De: Espíritu emprendedor – Paso a Paso 103

Consejos prácticos sobre cómo tener un negocio exitoso

Roy Soto 

Nuestra comunidad es rural y está ubicada en las faldas del Volcán Poas en Costa Rica. El terremoto del 2009 devastó la región. Antes del terremoto teníamos doce mil empleados en la zona; hoy en día, tenemos menos de mil.

Para la iglesia esta situación se presenta como una gran oportunidad para servir desde dos participaciones. En primer lugar, crear un banco de trabajo, donde quienes necesitaban empleados podían enviar sus expectativas y los interesados contactarse. Gracias a este esfuerzo, centenas de personas consiguieron trabajo. En segundo lugar, proveer trabajo en nuestra propiedad. Decidimos sembrar la tierra y ahora contamos con 32 mil plantas de fresa, lechuga y cilantro. También hemos iniciado un servicio de catering, una tienda, una cafetería y un servicio de alquiler de equipo para fiestas y demás actividades (sillas, mesas, etc.). Proveemos empleo a 35 personas.

Algunas razones por las que hacemos negocios como iglesia 

Primero, porque la economía es un área que debe ser redimida por los valores del Reino de Dios. Esto significa salarios justos, condiciones laborales justas, producciones de calidad acorde con medidas sanitarias, servicios con excelencia y precios al consumidor justos.

En segundo lugar, porque consideramos que como iglesia debemos lograr la autosostenibilidad. Contamos con varios proyectos comunitarios y no podríamos esperar la generosidad económica total de nuestra membresía para poder sostener, por ejemplo, el Centro Diurno de Adultos Mayores y el Centro de Capacitación y Atención para la mujer sobreviviente de la violencia doméstica.

Tercero, porque no creemos en absoluto en el uso de prácticas para manipular a la gente para que den y de coaccionar las emociones o realidades de la gente presentando el «dar» como una «transacción» milagrosa, usando para esto la tergiversación de la Biblia. Creemos que toda nuestra economía está rendida a Dios y que los agradecidos damos con generosidad.

Todo eso nos genera las razones por las que no dejaremos de hacer negocios ni de enseñar a nuestra gente que debe ser sal y luz en su comunidad.

Roy Soto, pastor de la Comunidad Cristiana Shalom de Costa Rica, se capacitó con el programa Inspired Individuals (Individuos Inspirados) de Tearfund. 

Sitio web: www.shalomcr.org 
Correo electrónico : soto.roy@gmail.com

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora