Vencer la violencia con amor

Paso a Paso 109 - Jóvenes

Paso a Paso 109 celebra la energía y la creatividad de los jóvenes y explica cómo proporcionarles el apoyo que necesitan para prosperar.

Vencer la violencia con amor

«Es fácil adorar a Dios dentro de las cuatro paredes de una iglesia. Pero, como cristianos, estamos llamados a cumplir una tarea mucho más importante que esta», dice el pastor Arnold en Honduras.

«Nuestra iglesia se encuentra en la ciudad de San Pedro Sula, donde cada día mueren tres, cuatro o cinco jóvenes. Estamos perdiendo una generación de jóvenes frente a la violencia y las pandillas que nos rodean», agrega. 

Debido a varios años de régimen militar, corrupción, desigualdad y delitos violentos, Honduras es ahora uno de los países más peligrosos del mundo. Existe un alto nivel de desempleo y dos de cada tres hondureños viven en la pobreza. Muchos jóvenes deciden abandonar el país para buscar trabajo.  

Hay cada vez más barrios donde las pandillas y los traficantes de drogas reinan en las calles. Utilizan la violencia y las amenazas para intimidar y controlar a la población.

Transforma Joven

El programa Transforma Joven ofrece a los jóvenes líderes de las iglesias las herramientas teológicas y prácticas para que «observen el derecho y practiquen la justicia» (Isaías 56:1). Después de la capacitación, los jóvenes inspiran a sus iglesias a trabajar con las comunidades que las rodean para lograr cambios positivos.

Erick, de 23 años, dice: «En mi comunidad, hay muchas pandillas y problemas de drogas, alcohol y violencia. También hay muchos niños y niñas que sufren abandono. En 2016, comencé a asistir a conferencias y eventos organizados por Transforma Joven y, por primera vez, tuve la oportunidad de hablar sobre los problemas que veía en mi comunidad. Pude hablar sobre estos asuntos desde la perspectiva de la Biblia y del amor de Dios. Fue una experiencia realmente increíble y emocionante».

Erick ayuda a los niños, las niñas y los adolescentes de su comunidad a optar por la paz y no por la violencia. Foto: Transforma Joven
Erick ayuda a los niños, las niñas y los adolescentes de su comunidad a optar por la paz y no por la violencia. Foto: Transforma Joven

Juguemos por la Paz 

Erick continúa: «Con un amigo, decidimos crear un proyecto comunitario de deportes llamado Juguemos por la Paz. Realizamos reuniones de planificación en la comunidad y después nos dirigimos a las iglesias locales. Nos sorprendió el hecho de que cuando les presentamos el proyecto a las iglesias, sus líderes se negaron a apoyarnos. Dijeron que ya tenían suficientes programas sin mayor explicación. 

Decidimos seguir adelante de todas maneras con nuestro proyecto y creamos un club deportivo que funcionaba los viernes por la noche para niños, niñas y adolescentes. Además de jugar fútbol y básquetbol, infundimos confianza en los jóvenes y les hablamos sobre las cosas que son importantes para ellos. 

El número de participantes aumentó poco a poco. Les ofrecíamos un lugar seguro donde podían hacer ejercicio, divertirse y establecer relaciones sanas. Los jóvenes se dieron cuenta de que el proyecto era algo diferente. Les hablábamos sobre el amor de Dios y, a medida que se abrían con nosotros y entre ellos, comenzamos a ver grandes cambios en sus vidas. 

Al ver el enorme beneficio de lo que hacíamos, las iglesias locales comenzaron a involucrarse. Ahora están dispuestas a ofrecer espacios para que los jóvenes se reúnan a jugar, aprender y hablar». 

El pastor Arnold afirma: «La iglesia va donde nadie más —ni la policía ni el Gobierno— quiere ir. Pero queremos acompañar a las personas que están atrapadas por la violencia y el odio. Queremos mostrar el amor de Dios a los niños, las niñas y los adolescentes que no tienen ningún otro tipo de amor en sus vidas».


Los programas de Transforma Joven fueron iniciados en 2010 por la Fundación Kairos en Argentina y Paz y Esperanza en Perú. En 2013, la Unión Bíblica Honduras, con el apoyo financiero de Tearfund, implementó el programa en América Central y comenzó a capacitar a los jóvenes líderes en Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Honduras. En Honduras, más de 300 jóvenes líderes han recibido capacitación.

María Andrade y Santiago Benítez
María Andrade es gerente de alianzas estratégicas y teología de Tearfund para América Latina y el Caribe. Correo electrónico: maria.andrade@tearfund.org. Santiago Benítez es facilitador de transformación de la iglesia y de la comunidad de Tearfund para América Central. Correo electrónico: santiago.benitez@tearfund.org