De: Violencia sexual y de genero – Paso a Paso 106

Ideas para poner fin a la violencia sexual y de género y brindar apoyo integral a las sobrevivientes

Ilustración: Petra Röhr-Rouendaal, Where there is no artist [Donde no hay artistas] (segunda edición)

Ilustración: Petra Röhr-Rouendaal, Where there is no artist [Donde no hay artistas] (segunda edición)

La violencia sexual no es algo que solo ocurre en la sociedad actual: ha sucedido a lo largo de toda la historia. El relato sobre Tamar muestra una cadena de acontecimientos que conducen a un acto devastador: la violación de Tamar. Este estudio bíblico puede utilizarse como una herramienta para que las iglesias y las comunidades se involucren en el tema de la violencia sexual y, así, romper el silencio que generalmente rodea este tema.

Leer 2 Samuel 13:1-22 

La historia de Tamar es una descripción clara de un acto planificado de violencia sexual que tiene lugar en la casa de David. El agresor, Amnón, lleno de lujuria hacia su media hermana, Tamar, admite su pasión por ella y recibe el consejo de inventar una historia que le permita tener un acceso más fácil a ella. 

La consecuente violencia sexual tiene un grave efecto sobre Tamar: se rasga el vestido y se cubre con cenizas como símbolo de duelo por haber sido violada. Esta historia es un recordatorio de que la violencia sexual es un abuso de los derechos humanos. Juntos, en colaboración con todos los sobrevivientes de violencia sexual, debemos manifestarnos en contra de este flagelo y mantenernos firmes. Debemos unirnos en oración y en acciones concretas para procurar la justicia y la restauración de las relaciones rotas.

Debate

En pequeños grupos, compartan qué les parece de qué se trata este pasaje. Luego respondan las siguientes preguntas todos juntos:

¿qué podemos aprender de este pasaje?

Amnón abusó de su poder y su autoridad para conseguir lo que quería, a pesar del daño que le causó a Tamar. 

El silencio de todos aquellos involucrados en esta historia es vergonzoso. En nuestra sociedad, los cristianos no deberían quedarse en silencio si saben que está ocurriendo un abuso, sea cual fuere el costo personal que pudieran sufrir. 

El papel que Tamar cumplía en el hogar la hacía vulnerable: no podía negarse a servir o cocinar para este hombre. Los jóvenes, especialmente las jovencitas, son muy vulnerables a la violencia sexual. Debemos asegurarnos de que, desde una edad temprana, reciban educación acerca de los riesgos que corren, además de brindarles una protección efectiva en nuestras propias familias y comunidades. 

La violencia sexual puede ocurrir en cualquier lugar, incluso en hogares cristianos y en iglesias (David era un hombre de Dios y, sin embargo, en su propio hogar ocurrió un acto de violencia sexual). Es importante generar una mayor conciencia de que los sobrevivientes NO tienen la culpa de haber sufrido violencia.

Motivos de oración 

Orar por la sanidad del dolor y el sufrimiento (físico, mental y emocional) causado por la violencia sexual. 

Orar por protección para las jóvenes que, como Tamar, son vulnerables a la violencia sexual. 

Orar por mujeres y hombres piadosos y compasivos que se manifiesten en contra de la violencia sexual y procuren proteger a los más vulnerables.  


Adaptado de Hand in hand: Bible studies to transform our response to sexual violence [Hombro a hombro: estudios bíblicos para transformar nuestra respuesta a la violencia sexual].

Hand in hand: Bible studies to transform our response to sexual violence [Hombro a hombro: estudios bíblicos para transformar nuestra respuesta a la violencia sexual].

Serie de doce estudios bíblicos sobre violencia sexual, disponible en francés, inglés y portugués. Comuníquese con nosotros si desea pedir una copia impresa a GBP 6 o descargue una copia gratuita en el siguiente enlace: www.tearfund.org/sexualviolence


Problema espinoso

Pregunta: Yo dirijo un curso de capacitación sobre cómo acabar con la violencia contra las mujeres, pero algunos de los participantes reaccionan de forma negativa. ¿Qué puedo hacer? 

Respuesta: Cuando a la gente se le pide que cambie su mentalidad sobre la violencia y la desigualdad entre hombres y mujeres, es posible que se resista al cambio. Entre las maneras de resistirse, se incluyen negar o minimizar el problema, justificar el comportamiento o la actitud, culpar a la víctima, cambiar de tema o permanecer en silencio.  

Si bien puede ser difícil enfrentar estas reacciones, también tienen su lado positivo porque brindan la oportunidad para el crecimiento y el aprendizaje. A continuación, sugerimos algunas maneras para responder a estas reacciones:  

Es muy poco probable que la persona que opone resistencia en el grupo cambie abiertamente de opinión. Pero el facilitador habrá ofrecido un punto de vista diferente con el solo hecho de confrontarlo.

Envíenos sus problemas espinosos a la dirección que se indica más abajo.


Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora