través de la incidencia global complementada con esfuerzos locales. El cambio toma tiempo y los efectos de la incidencia raras veces, y a veces nunca, se sienten de inmediato a nivel de base. A modo de ejemplo, mientras que un cambio de política relacionada con el agua y el saneamiento ocurrió en el 2002, hemos demostrado cómo impactó a una comunidad en el 2011. La incidencia abarca una gama de tácticas – desde montar grandes campañas publicitarias hasta fortalecer las capacidades de los asociados para ejercer influencia a nivel internacional– y esta diversidad se ha reflejado en estos estudios.