Prepararse para dar a luz - Una elección para las mujeres

Una voluntaria de salud comunitaria (a la izquierda) en Mugu, el distrito más pobre y más remoto de Nepal. Kaj Jensen/UMN
Una voluntaria de salud comunitaria (a la izquierda) en Mugu, el distrito más pobre y más remoto de Nepal. Kaj Jensen/UMN

Objetivo 5 Mejorar la salud materna

por la Dra. Maureen Dar Iang.

En algunos países del mundo, las mujeres pueden elegir cómo y dónde les gustaría dar a luz. Hay disponibles diferentes clases de cuidado. A menudo, las mujeres pueden optar por dar a luz en un hospital o en casa.

Sin embargo, la situación es muy diferente en otros países donde las mujeres tienen más probabilidades de morir durante el parto y las opciones son limitadas. La estrategia más eficaz para salvar las vidas de las madres y de los bebés es que cada mujer tenga:

  • un plan de parto bien preparado
  • acceso a servicios de atención obstétrica de emergencia en caso de complicaciones.

Los principales factores responsables de la muerte materna son las tres ‘demoras’:

  • demora en la decisión de buscar atención médica
  • demora en llegar a la atención médica
  • demora en recibir atención en el centro de salud.

Estas demoras se deben a muchos factores, incluyendo:

  • falta de dinero
  • servicios de atención médica inaccesibles y de mala calidad
  • la comunidad y la familia tienen conocimientos no apropiados sobre asuntos maternales y de recién nacidos
  • la baja condición social de las mujeres.

Muchas mujeres dan a luz en casa ayudadas por miembros de la familia o por parteras(os) tradicionales. Las/los parteras(os) tradicionales no han recibido una capacitación formal y en el pasado muchos programas se han enfocado en mejorar sus habilidades. Estos programas pueden ser muy eficaces. Sin embargo, los expertos de todo el mundo ahora opinan que los/las parteros(as) calificados(as) son mejores para prevenir las muertes maternas que las/los parteras(os) tradicionales. Un partero calificado es un profesional de la salud colegiado; como una comadrona, un(a) doctor(a) o enfermero(a), que ha sido educado(a) y capacitado(a) para dominar las habilidades necesarias para manejar:

  • embarazos normales y sin complicaciones
  • un parto
  • el periodo posparto inmediato.

Los/las parteros(as) calificados(as) también saben cómo identificar las complicaciones en las mujeres y en los recién nacidos. Luego pueden sopesar si pueden cuidar ellos(as) mismos(as) de la mujer o si necesitan buscar ayuda de otra persona. Esto significa que la proporción de partos supervisados por personal calificado se ha convertido en uno de los indicadores para el logro del Objetivo de Desarrollo del Milenio. Sin embargo, el personal calificado todavía está lejos del alcance de muchas mujeres.

Un plan de parto bien preparado incluye una preparación previa con un propósito específico y la toma de decisiones por parte de la mujer embarazada y de su familia. El plan debe ayudarles a prepararse para un parto normal y para estar listos para manejar efectivamente las posibles complicaciones. Idealmente, debe incluir:

  • cuidado rutinario durante el embarazo
  • asistir a cuidado de salud prenatal por lo menos cuatro veces durante el embarazo
  • identificar a un(a) partero(a) calificado(a)
    y hacer un plan para contactarlo(a) durante la labor de parto
  • ahorrar dinero para cubrir los costos de viajes y de dar a luz con un(a) partero(a) calificado(a)
  • reconocer los signos de complicaciones
  • estar conscientes de los recursos en la comunidad
  • un plan de emergencias que incluya transporte en caso de una emergencia, comunicación e identificar donantes de sangre.

En Nepal, el plan nacional de maternidad segura promueve la preparación para el parto. Las mujeres voluntarias de salud comunitaria – mujeres de la aldea que están dispuestas a ofrecer su tiempo para ayudar a mejorar la salud de su comunidad – son muy importantes para el éxito del plan. Ellas visitan a las mujeres embarazadas y a las mujeres que han dado a luz recientemente y les ofrecen educación en salud, orientación y consejos individualizados necesarios para los cuidados durante el embarazo, el parto y después del parto. Ellas también animan y ofrecen apoyo a las mujeres y a sus familias al prepararse para el parto. Esto les permite a las mujeres escoger dónde dar a luz. También crea una oportunidad de integrar varias intervenciones de cuidado de la salud para salvar vidas con base en la comunidad para las madres y los niños recién nacidos. Éstas incluyen la prevención de la hemorragia después de un parto y la prevención de la infección del cordón umbilical. Este enfoque ha sido probado en diferentes zonas y ha tenido éxito. Ahora es utilizado en todo el país.

La preparación para el parto de una mujer embarazada y de su familia no tendría éxito sin el apoyo de varios grupos de personas con un interés en la maternidad segura, entre ellas, los formuladores de políticas, los proveedores de servicios y las comunidades. Tenemos que coordinar nuestros esfuerzos para mejorar los siguientes factores para reducir las tres demoras y salvar las vidas de las mujeres embarazadas y las de sus bebés.

Los factores que afectan la mortalidad materna

  • el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género, pues la situación de una mujer en una familia y una sociedad está directamente relacionada con su capacidad para tomar decisiones sobre su propio cuidado de la salud (véase el Objetivo 3)
  • la disponibilidad y accesibilidad a una atención obstétrica de buena calidad en la cual los proveedores de servicios sean competentes y comprendan las necesidades de una mujer y las de su familia
  • la disponibilidad de medios de comunicación
  • opciones de transporte local, incluyendo redes de carreteras y puentes, ambulancias y ambulancias bicicleta / triciclo
  • la conciencia de las mujeres y de sus familias sobre asuntos de la salud materna y del recién nacido y su capacidad para reconocer los signos de complicaciones
  • el apoyo de la comunidad para las mujeres y sus familias en tiempos de emergencia.

Salvar las vidas de las mujeres de complicaciones relacionadas con el embarazo requiere el compromiso de todos los niveles de la sociedad, desde los formuladores de políticas hasta la comunidad misma. Animar a cada mujer embarazada y a su familia a tener un plan bien preparado que le ayude a ella a tener un parto exitoso y un bebé saludable debe ser un compromiso para todos nosotros que trabajamos con y para la comunidad. 

La Dra. Maureen Dar Iang es la Líder del Equipo de la Salud para United Mission to Nepal.

United Mission to Nepal
PO Box 126
Kathmandu
Nepal

E-mail: umn@umn.org.np



Partos asistidos por parteros(as) calificados(as)


5.8% en Etiopía (2005)
22.8% en Nepal (2006)
46.6% en la India (2005–06)
99% en Jordania (2007)



Preguntas para el debate

  • ¿Cómo se preparan las mujeres para el parto en nuestra comunidad?
  • ¿Dónde se encuentran los parteros calificados más cercanos?
  • ¿Cómo podemos disminuir los riesgos para las mujeres y los recién nacidos en nuestra comunidad?