Pasar al consentimiento de las cookies
El estigma causa mucha vergüenza y soledad. Richard Hanson/Tearfund

De: Estigma – Paso a Paso 86

Cómo combatir el estigma a través del diálogo y las relaciones

¿Qué sabemos realmente?

 Leamos Lucas 8:42a-48.

Como seres humanos, a menudo sabemos menos sobre los demás que lo que pensamos. Tomemos en cuenta la historia de la mujer con hemorragia. ¿Qué saben las siguientes personas sobre la situación descrita y qué no saben?


La multitud no tiene idea de lo que está sucediendo. Si hubiera sabido que había entre ellos una mujer con hemorragia hubiera salido corriendo, para apartarse de alguien que era considerada ritualmente impura. Los líderes religiosos enseñaban esto como ley (Levítico 15:25-27, 31). Al ser judíos en los tiempos de Jesús, la multitud hubiera percibido a la mujer como una persona marginada a quien debía evitar. Su sangrado hubiera sido visto como una demostración en su propio cuerpo de su tendencia al pecado y de su alejamiento de Dios. “¿Quién me ha tocado?” pregunta Jesús. Hasta el conocimiento de Jesús es incompleto. A pesar de que sabe que ha salido poder de él, está consciente de no saber a quién ha beneficiado. La única persona que realmente sabe lo que está ocurriendo es la mujer. Sólo ella conoce su situación y necesidad, y que ha extendido su mano en fe hacia Jesús en busca de sanación.

Jesús no sólo la sana físicamente, sino que la restaura emocional, espiritual y socialmente al señalarla ante la multitud y anunciar que ella ha sido sanada.

A menudo puede que supongamos comprender una situación cuando en realidad tenemos muy poca información sobre la misma. Tome en consideración estas preguntas:


Leamos Salmos 139.


Cuando consideramos nuestras propias vidas, nuestros pensamientos y sentimientos, nuestras esperanzas, temores, secretos y deficiencias, es asombroso saber que Dios nos ama a pesar de todo lo que somos. Sin embargo, así es; tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Si Dios tiene esos sentimientos hacia usted, y hacia todo lo que usted es, ¿podría sentir lo mismo por todos los demás también?

El Rev. Dr. Michael Beasley es el Director de Misión en la Diócesis de Oxford. Ha trabajado extensamente en respuestas al VIH en el sector educativo en África, Asia y el Caribe.

Contenido con etiquetas similares

Comparta este recurso

Si este recurso le ha parecido útil, compártalo con otras personas para que ellas también puedan beneficiarse

Suscríbase ahora para recibir la revista Paso a Paso

Una revista en formato digital e impreso para las personas que trabajan en el desarrollo comunitario. La revista cubre una amplia gama de temas y se publica tres veces al año.

Suscríbase ahora

Preferencias de cookies

Su privacidad y tranquilidad son importantes para nosotros. Asumimos el compromiso de proteger la seguridad de sus datos. Solo recopilamos sus datos para fines específicos y una vez que ese fin se ha alcanzado, ya no seguiremos almacenando sus datos.

Para más información, incluyendo una lista completa de las cookies que utilizamos, vea nuestra Política de Privacidad.

  • Estas cookies son necesarias para el funcionamiento del sitio web y no pueden desactivarse en nuestros sistemas.

  • Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestro sitio. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima.

  • Permiten una experiencia más personalizada. Por ejemplo, pueden recordar la región en la que está, además de su configuración de accesibilidad.

  • Estas cookies nos ayudan a personalizar nuestra publicidad en respuesta a sus preferencias y nos permiten medir la efectividad de nuestras campañas.