Conejos

Los productores de animales menores, a pequeña escala, en casi todos los países del mundo, crían conejos. Bajo un buen manejo los conejos son productivos, se reproducen con rapidez y dan buena carne y piel. Son animales útiles para agricultores independientes, para grupos de comunidad y para escuelas.

Se consiguen muchos libros que son de gran ayuda para quien está interesado en la crianza de conejos. Este artículo trata sobre los temas que generalmente causan más problemas a los productores a pequeña escala.

Reproducción

Para que la reproducción sea un éxito, tenga en cuenta los siguientes puntos:

  • Aprenda a diferenciar al macho de la hembra entre las 8 y 10 semanas de vida del conejo. Lo normal es separarlos a esta edad y mantenerlos en jaulas separadas.
  • No deje que se reproduzcan hasta que estén bien desarrollados - alrededor de los 8 meses. Escoja únicamente los conejos grandes y saludables, preferiblemente los que formaron parte de una camada numerosa. Sólo se necesita un conejo macho adulto por cada diez hembras. Para evitar que la crianza sea de la misma descendencia cambie de macho reproductor cada año.
  • Los machos se pelearán si se ponen juntos.
  • Cuando la hembra esté lista para el acoplamiento, métala en la jaula con el macho por la mañana temprano o por la noche. Si la hembra está lista. se acoplarán inmediatamente. Sáquela después del acoplamiento porque se pelearán si se dejan juntos. Después de tres semanas ponga a la hembra preñada en una jaula separada donde habrá también una caja-nido. Ella parirá un mes después del acoplamiento. Déjela tranquila por varios días. Si necesita tocar a los conejos recién nacidos, frote sus manos en la piel de la coneja madre antes de cogerlos. La coneja los rechazará si ellos quedan impregnados con el olor de sus manos.
  • La mejor edad para quitarle los conejitos a la coneja madre oscila entre las 8 y 10 semanas. Deje que pase por lo menos un mes antes de reacoplarla de nuevo.

 

El trato (la manipulación)

El trato brusco le causa tensión y afecta los nervios del animal; esto reducirá su producción y lo dejará más susceptible a las infecciones y enfermedades que ocasionan pérdidas de conejitos - antes o después de nacer. Un error muy común es el de alzar a los conejos por las orejas. Esto es muy doloroso para ellos y les puede lastimar la columna vertebral. Para alzarlos, cójalos con una mano, por la piel que tienen detrás de las orejas ‘por el pescuezo’ y con la otra, sujételos por la parte posterior de las patas.